Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid LUNES 1 8 2005 ABC LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es MADRID AL DÍA ACACIAS LUIS PRADOS DE LA PLAZA Un ecorrobo en Leganés Leo todos los días el periódico, y en esta sección veo que se protesta de las situaciones poco agradables que vivimos; hace poco aparecía una queja sobre la falta de vergüenza del Ayuntamiento de Leganés, con el manido tema de la ecotasa (mejor dicho ecorrobo Tanto mi hijo, en su vivienda, como yo hemos sido víctimas en estos días del ecoimpuesto en nuestras cuentas corrientes, porque lo llaman embargo pero es un robo. Eso sí, todos nuestros dirigentes están preparando sus vacaciones a lo grande, con mucha policía para custodiarles, grandes mansiones puestas a punto, y sin atascos de ninguna clase. Fenómeno pero los ciudadanos de a pie tenemos derecho a vivir, no sólo a trabajar, y pagar impuestos como locos. M Victoria López Grande Los artesanos estamos viendo cómo se crean las condiciones apropiadas para atraer turismo y vender los productos artesanos y naturales que tenemos, sobre todo a un público internacional. Es una buena manera de sacar provecho a la naturaleza, invitando a personajes de la película: un acierto. Esperamos (y confiamos) que la economía mejore en la zona. Juan Sosa Dias El Metro a Gandía Dice la Dirección General de Tráfico que, para irnos de vacaciones o de puente, deberíamos utilizar el transporte público. No sé dónde quieren ir a parar. Hay pueblos donde el transporte público ni siquiera llega, y si lo hace es un autobús al día. Normalmente, coges el coche para ir a la playa (el metro a Gandía no lo conozco) Todo el mundo piensa que lo normal es llevar la silla del niño, la sombrilla y demás aparejos en el coche particular (los jefazos claro está, van de maravilla con chófer, sin atascos) Milagros Martínez ANGEL DE ANTONIO San Cayetano Ya están aquí las fiestas más típicas de la ciudad, justo cuando todos los madrileños se van por vacaciones: vamos a tener que celebrarlas en la playa. En el Rastro ya esperamos a San Cayetano, a que traiga trabajo, que falta hace. Juan R. Frías geniales ideas como la de aprovechar los paisajes naturales para implantar un turismo temático basado en la obra de El señor de los Anillos como lo ha llamado el alcalde de Buitrago y otros quince alcaldes de la sierra. Turismo en Madrid Es de agradecer el gran esfuerzo que se está llevando a cabo en la Sierra Norte con DIMES Y DIRETES VEMOS CON OJOS HEREDADOS D tá Cercedilla, es siempre el misecía Luis Rosales que enmo, ya lo mire desde lejos o destre mirar y ver hay mude cerca, pero lo cierto es que chos siglos de distancia, cambia constantemente... Los que mirar es un fenómeno real cambios de cada día, la luz, el y ver es un patrimonio cultuclima, las estaciones, y, sobre toral. Me doy cuenta de que hoy do, mi estado de ánimo... veo la sierra de un modo muy ANTONIO Un día de verano, al atardediferente a como lo hacía cuanSÁNEZ DE MIERA cer, no pude dejar de observar, do era más joven. Llevo mudesde el monte de Abantos, cómo camchos años viéndola, con miradas disbiaban de color las Machotas. Qué estatraídas, sentimentales, críticas, arroba viendo exactamente, no lo sé, pero badas; como todos, tengo mi forma parsentía que había una curiosa mezcla ticular de ver y de sentir las cosas, pede sentimiento personal y placer culturo también sé que esas miradas mías ral en esa mirada fija, absorta y al misestán cruzadas de una historia de simo tiempo, reflexiva. En esos momenglos. to, sin estar conscientemente en mi Mis hijos no verán la Sierra como yo mente, tenía muy presente que más la veo, pero seguirán teniendo, cada abajo estaba el Monasterio de El Escouno a su manera, una manera particurial. La historia está en nuestra miralar de acercarse a ella, un aire de famida, inevitablemente, y Guadarrama lia en la forma de verla y de quererla. evoca acontecimientos importantes Cada uno tendrá en su mente determinados lugares y momentos concretos que les traerán recuerdos, o que les provocarán sensaciones especiales. Algunos lugares y paisajes serranos han sido motivos culturales, han sido leídos y escritos por poetas y pintores, y, en algunos casos, han quedado registrados en la memoria colectiva. Pero los paisajes no permanecen inmutables, siguen diciéndonos cosas a quienes los vimos con atención. El fondo de los Siete Picos, bajo los cuales es- del pasado: vemos con ojos heredados, quien no sabe que ha heredado sus ojos decía Rosales, es ciego El paisaje, objeto compartido por las ciencias y las artes, nos recuerda la profesora Sanz, es un concepto rico y complejo es la naturaleza sin excluir de ella la presencia del hombre y las transformaciones que éste ha provocado; mientras camino por sus senderos, por sus collados, por sus valles, siento que yo soy también paisaje del Guadarrama, que estoy dentro, que formo parte de una especie de cuadro que alguien está observando. No tengo la mirada del científico, del geógrafo, del historiador, o del artista, pero estoy dispuesto a aprender a ver lo que ellos saben ver: los pueblos, los animales, los cercados, las nubes, los picos. Vemos con ojos heredados, tenemos que saberlo, para no quedarnos con la mirada vacía, sin saber exactamente lo que estamos mirando. Cuadernodelguadarrama hotmail. com Presidente Amigos del Guadarrama l episodio de los dos mil y pico árboles de la ribera del Manzanares que cayeron en acto de servicio, en pleno patio del verano, le salpicó una nueva partida de sacrificio que pasará a la historia como la batalla de las acacias. La reyerta todavía colea como una leyenda de juegos florales al aire libre en la que participaron policías y vecinos, los cuales se repartieron estopa en la mitad de un paisaje de grúas, motosierras y desacatos: palabras, insultos, gritos, palos, heridos, denuncias y otros flecos del increíble suceso acaecido no en el terreno del honor, precisamente, sino en el terreno descuajeringado que se extiende por los Madriles. Terrible espectáculo de espíritu dialogante, en el que la policía municipal ha tenido ocasión de demostrar la obediencia debida, después del largo pulso de rebeldía que no será preciso recordar... Este es el mismo colectivo de uniforme que no hace demasiado tiempo se enzarzó en una pelea con la policía nacional (darse de leches, o sea) vergonzoso protagonismo entre los que se precien de la aturdida calle Mayor... Sobre las corruptelas en el arte de las horas extras- y sus consecuencias- ni una palabra: todavía nos deben los mandos una explicación. No es una anécdota que los concejales de la oposición Sabanés, Iglesias y Santín estuvieran presentes frente al Manzanares, mientras los titulares que gobiernan la Seguridad, las Obras y el Medio Ambiente de Madrid (el triple salto del caos, Calvo, Martínez y González) siguieran los acontecimientos desde la larga distancia, bien que todavía no figure instalada por la zona de marras ni una videocámara vigilante de las que están en camino. El ejército de la autoridad se impuso en la tala por el contundente marcador de muchas acacias a cero, como se sabe. Diagnosticaron estos árboles de enfermos hasta que se demostró su buena salud... después del tratamiento terminal Aplicada la especie de eutanasia de sierra y tente tieso, la savia desangrada vino a confirmar que los árboles viven o sufren de pie, hasta el punto de que no doblan las rodillas más que después de descuartizados en rodajas. A la flor rosada de las acacias le han cortado la vida en flor: ¡madre mí que pená la flor de la ví y sin poderlo ganá! Nos queda la promesa de catorce árboles por cada acacia abatida durante los altercados callejeros. La duda consiste en saber si van a tener tiempo para cumplir lo anunciado o pasará como siempre. A