Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional MARTES 2 8 2005 ABC Vanessa es una de las últimas víctimas de violencia doméstica, después de que su ex marido la rociara el pasado sábado con gasolina. Su madre, que no se separa de ella en el hospital desde hace dos días, asegura que lo tenía todo preparado Me dijo que iba a un psiquiatra para librarse de la cárcel cuando nos matara TEXTO: ISABEL G. ESLAVA FOTO: EFE MADRID. Sabía perfectamente lo que iba a hacer, sólo esperó el momento en que estuviera sola Así definen los familiares de la joven quemada el pasado sábado en Puertollano (Ciudad Real) la actitud de su ex marido, quien, después de violar una orden de alejamiento, la roció con gasolina. Vanessa R. G. de 25 años, y Horacio B. O. de 28, se casaron hace seis años y eran un matrimonio, como tantos otros, aparentemente normal, con dos hijos de cuatro y tres años. Pero tras nacer el pequeño de los niños, Vanessa empezó a sufrir malos tratos. Así lo relata la madre de la víctima, Josefa García, quien la animó hace dos meses a dejar a su marido y a denunciarle, después de conocer una verdad que su hija había intentado ocultar hasta entonces. Finalmente lo hizo, cogió a sus dos hijos y se trasladó a casa de su madre, pero su pesadilla no cesó. Él seguía amenazándolas, tanto a ella como a su madre. Incluso Vanessa se vio obligada a abandonar dos veces su puesto de trabajo por el acoso al que la sometía su marido. Al mismo tiempo, Horacio comenzó a visitar- -según cuenta Josefa- -a un psiquiatra, lo que provocó el retraso de la sentencia de separación que tuvo hace pocos días Para la madre de la víctima era una estrategia: Me llegó a decir que estaba visitando psiquiatras y psicólogos para que cuando nos matara a mí y a mi hija lo mandaran a un psiquiátrico y se librara de la cárcel. Lo tenía todo preparado Una de las últimas imágenes de la víctima, el agresor y los dos hijos de ambos, cedida por la familia de Vanessa ella, siempre abrazando a todo el mundo Josefa, que lleva más de dos días sin dormir pendiente de la evolución de su hija y rota por el dolor, saca fuerzas de flaqueza para atender a los medios: Lo que deseo es que nadie más sufra lo que mi hija, que haya presión para que él y los que ponen la mano encima a una mujer vayan a la cárcel El deseo de Josefa empezó a cumplirse ayer cuando la jueza de Puertollano que lleva el caso decretó la prisión incondicional y sin fianza para Horacio, después de prestar declaración durante dos horas y media. Por la tarde, fue trasladado a la cárcel de Herrera de la Mancha, en Manzanares. Además, la Junta de Castilla- La Mancha se personará en el pleito para que caiga todo el peso de la ley sobre el delincuente según informó ayer el consejero de Relaciones Institucionales, Emiliano García- Paje. Vamos a esperar deseando que haya una mejoría, y si se produce, entraríamos en contacto con la mujer para ver el procedimiento a seguir Traslado a Madrid El pasado sábado cumplió su amenaza. Josefa lamenta que las órdenes de alejamiento no sirvan para nada y que la Justicia sea tan lenta. El miedo llegó a ser tal, que Vanessa ya había pensado trasladarse esta misma semana con sus hijos y su madre a Madrid, donde vive la familia de ésta. Pero no tuvieron tiempo, y la joven se encuentra muy grave en la Unidad de Quemados del Hospital de Getafe, el mejor de España en esta materia. Hoy será intervenida quirúrgicamente de las quemaduras, aunque la principal dificultad son los problemas respiratorios que sufre como consecuencia de la inhalación de humo. Los médicos le han dicho a Josefa que su hija aún permanecerá sedada unos dos meses más y tendrá que someterse a diversas operaciones durante un año o año y medio. Los muchos familiares que la acompañan en los pasillos del hospital de Getafe aseguran que, pese a la gravedad que presenta la muchacha, sólo les queda mantener la esperanza en su recuperación. Desean verla de nuevo con sus hijos cariñosa, risueña, feliz, como es Rumí admite que todavía quedan 120.000 inmigrantes irregulares tras el proceso extraordinario ABC MADRID. La secretaria de Estado de Inmigración y Emigración, Consuelo Rumí, reconoció ayer que el proceso de regularización de inmigrantes ha dejado fuera a 120.000 extranjeros. Rumí ofreció esta cifra durante el curso de verano de la Complutense Inmigración. Fronteras para la integración tras recordar que ya se han producido 360.000 altas en la Seguridad Social como consecuencia del proceso extraordinario abierto durante tres meses. Rumí explicó que a estos irregulares ahora sólo les queda la vía de la contratación en origen en sus países- -para lo que tendrían que regresar a sus lugares de procedencia- -o el arraigo social recogido en el reglamento de Extranjería. Según la secretaria de Estado, la integración es uno de los objetivos prioritarios del Gobierno para el próximo curso político, y anunció que el próximo otoño se pondrá en marcha el plan estratégico de integración por el que se ayudará a las empresas que demandan trabajadores inmigrantes cualificados a realizar este proceso en tiempo y forma adecuada Entre las medidas previstas, Rumí anunció que en septiembre se pondrá en marcha el Observatorio contra el Racismo y la Xenofobia presente en el programa electoral del PSOE, que constituirá un servicio público depositario de informaciones y comunicaciones En referencia al presupuesto dedicado por el Gobierno a esta materia, Rumí declaró que en 2005 se han destinado unos 120 millones de euros, a los que hay que añadir los 7,5 millones del Gobierno del PP en su último año de mandato y que según Rumí se han repartido sin tener en cuenta el color político