Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 31 7 2005 Nacional 15 Imaz dice que los partidos vascos ya tienen contactos previos a la mesa de diálogo Garantiza el apoyo del PNV a la búsqueda del final pactado de la violencia entre el Gobierno y ETA b Sin embargo, Imaz advierte de que el futuro de la sociedad vasca nos toca al conjunto de formaciones que representamos a los ciudadanos de Euskadi ABC BILBAO. El presidente del PNV, Josu Jon Imaz, aseguró ayer que tiene más que la sensación de que se están produciendo los contactos bilaterales entre partidos vascos que se deben dar en una primera fase discreta previa a la creación de una mesa de diálogo, y que tiene como objetivo recomponer la confianza entre las formaciones. En una entrevista a Radio Euskadi, Imaz garantizó el apoyo de su partido a la búsqueda de un final dialogado de la violencia entre el Gobierno y ETA, aunque matizó que del futuro de la sociedad vasca, eso no toca ni al Gobierno español ni a ETA En su opinión, eso le toca a la sociedad vasca, nos toca al conjunto de formaciones políticas que representamos a los vascos y por ello la presencia del PNV es absolutamente necesaria En libertad cinco de los seis detenidos el miércoles MADRID. El juez de la Audiencia Nacional Fernando GrandeMarlaska dejó ayer en libertad a cinco de los seis detenidos el miércoles en Vizcaya y Navarra, tras declarar por su presunta vinculación con el aparato de captación e infraestructura de ETA. Se trata de Gorka López, Ainara Artetxe, Unai Gorostizaga, Alberto Gil y Maite Orue, quien pagó una fianza de 12.000 euros. Por otra parte, la Policía Nacional detuvo ayer en Guernica a Egoitz Martitegi Albizun, supuestamente relacionado con Maite Orue. Por otra parte, Imaz abogó por no generar falsas expectativas de paz porque esto se podría torcer mañana mismo aunque mantuvo que las cosas están cambiando TELEPRESS Noche de kale borroka en Durango BILBAO. Un grupo de encapuchados causaron varios incidentes en la noche del vier- nes en la localidad vizcaína de Durango. Según informó la Ertzaintza, los encapuchados cruzaron varios contenedores en la Plaza Ezkurdi de la localidad para incendiarlos. Después lanzaron cócteles molotov contra una oficina de Correos, sin causar daños, ya que la Policía Municipal y la Ertzaintza lograron apagar el fuego a tiempo. Asimismo, atacaron el cajero de una sucursal de Bankoa, en la imagen. ÁLVARO DELGADO- GAL PETITES PERCEPTIONS M aría Teresa Fernández de la Vega ha afirmado que el anuncio de desarme hecho por el IRA demuestra que la democracia siempre triunfa frente al terrorismo. Y ha añadido que es difícil encontrar un paralelismo entre el IRA y ETA. La vicepresidenta lleva razón. Bomba más, bomba menos, las señales de que la fruta etarra no está todavía madura son numerosas, o mejor aún, crecientes. Quedan resumidas o como alegorizadas por el llamado plan Antza dado a conocer hace poco. Mikel Antza ocupaba la cúspide de ETA cuando fue arrestado por la Policía francesa en el 2004. En la operación, fueron incautados unos papeles con detalles sobre la estrategia que habría de seguir ETA en el medio y largo plazo. Transcurridos unos meses, la Policía francesa pasó la documentación a los servicios de inteligencia españoles, y éstos compendiaron la hoja de ruta del dirigente etarra en un informe fechado el 26 de mayo del 2005. De los papeles de Antza se desprende que ETA no tenía intención alguna de ceder el testigo para dedicarse luego a la consecución pacífica de sus objetivos máximos- -autodeterminación para el País Vasco y la constitución de una Euskal Herría independiente, con Navarra y las tres provincias francesas dentro- El primer tramo de la hoja de ruta trazada por Antza anticipa gestos ulteriores de ETA: apertura al PSE a través de medianeros varios, propuesta de una mesa para el diálogo, etc. Se menciona un alto el fuego temporal en el 2005, y un alto el fuego indefinido que se verificaría en el 2008. Pero no se habla de rendición ni por asomo, ni aparecen tampoco precisiones sobre el momento en que serían destruidos los arsenales. Nueve días antes de que la Policía española redactara su informe, esto es, el 17 de mayo del 2005, el Parlamento votó una moción parlamentaria en que se respaldaba el diálogo con ETA si ésta entregaba las armas. La moción era, en sí misma, redundante. El que se rinde, se rinde frente a alguien, y ese alguien no puede por menos de ponerse a dialogar con el que se ha rendi- do. El contexto en que tuvo lugar la moción inducía, sin embargo, al desasosiego. En medios socialistas se contempló la formación de dos futuras mesas de partidos, una atareada en gestionar detalles sobre el destino de los presos, y la otra dedicada a discutir, con participación de los propios abertzales, la superación del Estatuto de Guernica. El PP, al que tocaba el papel de convidado de piedra en un asunto protagonizado en esencia por nacionalistas y socialistas, se revolvió contra el proyecto, que en la práctica, si no formalmente, liquidaba el Pacto Antiterrorista e insinuaba un deslizamiento hacia soluciones del conflicto de sabor confederal. Se quebró el frente constitucionalista, y se llegó a un estado de no entendimiento entre los dos grandes partidos que aún perdura y cuyo fin no se avizora. La conclusión más directa es que el PSE fue víctima de filtraciones o comunicaciones interesadas, cuyo propósito era subvertir los eficacísimos equilibrios que PSOE y PP habían pactado durante la última etapa de Aznar. La maniobra ha tenido éxito. ETA ha ido sembrando el camino de granos de maíz que los socialistas han cometido la imprudencia de ir picando en el orden y con la solicitud que ETA esperaba. Las tangencias múltiples entre las propuestas socialistas, y los tacticisimos etarras, refuerzan esta sospecha, y obligan a una reinterpretación muy crítica de las actuaciones del Gobierno. Se han hecho cosas, tales como extender una alfombra roja a los pies del PCTV, desde una hipótesis alocadamente optimista: la de que ETA no pedirá un precio político directo por dejar de matar. Los costes ciertos han sido descomunales, y la ganancia, por el instante, igual a cero. ¿Por qué se ha dado un salto tan grande sin firme apenas en que apoyar el pie? Leibniz habló en sus libros de las petites perceptions Las petites perceptions son sensaciones demasiado pequeñas para ser registradas por el sujeto que las experimenta. Ahora bien, cuando se acomunan y forman enjambre, dan origen a fenómenos conscientes. Hemos asistido, me temo, a un proceso leibniziano. La esperanza de apuntarse el tanto histórico del fin de ETA, la presión catalana, la inclinación del PSE a romper su alianza con el PP y acercarse a los nacionalistas, los despliegues realizados para obtener réditos a corto plazo en las autonómicas, y otros motivos dispersos y parciales, han desencadenado una dinámica cuyo principio rector inevitable y quizá sobrevenido ha sido el pensamiento de que ETA había cambiado. Parece que no. Parece que ha cambiado todo menos ETA. Se ha repetido la astucia troyana, sólo que invertida: el caballo de madera ha salido de la plaza sitiada y sembrado la confusión entre los sitiadores.