Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 1 8 2005 Nacional 19 La Generalitat estudia hacer el túnel a cielo abierto El túnel de la Línea 5 del Metro en el Carmelo, cuyo derrumbe obligó a desalojar a 1.300 vecinos de este barrio barcelonés, podría construirse a cielo abierto junto a las cocheras de Sant Genís, en el barrio de la Vall d Hebron. El Gobierno de la Generalitat se plantea ahora colocar la cola de maniobras en una zona deportiva, cercana al velódromo de Horta, mientras que el túnel que se hundió en el Carmelo podría convertirse en una vía para estacionar maquinaria de mantenimiento del suburbano. No obstante, el consejero de Obras Públicas, Joaquim Nadal, matizó esta semana que el nuevo proyecto no estará listo hasta finales de septiembre y que, por tanto, la decisión de su futuro emplazamiento todavía se está estudiando. El consejero señaló que las obras de prolongación de la Línea 5 del Metro de Barcelona no se reanudarán hasta el mes de abril, un año y cuatro meses después del derrumbre del túnel en el Carmelo. Seis meses después de este lamentable suceso, según explicó Nadal, el Gobierno de la Generalitat no deja de atender cada día a quienes todavía están viviendo fuera de sus casas Obreros trabajando en la ampliación del Metro en la zona cero de los hundimientos de Barcelona como personas en la crisis del Carmelo. Me han hecho daño, me han quitado la esperanza y la ilusión de vivir asegura la mujer que una vez cada quince días baja a Barcelona para acudir a la consulta del psiquiatra que le trata la depresión causada por Los vecinos somos los únicos que hemos pagado el error de las constructoras y de la Generalitat dice Juan los efectos del socavón. Juan Antonio Sánchez, un empleado de banca de 26 años, y su madre Mari Paz Braña, de 51, tampoco han regresado a su hogar porque están reforzando los pilares del edificio número 37 de la calle Sigüenza. En el interior del piso aún no han hecho nada y todavía tiene grietas como puños donde se puede ver la habitación del vecino explica el joven. El hijo y la madre también decidieron abandonar el día 19 de abril el hotel porque no aguantábamos más y nos fuimos a casa de un familiar a esperar que los políticos cumplan sus promesas, pero ya ves que no A Juan y Mari Paz, el Ayuntamiento le ofrece 33 millones de pesetas por su piso de 72 metros cuadrados, pero apunta que si lo vendemos tendremos que hipotecarnos para comprar otro piso igual en Barcelona Nos dijeron que no tendríamos una pérdida patrimonial, pero no es cierto- -afirma el empleado de banca- Nos garantizaron que no íbamos a pagar los platos rotos, pero los vecinos somos los únicos que hemos pagado el error de las constructoras y de la Generalitat Juan explica que él y su madre no quieren volver al Carmelo, pero dice que no está dispuesto a perder dinero. Teme que si van a juicio la indemnización tarde años en llegar y confiensa que aún no ha tomado ninguna decisión sobre el futuro de su patrimonio. Nos han llevado al huerto asegura el joven que se siente engañado, igual que todo el barrio del Carmelo.