Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 DOMINGO 31 7 2005 ABC Cultura y espectáculos La Orquesta Sinfónica de Mujeres de Madrid, la primera compuesta únicamente por chicas, actuó el pasado viernes en la plaza de toros de Segovia dentro de la programación del Festival Internacional de la ciudad El amor brujo es cosa de chicas TEXTO: NOELIA GÓMEZ ANTÓN FOTOS: ICAL SEGOVIA. Nervios, carreras hacia un lado y a otro en busca de un instrumento y el alboroto de distintas sintonías sonando en esa afinación previa al último ensayo de un concierto. Hasta aquí todo es algo normal pero cuando miras al escenario y adviertes que todos los músicos y hasta el director son chicas la cosa cambia. Se trata de la Orquesta Sinfónica de Mujeres de Madrid (OSMUM) con Carmen Linares como solista. Esta agrupación es la primera formada íntegramente por mujeres en España, en Europa y quién sabe si en el mundo mundial. Puede resultar algo extraño, pero al cerrar los ojos y escuchar las melodías que interpretan, el espectador se olvida del sexo de las intérpretes que están en el escenario. Según señalan algunas de sus componentes, sobre las tablas y ante el público un profesional es un profesional, no importa si es hombre o una mujer Esta formación arrancó su andadura hace poco más de un año y está compuesta por 70 intérpretes en plantilla y algunas suplentes; sus edades oscilan entre los veinte años y la cuarentena. María Isabel López Calzada, su directora, se ufana de las buenas críticas que han tenido en tan corto periodo de existencia, y es que son buenas profesionales que ya cuentan con amplios currículos. Difundir la obra de las compositoras Pero los objetivos fundacionales de esta agrupación van más allá, pues la OSMM ha buscado paliar la falta de reconocimiento de muchas compositoras que fueron eclipsadas por el éxito de sus hermanos y maridos. Se pusieron manos a la obra y el 27 de marzo del año pasado debutaron en el Auditorio Nacional con un programa de obras compuestas por una mujer. Hoy, en su repertorio se codean Fanny HenselMendelssohn, Clara Wieck- Schumann, Lili Boulanger o Germaine Tailleferre con caballeros como Chaikovsky, Dvórak, Grieg, Ravel, Rimski- Korsakov, Rossini, Bizet, Verdi o Mijail I. Glinka, y los españoles Falla, Turina, Isabel López Calzada dirige la Orquesta Sinfónica de Mujeres de Madrid en Segovia Chapí, Barbieri, Bretón, Vives y Moreno Torroba. El pasado viernes interpretaron el Amor brujo de Falla, compuesto en 1915 para la bailaora Pastora Imperio con libreto de Gregorio Martínez Sierra. Su versión primitiva se apoyaba en recitados y diálogos, aunque le fue dando forma de ballet y, ya en su reestreno parisino de 1925, protagonizado por La Argentina y Vicente Escudero, cobró su estructura definitiva, Ahora, esta obra capital de nuestra música contemporánea ha sido tratada con La OSMM busca paliar la falta de reconocimiento de muchas compositoras eclipsadas por el imperio de los hombres dulzura y mimo por estas artistas. Creo que es la primera vez que el Amor brujo es interpretado por mujeres afirma María Isabel López. A las componentes de la OSMM el hecho de haber nacido mujeres no les ha Carmen Linares: La música no tiene sexo TULIO DEMICHELI MADRID. La cantaora Carmen Linares no considera que la mujer esté hoy postergada en el mundo de la música. No creo que hoy lo esté- -declaró a ABC- aunque siempre hay más hombres que mujeres en las orquestas. Pero es cierto que en España no se había creado antes una orquesta integrada exclusivamente por mujeres. Por el momento, sólo he dado este concierto con ellas, pero es una idea muy bonita y claro que me gustaría repetir en el futuro Tampoco cree que el hecho de que tanto la directora como las intérpretes sean mujeres cambie el sonido orquestal porque su sensibilidad pueda ser distinta a la de los hombres. Yo pienso que eso no influye en absoluto, porque las actuaciones orquestales tienen como base una parti- tura escrita que hay que seguir y no hay diferencias en que la interpreten hombres o mujeres. La música, en ese sentido, no tiene sexo. El flamenco, más allá de que unos y otras cantan en una tesitura vocal distinta, es el mismo para hombres y mujeres, para cantaoras y cantaores En cambio, Linares sí piensa que ha habido discriminación y ahora, por lo menos, hay una conciencia de ello. Todavía hay que luchar muy duro, porque sigue habiendo machismo en muchos países En cuanto a El amor brujo Linares señala que hace más de veinte años que lo canto y lo hecho con muchas orquestas, así que ahora, con la Orquesta Sinfónica de Mujeres de Madrid, me siento como pez en el agua. Falla escribió la parte que me corresponde, La cantaora, durante un ensayo de El amor brujo de Falla la de La canción del fuego fatuo expresamente para una cantaora y tuvo en cuenta los melismas (las melodías) flamencos La simbiosis entre una cantaora flamenca y una orquesta sinfónica tampoco le asusta, aunque, eso sí, me obliga a ceñirme a la partitura. Me ciño a la obra pero le pongo mi arte y mi personalidad Y tengo total libertad cuando hay paradas en la partitura El concierto en la plaza de toros de Segovia es una de las muchas actuaciones que Linares ha programado para este verano. Tengo mucho trabajo durante estos meses, aunque serán sólo galas flamencas. Llevaré las canciones de Lorca a la Exposición Universal de Aichi, en Japón. También giraré por Andalucía. Y pondremos en Lucerna (Suiza) una versión de concierto de El amor brujo para cuatro guitarras clásicas que, además, grabaremos la próxima temporada en disco. También participaré en Los Veranos de la Villa en los madrileños Jardines de Sabatini