Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 Los sábados de ABC SÁBADO 30 7 2005 ABC TENDENCIAS Los dibujos, letras o símbolos tatuados en la piel conviven con orejas partidas, lenguas perforadas y pieles quemadas, en una tendencia en alza que algunos jóvenes utilizan como una aparatosa seña de identidad Arte a flor de piel s últimas tendencias son las más antiguas, los dibujos de origen tribal dice Juan Cartón, que se dedica al tatuaje en su estudio de Valladolid desde hace nueve años. No obstante, añade que el último grito es realizarlo en las uñas. La tinta queda en una de las capas de queratina de la propia uña y va desapareciendo a medida que crece. Es una de las muchas formas de adornarse el cuerpo. Con el calor, la poca ropa que se usa deja entrever distintos motivos en la piel. Tribales, retratos o alfabetos son los dibujos más comunes, usados con fines meramente estéticos. Pero, desde las tribus africanas a la cultura occidental, mucho ha cambiado el motivo por el que nos inyectamos tinta bajo la piel. Algunas de las razones por las que se tatuaban las tribus más antiguas eran demostrar ser más hombres, amedrentar al enemigo o como superstición para protegerse de los animales de la selva o de la bravura del mar. Hoy, en cambio, mandan las razones estéticas. Muchos de los jóvenes (y no tan jóvenes) que se hacen un tatuaje buscan un dibujo exclusivo. En los tiempos de la globalización, yo no creo que se tienda hacia un tipo de dibujo concreto. Se personaliza mucho, cada vez más cuenta Esther Velasco, que empezó a tatuar hace nueve años y considera los tatuajes como otra vertiente más del trabajo de un pintor, pero hecho sobre la piel. Son las chicas las que solicitan los dibujos más originales- -explica- Una me pidió que le hiciera una línea de puntos, de las de recortar sobre las venas de la muñeca Hace unos años fue cuando más se notó el boom de los tatuajes. Desde entonces se ha estabilizado cuenta Esther. Culpa en parte la tienen los famosos, deportistas o actores, que exhiben una y otra vez su dermis tatuada en la te- La TEXTO: BELÉN ANTÓN FOTOS: RICARDO SUÁREZ Y AGENCIAS Lo que hay que saber Cicatrización Durante los cuatro días posteriores a hacerse el tatuaje hay que lavarlo varias veces al día con agua y jabón y aplicar una crema especial. Una vez limpio y con la crema, lo mejor es dejarlo al aire. Sol Es imprescindible que los rayos solares no incidan directamente sobre la zona de la piel tatuada. Hay que aplicar una crema de protección para el sol, durante varios días e incluso semanas después. Por eso la mejor época del año para tatuarse son los meses de otoño e invierno. Sitios más comunes Aunque las personas que deciden hacerse un tatuaje son cada vez más atrevidas (tanto en lo que respecta a las zonas como al color o al tamaño del dibujo) las partes más comunes para grabarse en la piel siguen siendo la espalda, los brazos y las piernas. Pero cada vez son más visibles y los podemos ver en lugares como el cuello. Los dibujos más comunes que la gente suele tatuarse no han variado mucho. Los más solicitados siguen siendo los tribales, retratos y también distintos alfabetos. La feria X Tatoo Show Internacional de Barcelona. 9, 10 y 11 de septiembre: www. pro- arts. com 91 523 13 33 93 317 09 16. La higiene en las agujas y el resto del instrumental utilizado por el tatuador es un requisito esencial NOELIA MARTÍN TATUADA, ESTUDIANTE de decidir qué dibujo quiero; la zona para el segundo la tengo clara, en el dorso de la muñeca. ¿Qué significa ese tatuaje para usted? -Es una pequeña seña de identidad, algo que me diferencia del resto. ¿Por qué eligió esa parte del cuerpo? -El primero lo he hecho justo debajo del cuello. Así, como no me lo veo, no me canso de él. ¿Qué le han parecido las condiciones de trabajo? -Las adecuadas. Tanto la tinta como las agujas que se utilizan son desechables, en ningún momento he tenido miedo por posibles contagios, todo es muy higiénico. De lo contrario, ni yo ni otras personas se arriesgarían a tatuarse. Quería algo exclusivo Tenía clara una cosa: quería un tatuaje exclusivo, que nadie más lo llevara, así que se puso en manos de Toño y dejó que la imaginación del artista hiciera el resto bajo su cuello. Se decidió por uno tribal, algo sin un significado aparente pero que estéticamente le gustaba. ¿Por qué un tatuaje? -Me apetecía hacerme algo diferente, que sólo lo tuviera yo, pero me costó dos visitas al tatuador. La primera vez fui con un amigo. Él se tatuó primero, luego me tocaba a mí, y a última hora me arrepentí por miedo. Cuando conocí a Toño, me dio más confianza y, ya más decidida, me lo hice. También tengo un piercing en la lengua. ¿Le dolió? -Al principio sí, es como si te arañaran y claro que duele un poco, pero luego lo único que sientes es un pequeño cosquilleo, ni te enteras. ¿Repetiría experiencia? -Sí, ahora lo que me falta es terminar