Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 MARTES 2 8 2005 ABC Sociedad La NASA opta por arreglar sobre la marcha los desperfectos detectados en la panza del Discovery La decisión de reparar la nave en el espacio no tiene precedentes en la historia de los shuttle b Para salvar el perfil aerodinámico de la nave, los astronautas aprovecharán el paseo espacial del miércoles para eliminar dos cintas que se han salido de su sitio PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. La misión más escudriñada en toda la historia del programa de trasbordadores de la NASA parece toparse cada día con nuevas preocupaciones y retos adicionales. El último problema es un par de cintas de material de relleno que cuelgan de la panza del Discovery con el riesgo de alterar el muy calculado perfil aerodinámico de la nave. Esta pareja de cintas- -de un material similar a la felpa, pero con fibras de cerámica, que permite la expansión y contracción del cuerpo del trasbordador sometido en su trayectoria a temperaturas extremas- -sobresalen entre uno y tres centímetros en una zona especialmente delicada para la nave: la compuerta del tren de aterrizaje delantero. Tras un maratón de deliberaciones técnicas, los responsables de la misión han decidido a última hora del lunes ordenar una reparación sobre la marcha. Un trabajo sin precedentes en los 24 años de la historia de los shuttle que correrá a cargo del astronauta Steve Robinson, aprovechando su tercer paseo espacial previsto para mañana miércoles. Los planes para eliminar este riesgo contemplan que Robinson se encarame a la grúa- robot de la Estación Espacial Internacional (ISS) con el objetivo de poder llegar hasta la zona de estos observados daños en la panza del trasbordador. Una vez en posición, el astronauta tendrá que arrancar o recortar las observadas cintas de relleno que se encuentran fuera de lugar. La decisión de acometer reparaciones en la estructura exterior del Discovery mientras se encuentra en órbita terrestre no tiene precedente alguno en el centenar largo de vuelos realizados por los shuttle Una odisea espacial donde siempre se ha intentado limitar en lo posible improvisaciones sobre la marcha y crear complicaciones innecesarias. Como dice la ilustrativa frase atribuida al veterano astronauta John Young, en el trasbordador no hay nada que no se pueda estropear mucho más al intentar arreglarse El temor prevalente entre los ingenieros de la NASA era que estas protuberancias multiplicasen el ya de por sí ingente calor que el Discovery deberá enfrentar durante su reentrada en la atmósfera terrestre prevista para el próximo 8 de agosto. Gracias a su diseño, durante la maniobra de retorno a Steve Robinson, ayer, trabaja en la bodega de carga del Discovery REUTERS Cuatro salidas para una misión Con la de ayer, ya son dos las salidas extravehiculares (EVA) realizadas por miembros de la tripulación del transbordador espacial Discovery Con toda probabilidad, mañana se llevará a cabo una tercera salida y la NASA no descarta que sea necesario realizar una cuarta. Durante la EVA del pasado sábado, la primera, los astronautas comprobaron in situ el alcance de los daños en el casco de la nave. Ayer, sin embargo, su actividad estuvo dedicada a realizar reparaciones necesarias en la Estación Espacial. Durante las dos siguientes salidas, los tripulantes podrían tener que realizar reparaciones de urgencia en el Discovery según han apuntado desde el control de la misión en Houston. velocidades supersónicas el trasbordador es capaz de comprimir el aire en su trayectoria para crear una especie de barrera natural que reduce su exposición de a infernales temperaturas. Pero para beneficiarse de este proceso resulta crítico que la superficie de la nave no tenga irregularidades. Dentro del debate entablado entre los especialistas de la NASA, no han faltado quienes opinasen que estas protuberancias eran un problema menor, que no compromete la protección térmica del Discovery De hecho, en la historia de estos vuelos se han registrado al menos una decena de incidentes similares sin consecuencia alguna. Co- Robinson y Noguchi, preparados para empezar su paseo espacial EPA ¿Y cómo se están portando los niños? La tripulación del Discovery sigue encontrando tiempo para realizar declaraciones a medios de comunicación de Estados Unidos. En una de esas entrevistas, la comandante Eileen Collins- -madre de dos niños pequeños, Bridget de nueve años y Luke de cuatro- -ha explicado que con ayuda del correo electrónico se mantiene en contacto con su hogar. Según la coronel, me dicen que los niños se están portando bien y estoy deseando volver a verlos. Les extraño mucho. El colegio empezará unas semanas después de que haya terminado este vuelo, y espero volver a incorporarme a la rutina maternal otra vez En una nota de optimismo sobre el funcionamiento del Discovery la comandante Collins ha destacado que salvo las excepciones detectadas, el resto de los 2,5 millones de piezas que componen esta nave están funcionando perfectamente