Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 31 7 2005 Nacional 21 MANUELA DE MADRE Vicepresidenta del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) Estamos más cerca de no tener Estatuto que hace quince días BARCELONA. -Después de la votación del viernes, en la que Esquerra volvió a la equidistancia entre CiU y PSC, ¿cómo queda el tripartito? -Una cosa cosa es la acción de gobierno y otra la vida parlamentaria. Estos meses el Parlamento ha robado protagonismo a la acción de gobierno con la elaboración del Estatuto, pero el gobierno tripartito no tiene por qué verse perjudicado, aunque es verdad que es una complicación. Esperamos que con el dictamen del Consejo Consultivo y nuevas enmiendas podamos apoyar finalmente un Estatuto que eleve nuestro techo competencial y mejore la financiación en el marco de lo que es posible: el marco constitucional. Sólo pedimos cumplir la ley. -Afirman haberse sentido traicionados por ERC. ¿Tras la entrevista entre José Luis Rodríguez Zapatero y Josep Lluís Carod- Rovira a qué atribuyen el cambio de ERC? -No utilizamos el calificativo de traición sino deslealtad. Todos estábamos de acuerdo en hacer una interpretación flexible de la Constitución, pero dentro del marco y el amparo de la Carta Magna. Y la Constitución no ampara el blindaje de competencias con la alusión a los derechos históricos. Nos pareció una deslealtad que ERC esté haciéndole el juego a una fuerza política que no quiere un nuevo Estatuto. ¿Será difícil recuperar la confianza en Esquerra? -Tenemos confianza para muchas otras cosas, pero creo que han caído en el juego de CiU. Hoy estamos más cerca de no tener Estatuto que hace quince días. ¿Es tan importante la cuestión de los derechos históricos cuando han asumido términos políticamente más costosos para el PSC como la definición de Cataluña como nación? -Para nosotros el término nación no es costoso. -Pero ha generado más incomprensión en el PSOE. -Si y no. La palabra nación para un independentista quiere decir una cosa y para un socialista otra. Para nosotros eso no ha sido ninguna complicación, el mismo presidente del Gobierno lo ha aceptado. La Constitución estableció en 1978 la distinción entre nacionalidad y región. Decimos que Cataluña es una nación, pero como es una redacción política el significado está abierto. Lo que no es aceptable es invocar unos derechos que no forman parte del paquete constitucional y que durante 25 años nadie ha invocado. ¿No es arriesgado dar ese paso de la mano de un partido independentista como Esquerra? -Para mí nación es un derecho, una Es una de las bazas del PSC para liderar la negociación del Estatuto en Madrid. Si llega, porque admite que el pacto está más lejos, aunque se niega a hablar de ruptura en el tripartito TEXTO: IVA ANGUERA DE SOJO FOTOGRAFÍA: ELENA CARRERAS De Madre reconoce que la ciudadanía está harta de los avatares estatutarios Alfonso Guerra: Los juicios de valor sin tener conocimiento total o riguroso no nos han ayudado Nación: De ahí no se van a derivar derechos. Es nombrar a Cataluña como una autonomía con singularidades lengua, una cultura, una tradición. Para ERC seguramente querrá decir otra cosa, pero de ahí no se van a derivar derechos ni competencias. Es simplemente nombrar a Cataluña no como una región sino como una autonomía con singularidades que la propia Constitución ampara. -Maragall mantuvo una serie de reuniones que no dieron fruto. En este sentido sí puede haber fracasado. -Maragall hizo lo que nosotros le agradecemos, dedicar todo el día a ver si nos ponía de acuerdo a las fuerzas políticas. No se ha conseguido no por- que el PSC pusiera pegas, sino porque ERC ha caído en la trampa de CiU. -Si no hay Estatuto, uno de los objetivos prioritarios del Tinell ¿iremos a elecciones anticipadas? -El Estatuto es un objetivo político de todos, pero no es un requisito fundamental dentro del Tinell. Es un escenario que no quiero valorar en estos momentos. Sin CiU no se aprueba el Estatuto, pero sin el PSC tampoco, y el texto que se aprobó el viernes sólo tiene el apoyo de Esquerra e Iniciativa. ¿Cuántas veces ha maldecido a Alfonso Guerra? -Ninguna, no maldigo a ningún compañero. En algún momento he deseado que hubiera más prudencia por parte de todos, incluso de él. Pero no se le puede estar diciendo constantemente a los demás que no hablen, sobre todo cuando otros no paran de hablar. Es verdad que a veces los juicios de valor que se han expresado sin tener el conocimiento total o riguroso de cómo estábamos en la ponencia no nos han ayudado. En algunos momentos nos hemos sentido algo incómodos. ¿Son más duras las críticas de Chaves, con quien PSC tenía una alianza que parece rota? -No se ha roto, pero es cierto que durante los últimos meses ha pasado por momentos de baja sintonía aunque se está recuperando. ¿El PSC se puede permitir seguir hablando del Estatuto y que la acción de gobierno quede eclipsada? -No. Pero no por los partidos, sino por la ciudadanía, que está harta. Por eso las pocas veces que ha intervenido Maragall han sido acertadísimas, para presionar sobre el calendario. El tiempo no puede ser la excusa. -Se especula con que al PSC y al PSOE podría no irles mal que el Estatuto quedara bloqueado y apuntarse el tanto en solitario de una mejora de la financiación. -No, a nosotros que no haya Estatuto no nos va bien. Llevamos un año y medio trabajando en ello. ¿Ni siquiera por no poner en compromisos a Zapatero? -Nosotros no estamos perjudicando a Zapatero. Los derechos históricos no es que no los votemos por el PSOE, no lo votamos por convicción propia. Nosotros no somos un partido ni independentista ni nacionalista. ¿Se va de vacaciones con mal sabor de boca? -Me voy triste. Creo que después del trabajo realizado durante tantos meses nos vamos en algunos aspectos peor que en la primera lectura. Me voy con mal sabor de boca, pensando que hemos sido coherentes y Esquerra se ha descolgado en el último momento.