Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 1 8 2005 Internacional CRISIS POLÍTICA Y CORRUPCIÓN EN BRASIL 27 mienzan a aparecer. El 42 por ciento admite ahora que Lula da Silva puede ser destituido. El líder del ejecutivo brasileño ya se enfrenta a protestas por donde pasa y ha sido llamado ladrón por los manifestantes. En opinión de Abramo, el impacto de las denuncias en las encuestas puede demorarse por lo menos dos meses. En los últimos días la sucesión de noticias ha ido agravando el caso. El ex tesorero del PT, Delúbio Soares, confirmó por primera vez que creó una caja negra de 16,6 millones de dólares (que con intereses alcanza los 38 millones en divisas de EE. UU. recaudados por un amigo, el publicista Marcos Valério, que consiguió el dinero ofreciéndole ventajas públicas a los bancos. Las declaraciones de Soares son consideradas una estrategia de defensa del partido y del gobierno. Es una estrategia suicida consideró Abramo. Es un cinismo publicitario asociado a la frialdad de los abogados describió. Esta semana, el otrora secretario general del PT, Silvio Pereira, admitió que recibió un todoterreno Land Rover Defender de regalo y apareció una primera lista negra con 38 personas que retiraron dinero de cuentas de Valerio. Son secretarias, asesores, políticos del PT y de otros partidos. Hasta el ex presidente de la Cámara, João Paulo Cunha, del PT, aparece en la lista. Las retiradas de fondos bancarios confirman las primeras denuncias de Jefferson acerca de un sistema de remuneración de políticos a través de recursos gestionados por Valerio. Los protagonistas del escándalo Roberto Jefferson Ex aliado del gobierno por quien Lula decía poner su mano en el fuego, este diputado derechista desencadenó el 6 de junio las denuncias de corrupción contra el PT y líderes del ejecutivo. Pidió públicamente las renuncias de Dirceu y Genoino para preservar la imagen del presidente. Jefferson fue involucrado en un escándalo en la Estatal de Correos y se sintió abandonado por Lula y el PT. José Dirceu Jefe de gabinete y otrora brazo derecho de Lula, el ex guerrillero fue ideólogo y ejecutor de la política de alianzas que llevó al PT al poder. Fue la primera baja del gobierno y no resistió las denuncias de Jefferson en su contra. Dirceu estaba debilitado desde febrero de 2003 cuando su asesor, Waldomiro Diniz, fue acusado de soborno. Su salida inició la reforma ministerial. José Genoino Presidente del PT y militante histórico del Partido de los Trabajadores, fue forzado a renunciar a su cargo bajo el acoso de las denuncias de Roberto Jefferson, y después de que José Adalberto Viera da Silva, asesor político de su hermano, José Nobre Guimaraes, fuera arrestado en el aeropuerto con 85.000 y 100.000 dólares en su maleta de mano y ropa interior respectivamente. Marcos Valerio Publicista acusado de ser el gestor de la trama de pagos mensuales a parlamentarios dirigida por el ex tesorero del PT, Delubio Soares. Valerio admitió, el 15 de julio, la financiación de 16,6 millones en fondos para el PT. Sus empresas, SMP B y DNA, han ganado 58,3 millones de dólares en contratos con empresas públicas desde que Lula asumió el poder. das ya por una Comisión Parlamentaria de Investigación, la misma que en 1992 forzó la salida de Collor de Mello. Para Claudio Abramo, la principal diferencia está en que en 1992 el ban- Delúbio Soares Tesorero del PT, asumió toda la responsabilidad absolviendo a sus colegas de partido y al presidente de conocer la existencia de una caja negra para pagar campañas electorales. Su posición es estratégica para preservar la imagen del PT y Lula. Se le compara con el ex tesorero de campaña que provocó el proceso de destitución del ex presidente Collor en 1992. do de Collor podía delimitarse y hoy eso es imposible. Otra diferencia fundamental es que Brasil es actualmente mucho más sólido que durante el gobierno de Collor de Mello, cuando el Silvio Pereira Ex secretario general del PT, fue el primero que pidió autorización al comité ejecutivo del PT para defenderse de las acusaciones de ser cómplice de Delúbio. Renunció a la militancia del PT, el 22 de julio, tras comprobarse que recibió de regalo un todoterreno valorado en casi 35.000 dólares: un soborno de la empresa GDK que ganó una licitación millonaria de Petrobrás. país daba sus primeros pasos de retorno a la democracia. Las instituciones hoy son menos vulnerables para soportar la crisis a corto plazo, ya en el largo plazo es imprevisible concluyó. El recuerdo de Collor de Mello Las comparaciones de este escándalo con el que provocó la denuncia del ex presidente Fernando Collor de Mello son inevitables. Sólo para citar algunos paralelos: la corrupción estuvo también dirigida por un tesorero de campaña y Delúbio Soares sería la nueva versión de Farias en el caso Collor. Las denuncias están siendo investiga-