Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Sociedad DOMINGO 31 7 2005 ABC La juez de Denia no tiene potestad para cuestionar la constitucionalidad del matrimonio gay EFE ALICANTE. La Dirección General de los Registros y del Notariado ha dictado una instrucción que indica que la juez de la localidad alicantina de Denia que ha promovido una cuestión de inconstitucionalidad a la Ley que regula el matrimonio entre homosexuales no dispone de potestad para ello En el escrito dirigido a la juez, la directora general de s Registros y del Notariado, Pilar Blanco- Morales, comunica a Alabau que sus funciones no tienen carácter jurisdiccional y que no dispone de potestad para promover cuestiones de inconstitucionalidad respecto de leyes que haya de aplicar en el curso de las actuaciones registrales incluyendo la autorización de matrimonios civiles La Asociación Jueces para la Democracia (JpD) coincidía en señalar que la juez no tiene potestad para promover una cuestión de inconstitucionalidad A la polémica también se sumó ayer el Foro de la Familia que defendió la decisión de la juez. Nadie con dos dedos de frente puede poner en duda que esta ley es probablemente inconstitucional algo que pensamos desde hace mucho tiempo y que se sostiene con sólidos argumentos señalaba el presidente de esta asociación, Benigno Blanco. Por su parte, la presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays y Transexuales (Felgt) Beatriz Gimeno, opinó que la jueza de Denia está muy cerca de la prevaricación Estados Unidos deja atrás la ola de calor que mató a 70 personas de Oeste a Este Las temperaturas rozaron los cincuenta grados en varias zonas del país altas temperaturas ha hecho que en algunos estados del Este la sensación térmica haya superado durante varios días los 40 grados ROBERTO PÉREZ. SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Lo peor ya ha pasado. Queda el calor en algunos estados, pero la ola de temperaturas extremas parece despedirse de Estados Unidos tras haber sofocado el país durante más de una semana. De Oeste a Este, pocos han sido los estados que se han salvado de los termómetros en desbandada, una situación que ha dejado alrededor de setenta muertos. Es la cifra de fallecimientos en los que las autoridades han podido confirmar que el calor ha sido una causa determinante. El dato, sin embargo, podría ser incluso peor. Entre las víctimas ha habido indigentes, ancianos e incluso niños. En algunos casos por no poder resguardarse del calor extremo; en otros por imprudencia, ya que se ha dado el caso de dos pequeños que perecieron en el interior de un coche en Oklahoma. Se han contabilizado muertes por las altas temperaturas en numerosos estados de costa a costa, como Ohio, Kentucky, Arizona o Misisipi. Las autoridades de un buen número de ciudades fueron emitiendo avisos de alerta para que la población tomara precauciones e incluso llamaron a la solidaridad para que los ciudadanos prestaran ayuda a los más vulnerables. Entre las ciudades que lanzaron altos niveles de alerta durante esta última semana se encontraban Washington, Filadelfia y Baltimore. En Nueva York, el alcalde Bloomberg también anunció la puesta en marcha de puntos de refresco, enclaves en los que los ciudadanos podrían remojarse. Según los datos del Servicio Nacional de Meteorología, esta ola de calor que comenzó en la zona oeste y que se extendió hasta llegar a los estados de la costa este, ha hecho que se hayan rozado los 50 grados centígrados en varias zonas del país. Es el caso del conocido como Valle de la Muerte, en California. Y entre esas áreas de sofoco extremo quedan también los áridos territorios de la frontera con México. b La humedad unida a las Una muchacha se refresca bajo el agua de un hidrante contra incendios en una calle de Manhattan REUTERS Brigadas al rescate en las parrillas de la frontera con México Los territorios de frontera de Estados Unidos con México son una auténtica parrilla por la que se aventuran cientos de inmigrantes ilegales que buscan tras la línea del mapa alcanzar el sueño americano o, simplemente, desprenderse de la miseria. En España esa aventura de riesgo letal se llama mar y patera. En la frontera de México con Estados Unidos, desierto y calor extremo. Desde el pasado 1 de junio, grupos de voluntarios civiles recorren estas áreas para localizar a tiempo a aquellos inmigrantes a los que empieza a abrazar la muerte tras permanecer horas o incluso días desorientados, deshidratados y con el calor extremo atacando sus funciones vitales. No es casual que una de las áreas más peligrosas de esa tierra de frontera lleve el nombre de El paso de la muerte en el desierto de Arizona. Los voluntarios constituyen el grupo denominado No más muertes cuyo trabajo se une al de las patrullas de vigilancia de frontera que también han reforzado los controles en las últimas semanas, en la época en la que se multiplica el riesgo de perecer en la aventura de cruzar ilegalmente a Estados Unidos. Muchos están desorientados y la mayoría hambrientos y deshidratados afirma uno de los voluntarios del grupo No más muertes Lo primero que les dan es agua; lo más urgente. En los últimos doce meses han fallecido 165 inmigrantes ilegales. Trescientos scouts deshidratados Pero no sólo en los parajes desérticos se han registrado máximos, también en otros lugares mucho menos acostumbrados. Washington llegó a marcar 33 grados a la sombra el pasado miércoles, una temperatura que se elevó hasta los 38 grados de sensación térmica debido a la intensa humedad ambiental. En Nueva York, esa unión entre humedad y calor hizo que la sensación térmica llegara a superar los 40 grados esta última semana, en la que trescientos scouts tuvieron que ser atendidos por deshidratación e insolaciones, tras esperar la visita del presidente George W. Bush a un campamento de Virginia. Esperaron durante horas, pero al final el presidente no pudo llegar debido a las malas condiciones de vuelo por las tormentas. En Nebraska, unas 1.200 reses perecieron por el calor sofocante, que ha disparado el consumo de electricidad en Estados Unidos En Nebraska, unas 1.200 reses perecieron también como consecuencia del calor sofocante, que ha disparado el consumo de electricidad en Estados Unidos. Hace varios días se contabilizaron 90.640 gigavatios hora, un registro histórico que pulverizó el anterior récord de suministro de electricidad, que se había anotado el 3 de agosto de 2002. Este fin de semana el tiempo da un respiro y parece cumplirse el anuncio realizado por el Servicio Nacional de Meteorología sobre la llegada de un frente frío desde Canadá hacia el sur. Eso ayuda a situar de nuevo el mercurio en niveles más habituales, aunque ahora se anuncia riesgo de fuertes tormentas.