Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 LUNES 1 8 2005 ABC Cultura y espectáculos JOSÉ MANUEL CABALLERO BONALD Poeta, novelista, premio Gabarrón de las Letras 2005 Se me fue la edad de perder el equilibrio En esta entrevista, Caballero Bonald analiza cualquier tema candente que se le plantee. Así, sobre la posición de la Iglesia con respecto a las bodas entre homosexuales cree que hay que plantear la cuestión religiosa en sus justos términos: la libertad religiosa en su casa y mi libertad en la mía, y punto Reivindica el poder terapéutico de la poesía frente a un mundo asediado de violencias y tribulaciones, guerras inicuas y menosprecios a los derechos humanos Y está convencido de que respetando los derechos fundamentales de la Humanidad se resolverían todos los desmanes y falacias -Por su libertad interior y la decencia de su mensaje, por su carga ética, extensa e intensa obra se le ha concedido el premio Gabarrón de las Letras, que hace dos años obtuvo Francisco Ayala. ¿Qué ha aprendido usted de Ayala? -Ayala es un ejemplo en muchas cosas. Me conmueve recordarlo y le agradezco mucho que sea mi amigo. Quedan muy pocas personas de tal calibre. ¿Cómo ve España desde el magisterio moral que se le reconoce? -Eso del magisterio moral debe ser un error de cálculo. El único magisterio que me reconozco es el de ser consecuente conmigo mismo. Y la verdad es que escrutar a España en medio de estos fuegos del verano no es nada estimulante, no hay nada menos indicado para ver las cosas con una mínima objetividad que pensar en esas once vidas perdidas y en esas miles y miles de hectáreas que se han quemado o están quemándose. A partir de ahí, todo está bastante turbio. ¿Esa turbiedad es fruto de la crispación, de los malos hábitos? -Sí, yo creo que abundan los malos hábitos entre nosotros, la mala educación, el gregarismo, la tendencia a criminalizarlo todo, las crispaciones políticas... Pero también sabemos sobreponernos en un momento dado a todo eso. De pronto, hay reacciones generales muy oportunas, muy sabias. ¿España camina a lo invertebrado, a su desgaje? -No, no creo en nada de eso. Lo que pasa es que hay ciertos políticos que abominan del diálogo. Y la única manera de alcanzar una paz estable es hablando. Si no se habla con el enemigo, ¿con quién se va a hablar para intentar arreglar las cosas? Eso de que no se puede hablar con los asesinos, con los asesinos de hace dos años, es de una simpleza, de una obstinación de parvulario. El hecho de que se puede evitar un solo atentado hablando con quien sea, basta para justificar que se haga. -Una juez de Denia ha interpuesto el primer recurso contra la ley de Regresa a la poesía tras una década de silencio con Manual de infractores (Seix Barral) libro de plena madurez con carácter testamentario. El poeta porfía con la cruda realidad TEXTO: ANTONIO ASTORGA FOTO: GONZALO CRUZ matrimonios gays y anuncia una cuestión de inconstitucionalidad. -La legalización de los matrimonios entre homosexuales me parece un avance histórico en el terreno de las libertades. Ir en contra de esa ley, apelar a la desobediencia civil, no sólo atenta contra esas libertades privadas, sino que suena demasiado a un conservadurismo de ingrata memoria. -Rajoy se ofrece para mejorar las relaciones con EE. UU. y critica a Zapatero por buscar excusas al terror El PSOE responde y dice que ve a Rajoy en estado de trance ¿España invertebrada? -La crispación política está llegando a límites insostenibles. Debe ser cosa del calor. Por lo pronto, el triunvirato dirigente del PP parece emular las actitudes malhumoradas de Aznar. También hay por ahí otros malhumorados, otros encabronados de izquierda más bien impresentables. -En Cataluña, Esquerra Republicana quiere la autodeterminación y su cabeza, Carod, define a Zapatero como el primer presidente español no nacionalista ¿A dónde caminamos entre esos nacionalismos excluyentes e intolerantes? -Bueno, el señor Carod- Rovira se ha convertido en un comodín para tratar de culpabilizarlo de todo lo que ocurre por ahí, empezando por las reclamaciones abusivas, aparte de que ese señor tan zafio no es santo de mi devoción. Tampoco creo para nada en los nacionalismos, aunque no por eso se me ocurriría perderles el respeto. Los nacionalismos son todos retrógrados, unos más, otros menos. A lo mejor es que ese complicado asunto de la globalización fomenta el fervor nacionalista. -El PP anuncia que se echará a la calle ¿De quién es la calle hoy? -Por lo pronto, ya no es del señor Fraga Iribarne. ¿Qué intolerancia observa hoy que puede ser más perjudical para el ser humano? -La intolerancia frente a las libertades. Ahí, en esa intolerancia, están incluidas la injusticia, la insolidaridad, el fanatismo, el dogmatismo... ¿Las ideologías han muerto como sistemas de ideas falsos? -Me gustaría pensar lo contrario, pero las ideologías se han ido diluyendo en el pragmatismo. A lo mejor, como tal ideología, sólo queda la que llaman en el despacho oval ideología malvada En general, los sistemas de ideas políticas no pasan hoy de responder a gestiones puramente administrativas. ¿Quién trata de imponer formas totalitarias deshumanizadoras? -No sé, es un juicio muy general. Habría que desenmascarar a los falsos ídolos, a los héroes de pacotilla, a los pobres diablos que andan por ahí en su pedestal. Ya se sabe, por otra parte, que el escritor siempre debe oponerse al poder, ejercer de crítico del poder, de todo poder, venga de donde venga. -El fundamentalismo vuelve a asesinar colocando bombas en los trenes subterráneos y en los autobuses de Londres. 11- S, 11- M, 7- J... Siglas malditas de malditos días de la infamia. ¿A dónde nos conduce tanta intolerancia, tanta barbarie y tanto odio por lo más preciado: la vida? -Eso puede conducir al infierno, claro. Habrá que luchar contra eso de la mejor manera posible, es decir, ahondando en las causas de tanta barbarie, de tanta sinrazón. Porque, además, ¿quién contabiliza las guerras espeluz- El poeta jerezano, en su estudio madrileño