Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 1 8 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. MÁS COCINA Y MENOS COCINADOS A a llegar un día en que encontrar alguien que sepa guisar y no haya puesto un restaurante será una hazaña que figurará con letras de oro en el Libro Guinness de los Records Porque ya apenas queda alguien que se meta en la cocina de su casa para hacer otra cosa que no sea calentar un precocinado en el microondas. Desde que se inventaron los ultracongelados, se generalizaron LUIS IGNACIO los aditivos PARADA que pretenden dar olor, color y sabor a lo que no lo tiene, se aderezaron los alimentos con conservantes, colorantes, emulgentes, liofilizantes, edulcorantes, aromatizantes, y se presentaron en bandejas de plástico poroso, se consiguió que un pedazo de corcho sepa a chuleta a la barbacoa y un engrudo de picadillo de soja parezca un plato de canelones Rossini. Hoy llamamos cocinar a decorar un dado de fletán congelado con albahaca, pistachos y un garabato hecho con aceto balsámico de Módena. El comisario europeo Franz Fischler denunció hace años que se cometen actos criminales en la crianza animal. El uso de hormonas, especialmente la GSH; tiroestáticos que actúan sobre la glándula tiroides facilitando la acumulación de líquido en los tejidos; beta- agonistas y anabolizantes como el clembuterol; antibióticos como la amoxicilina; analgésicos como el metamidazol; tranquilizantes tal que la benzodiacepina, y harinas cárnicas en la nutrición animal han convertido la alimentación humana en una auténtica actividad de riesgo. Ya son 117 las personas hospitalizadas en España por una intoxicación producida al consumir pollo precocinado, envasado al vacío y contaminado con salmonella. Se ha hecho público el nombre del fabricante y la marca, y se han inmovilizado dos partidas sospechosas. Pero la capacidad de seguimiento de la estructura productiva de los precocinados desborda la capacidad de la Agencia de Seguridad Alimentaria. Así que, como ya no cocinamos, cada día está más lejos aquello que nos recomendaba Hipócrates: Que tus alimentos sean tu medicina V Acuerdo pesquero con Marruecos De nuevo la Unión Europea vuelve a negociar un acuerdo pesquero con Marruecos incluyendo las aguas del Sahara Occidental. El negociador jefe europeo confirmó que se abarcan las aguas de este territorio, no porque la Comisión considere que son marroquíes, sino porque están bajo administración marroquí en base a los acuerdos de Madrid de 1975. No voy a reiterar la doctrina de la ONU, que considera a Marruecos potencia ocupante y la nulidad de los Acuerdos de Madrid. Pero aun en el caso de dar por válidos tales acuerdos, lo fueron entre España, Marruecos y Mauritania, desembocando en 1976 en una división del territorio. Teniendo en cuenta que Mauritania reconoció en 1979 al Frente Polisario y en 1984 a la República Árabe Saharaui Democrática, ¿no sería lógico que si la UE y el Gobierno español quieren reconocer la administración marroquí en base a tales acuerdos sólo debieran reconocer la administración de la RASD en la parte de territorio que correspondió a Mauritania por el Acuerdo de Madrid? Roberto Barral. Milladoiro- Ames (La Coruña) No estuvo a la altura La tremenda desgracia ocurrida en el incendio del Alto Tajo en Guadalajara ha puesto de manifiesto la pobre envergadura política y personal de nuestro presidente del Gobierno, el señor Rodríguez Zapatero. Desde el momento en que se tienen noticias del alcance de la tragedia y las consecuencias del incendio, con la terrible desgracia de 11 muertos, nuestro presidente lo único que hizo fue huir y no dar la cara en el momento que era necesario. Zapatero intenta engañar a la ciudadanía con una visita relámpago, furtiva y clandestina a la zona de la catástrofe, sin anunciarla con el fin de no encontrarse con los afectados, que sabe le iban a recibir con las protestas que merece por no haber sabido estar a la altura de las circunstancias como presidente del Gobierno. Evidentemente, sí estaban allí los fotógrafos de algunos medios, cámaras de televisión y algún alcalde amigo, como el de Ablanque, del PSOE, haciendo el numerito del lloro abrazado a ZP, y Barreda. Era desolador e indignante ver la escena en el periódico y las imágenes de la TV: estaban solos. ¿Dónde está ese talante, ese diálogo que iba a mantener con los ciudadanos para escucharles y gobernar en consecuencia? Promesas vacias y engañosas. La única que ha estado a la altura de las circunstantancias fue la vicepresidenta, que por lo menos apareció por allí y aguantó como pudo el chaparrón ante unas victimas y unos ciudadanos indignados. Mire por dónde, es en estas circunstancias donde se mide el coraje, talante, gallardía y espíritu democrático de un gobernante y usted no ha dado la talla. Ya estamos hartos de sus engaños, de sus palabras vacías, de su engolamiento verborreico y confuso que no transmite nada. En una palabra, no toleramos más su falta absoluta de credibilidad. Carlos Prieto Carles. Barcelona. están totalmente fuera de sus posibilidades. El precio de entrada de algunos museos asciende hasta los 15 euros. Y nosotras que pensábamos que existía una estrecha relación entre estudiante- cultura- educación- ciencia- Universidad... Pues no. Aunque hemos de reconocer que pueden alojarse en austeros albergues con precios razonables, preparar bocadillos en el autoservicio de cualquier parque público y admirar la arquitectura de las calles o el variado paisaje sin tener que comprar ningún visor especial para ello. El carné de estudiante universitario, haciendo honor a la secular tradición, tendría que procurar el acceso gratuito a todos los centros culturales sin excepción, siendo ésta su principal misión, que parece olvidada en esta histórica Europa, cuna de la institución universitaria. Teresa Vidal Bermúdez y Juana Hernández Conesa. Cartagena. Continúa el hambre en Níger Me parece de todo punto inadmisible que, en la época en que vivimos, siga habiendo hambre en el mundo. ¿Cómo es posible que se gaste tanto dinero en hacer campañas en favor del aborto y no se destine dinero para ayudar a los países pobres? ¿Cómo se puede entender que el primer mundo se gaste tanto dinero en animales de compañía y no atienda las necesidades de las poblaciones de los países del tercer mundo? ¿Hasta cuándo se va a pasar la página cuando vemos esas fotos en los periódicos de gente en los huesos sin apenas afectarnos? ¿No es posible un mundo donde las riquezas estén mejor distribuidas? ¿No es posible una tierra donde los poderosos tomen conciencia de las condiciones infrahumanas en las que viven tantos millones de seres humanos? No se trata simplemente de ayudas económicas, siendo esto mucho, se deben establecer políticas económicas de desarrollo sostenible de esos países dotándoles de infraestructuras suficientes para poder vivir con dignidad. Juan Costa Ciscar. Valencia. nes en el mismo saco. Eduardo Cassano. Barcelona. La moda del tuning Desde hace unos años, el tuning (el arte de modificar el coche) que comenzó siendo la locura de unos pocos, se ha implantado hoy entre muchos aficionados. Con el tuning se ha creado un negocio que mueve miles de millones en todo el mundo. En España no son pocos los adeptos que se han subido al tren de esta moda, y gastan auténticas barbaridades en cambiar hasta el color y metal de las llantas del coche; son capaces de gastarse el sueldo medio de un español a lo largo del año, en modificar el aspecto del coche por fuera, y manipular piezas por dentro con el consecuente peligro que supone en la conducción si alguna de ellas se ajusta indebidamente. Me causa indignación que la mayoría de estos aficionados sean jóvenes, y con ello se nos meta a todos los jóve- Estudiantes viajeros Estábamos muy contentas. Nuestros hijos, estudiantes universitarios, como en su día lo fuimos nosotras, a pesar de sus inherentes limitaciones económicas, estaban viajando por Inter- rail. Podrían conocer, saborear y aprender todo lo que secularmente ofrece la culta, atracti- va y romántica Europa: su arte, geografía, idiomas, relaciones humanas... Nada más pasar la primera frontera se enteran de repente que su estatus de estudiante universitario también va a limitar drásticamente todo lo referido a los aspectos culturales de su viaje: su carné de estudiante no es una carta de presentación válida para la satisfacción de su curiosidad científica y cultural. No hay ningún descuento para entrar en los museos y, en general, los precios