Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 1 8 2005 ABC Nacional La Policía revela conexiones de el Tunecino con terroristas libios asentados en China El suicida de Leganés mantuvo contactos con un yihadista residente en Londres b Sumario 11- M. La investigación enviada al juez en junio contiene datos hasta ahora desconocidos sobre las actividades y contactos del jefe espiritual de la célula DOLORES MARTÍNEZ NIEVES COLLI MADRID. Un informe de la Unidad Central de Información Exterior (UCIE) de la Comisaría General de Información de la Policía revela las conexiones vía Londres de Serhane Ben Abdelmajid Fakhet, el Tunecino líder espiritual de la célula del 11- M, con miembros del Grupo Islámico Combatiente Libio (GICL) asentados en China. Esta nueva ramificación del terrorismo islamista, hasta ahora desconocida, ha sido detectada por la Policía en una investigación que se puso en conocimiento del juez Juan del Olmo hace apenas un mes. Se trata por lo tanto de uno de los últimos avances sobre los movimientos de quien fue instigador de la matanza de Madrid. La constatación de la presencia de elementos islamistas vinculados a Osama Bin Laden en China pone una vez más de manifiesto que la extensión de su red terrorista alcanza prácticamente a todo el planeta. El hilo que condujo a los investigadores de la Comisaría General de Información hasta el país asiático fue el jordano Abdallah Mohd Othman, con quien el Tunecino pensaba montar un negocio de muebles. La Policía detectó que Serhane llamó a Londres desde un teléfono registrado a nombre de Othman y mantuvo una conversación con un individuo que tenía acento de los Emiratos Árabes o de algún país del Golfo Pérsico. En la charla, acordaron que el interlocutor residente en la capital británica enviaría a el Tunecino un fax a la empresa de Othman, en Madrid. El documento nunca se recibió. La Policía también interceptó llamadas telefónicas de Serhane a Hong Kong, donde estaba la empresa de muebles con la que pretendía entrar en contacto. Algunas de estas llamadas se realizaron desde la inmobiliaria Arconsa, donde trabajaba El Tunecino y otras desde un locutorio próximo a la sede de esta empresa. Los investigadores consiguieron saber los números de teléfono chinos a los que llamó el instigador del 11- M, en concreto al 0086 13710236554 y al 0086 13556171218. Tras laboriosas gestiones en las que la Policía ha contado con la colaboración de servicios amigos -y así lo hace constar en el informe remitido al Juzgado- el interlocutor de Serhane en Hong Kong era un individuo conocido, entre otros alias, por el de Moha- Piso de Leganés en el que se sucidaron los terroristas del 11- M, entre ellos el Tunecino med Ali jefe de la empresa de muebles que, por cierto, habla con acento de los Emiratos Árabes. tivo. Othman también recibió llamadas desde el segundo móvil chino a su teléfono fijo en Madrid. En la declaración prestada ante la Policía el 8 de julio de 2004, Othman señaló que el Tunecino efectuó una llamada desde su teléfono utilizando una tarjeta prepago de la empresa Super Call a Londres El propio Othman CHEMA BARROSO Mohamed Ali Los números telefónicos chinos corresponden a dos móviles del mismo país de los que es usuario Mohamed Ali cuyo nombre es Abu Abdullah Sadeq y que utiliza también los alias Abd AlHakim al- Khuwailidi Bill- Hajj y Mohamed Bin Ali Mohsen La importancia de este individuo reside en que lidera el Grupo Islámico Combatiente Libio y, precisamente por su pertenencia a este movimiento terrorista, desde abril de 2004 se encuentra en arresto domiciliario en Libia tras haber sido extraditado por el Gobierno chino. Siempre a través de la colaboración de servicios amigos la UCIE supo que desde los dos móviles que Mohamed Ali utilizaba en China se efectuaron llamadas a números españoles. Con uno de ellos se realizaron hasta cuatro llamadas el 3 de enero de 2004 (dos meses antes del 11- M) al móvil 629130072 del que era usuario Othman, el jordano con quien el Tunecino quería montar un negocio de muebles aunque en realidad no consta que una actividad comercial fuera el verdadero obje- El Tunecino trató con un jefe del Grupo Combatiente Libio que fue extraditado a su país por China Dos terroristas libios y el líder espiritual del 11- M fueron hermanados por Mustapha Maimouni, encarcelado en Marruecos por los atentados de Casablanca se puso al aparato para decirle al interlocutor el número de fax de su empresa al que debían mandarle un documento que, sin embargo, nunca llegó. La Policía destaca en su informe la coincidencia de que estas llamadas de el Tunecino a Londres se produjeran justo en las fechas en las que Ziyad Al Hashim, alias Mullah Shakir AlGhaznawi e Imad Al Libi miembro del comité de medios de comunicación del Grupo Islámico Combatiente Libio, residía en esa ciudad. Además, en enero de 2004 este individuo realizó un viaje directo en avión desde China al Reino Unido, país el que desde entonces fijó su residencia. Pero esa no fue la única coincidencia. De hecho, la UCIE ha sabido que cuando el Tunecino y su socio Othman llamaron por teléfono a los dos móviles chinos, en ese país se encontraban juntos Mohamed Ali (el líder del GICL) y Ziyad Al Hashim. El informe también destaca que el Tunecino Mohamed Ali y Ziyad Al Hashim son miembros de la familia de Mustapha Maimouni, detenido en Marruecos por su relación con los atentados de Casablanca en mayo de 2003. Serhane y Ziyad estaban casados con dos hermanas de Maimouni mientras