Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 31 7 2005 Los Veranos 89 Umberto Tozzi Daniel Barenboim Regresa, después de tres años, con un nuevo álbum, Sólo palabras Tres años después de lanzar el doble álbum The best of Umberto Tozzi el cantante italiano Umberto Tozzi, conocido por éxitos como Gloria regresa con Sólo palabras (Wea Records) el nuevo trabajo que publicará el 30 de agosto y que incluye temas en castellano, como De nuevo ganas tú Las palabras y Aire Tozzi ha vendido más de 20 millones de discos en todo el mundo Dirigirá hoy en Oviedo el Concierto por la Paz- Homenaje a Edward Said La Orquesta West- Eastern Divan interpretará hoy un Concierto por la Paz en homenaje a Edward Said en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo, que se incluye dentro de los actos programados por el XXV aniversario de los premios Príncipe de Asturias. Daniel Barenboim triunfó ayer en un abarrotado Teatro Maestranza de Sevilla dirigiendo a la West- Eastern Divan (en la imagen) Arteta y Villazón triunfan en Múnich con Fausto de Gounod JUAN ANTONIO LLORENTE MÚNICH. Han sido Romeo y Julieta en el escenario dejando constancia en el disco, y podrían haber repetido como Alfredo y Violeta estos días, en que cada cual se dispone a interpretar los respectivos protagonistas de Traviata como debutantes en plaza. Pero será en distintos festivales: la soprano vasca volverá a interpretar a la vulnerable cortesana de Dumas en Verona, y el tenor de moda mexicano será en Salzburgo una vez más el enamorado protagonista que le ha abierto las puertas de los principales teatros del mundo. Aun así, han podido hacer un hueco para reunirse en el festival muniqués en el Fausto recuperado para ellos en abril, cuando Arteta pisaba por vez primera la ópera bávara. El éxito de esta primavera se ha repetido, con un Villazón en estado de gracia y una Arteta que ha ganado grados de intensidad en el rol de Margarita. La cantante vasca, de notorias cualidades actorales, plegándose a las exigencias escénicas impuestas por David Pountney, tiene muchos puntos ganados para dotar del dramatismo preciso a la Margarita seducida y abandonada, dejándose arrastrar por la desesperación por todas las vías. La producción, de 2000, continúa vigente por su tono de denuncia, con el paso del tiempo y la soledad por el alejamien- REMEZCLAS JESÚS LILLO to de la guerra como grandes metáforas, simbolizadas por un gran reloj presidiendo la acción. Este montaje se propone explicar a un público con lenguaje de hoy el argumento de la obra de Goethe sintetizado por Gounod, algo que no convenció a los más respetuosos al texto, que abuchearon estruendosamente a los responsables. Todos los demás se repartieron las ovaciones: el barítono Martín Gantner, por su bien delineado Valentín; el bajo Paata Burchuladze, por el refinado y prepotente cinismo que transmitió al perverso Mefistófeles con los rasgos de Onassis; los coros, por sacar adelante momentos de una grandeur irrepetible; Friedrich Haider, por el refinamiento con que dirigió la partitura a la orquesta del Teatro. Pero por encima de todos la entrega de Ainhoa Arteta, valiente con su voz desde la seducción por las joyas del primer acto al desolador desgarro del último, y, claro está, Rolando Villazón, que ha encontrado en Munich un permeable tejido de incondicionales absolutos. PATTI EN BAYREUTH espués de comisariar la última edición del Meltdown londinense, donde el pasado junio programó una caprichosa y heterodoxa muestra de rock y poesía, Patti Smith acaba de desplazarse al festival de Bayreuth, en el que, durante los próximos días, ejercerá de crítica para la revista alemana Die Zeit Humilde y rendida, afrancesada e inquieta, la madrastra del punk neoyorquino se instala en el santuario de Wagner, compositor cuya obra- -como la de Rossini en Pesaro- -sirve cada año de argumento a un certamen dedicado en exclusiva a reactivar y reinventar su inagotable legado. Dentro de tres semanas, los Rolling Stones comienzan en Boston su enésima gira mundial. Están gastados, pero son los únicos capaces de representar en directo la función operística que comenzarón a escribir hace más de cuatro décadas. Por eso llenan estadios. El rock ya es cosa del siglo pasado, sólo unos metros más allá de Wagner y Bayreuth. Sin embargo, su explotación mediática lo ha ligado a la figura de sus compositores con tanta fuerza que resulta difícil imaginar un futuro y merecido festival anual dedicado a conservar la obra de quienes le pusieron música- -pero también estampas irrecuperables- -al siglo XX. A lo peor fabrican un musical, como los de ABBA y Mecano, en el mercadillo de la nostalgia, pero no habrá un Bayreuth de los Stones para que acuda a reseñarlo, humilde y rendida, la Patti Smith del siglo XXII. D EFE tuzza llena de energía. Y si en el escenario estaba la mejor Lady Macbeth del mundo, también estaba el mejor Macbeth, Juan Pons, porque ésta fue su noche: el barítono ofreció una clase de canto verdiano en un Credo que heló la sangre, y otra de verismo con un Nemico della patria honesto y generoso. Jaime Aragall demostró estar en plena forma, emitiendo su cada vez más impresionante vozarrón con gran dominio, eso sí, en un repertorio repetitivo y que marca sus actuaciones de los últimos años. La OBC, dirigida por un eficaz y atento Marco Armiliato, demostró oficio, limpieza en la ejecución y brillante sonido, ayudando a convertir en especial esta calurosa noche de verano. Arteta, una Margarita seducida en Fausto