Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Sociedad SÁBADO 30 7 2005 ABC Salud NUEVAS TECNOLOGíAS La telemedicina reducirá las visitas a los hospitales de los pacientes crónicos El proyecto Airmed- Cardio constata las ventajas de la informática y la telefonía aplicadas a la sanidad b Esta iniciativa, pionera en Espa- Líneas de actuación El proyecto Airmed, que incorpora las nuevas tecnologías en el seguimiento de los pacientes presenta tres líneas de actuación, de las cuales la primera es la que ha terminado su fase de ensayo clínico: Cardio: Información y comunicación entre pacientes con riesgo cardiovascular y el sistema sanitario, para su mejor seguimiento y control médico. Neumo: Seguimiento y control de enfermos con asma, pacientes en programa antitabaco y monitorización domiciliaria de patologías del sueño (apnea- hipoapnea) Senior: Seguimiento y cuidado geriátrico de personas mayores, dirigido a la prevención del deterioro funcional, entre otras patologías. ña y que ha pasado su fase de ensayo clínico, sigue a través de móvil y ordenador la evolución de enfermos con problemas de corazón R. BARROSO MADRID. Las patologías crónicas representarán más del 60 por ciento del total de las enfermedades mundiales en el año 2020. Con estas previsiones la asistencia sanitaria a pacientes crónicos se ha convertido en un problema prioritario, algo para lo que la medicina no está todavía preparada según señala el presidente electo de la Sociedad Española de Cardiología Luis Alonso Pulpón, que durante esta semana presentó el proyecto Airmed- Cardio en la Universidad Menéndez Pelayo (UIMP) La telemedicina- -o transmisión de consultas médicas a distancia- -solucionará, según Pulpón, mucho antes de lo que parece los problemas de asistencia a enfermos crónicos cardiovasculares. No en vano, apuntó a la insuficiencia cardiaca como una de las epidemias del siglo XXI ya que, según señaló, una de cada seis personas desarrollarán esta enfermedad Para Pulpón, la telemedicina aplicada a pacientes y no a la transmisión de datos entre médicos, ofrece dos importantes ventajas: La adherencia es decir, que el enfermo cumple de manera más eficiente los tratamientos y es más consciente de la dolencia que padece; y la reducción de la frecuencia de visitas físicas a los hospitales Asimismo, señaló que contribuye a la equidad de los pacientes, ya que reciben igual tratamiento aunque se encuentren en distintos lugares y promueve la accesibilidad ya que entre visita y visita al hospital o al centro de salud, el enfermo estará conectado con su médico. Un control a distancia que, facilitaría la vida de muchos pacientes también durante los meses de verano. El médico accede a los datos enviados por el enfermo a través de móvil fermos crónicos El sistema resulta sencillo. explica Carlos Hernández, jefe de la Unidad de Bioingeniería y Telemedicina del Puerta de Hierro. El paciente tiene en su casa los aparatos necesarios para hacer un seguimiento de su enfermedad y lo transmite vía móvil a una estación central donde se almacenan los datos y a la que accede el médico para hacer el seguimiento del H. U. P. H enfermo y responderle a través de móvil sobre la necesidad de cambiar el tratamiento o tan sólo mandar un mensaje de ánimo El proyecto ha demostrado en su fase de ensayo clínico su viabilidad señala Hernández, así como la reducción de costes que supondría, sin embargo, aún queda camino por delante para una implantación general en los hospitales. ENDOCRINOLOGÍA Cuestionan los primeros resultados de un parche de testosterona para la disfunción sexual femenina G. Z. MADRID. La carrera por lograr un tratamiento farmacológico contra la disfunción sexual de la mujer, ha vuelto a ser cuestionada tras la publicación de los resultados de un parche de testosterona en mujeres con menopausia precoz a las que se había extirpado sus ovarios y tenían poco o ningún deseo sexual. Mientras en la investigación, que publica la revista de la Asociación Médica Americana (JAMA) los autores hablan de aumentos modestos del deseo el editorial que acompaña la publicación cuestiona los resultados. El parche está destinado a combatir la disfunción sexual femenina, principalmente en mujeres que han pasado la menopausia o en aquellas que han sufrido la extirpación de sus ovarios y las trompas de Falopio. Los resultados de un equipo del Centro Médico Cedars- Sinai de Los Ángeles (Estados Unidos) a partir de un ensayo con 447 mujeres de 24 a 70 años diagnosticadas con menopausia precoz, hablan de un incremento del deseo sexual de un 67 frente al 48 que se registró en el grupo que sólo recibió una sustancia placebo. Al analizar la frecuencia del acto sexual y el grado de satisfacción, los investigadores registraron aumentos en el 79 frente al 43 de las del placebo. Conectado en todo momento El paciente puede establecer contacto con su médico mediante un mensaje telefónico en cualquier lugar en el que se encuentre señala Joaquín Márquez, director médico del proyecto AirmedCardio que impulsa el Instituto de Salud Carlos III y está dirigido por el Hospital Puerta de Hierro de Madrid. Se trata de aplicar la tecnología UMTS de la telefonía móvil a la asistencia médica a distancia- -precisa Márquez- con ello España se convertiría en el país pionero en recurrir a esta tecnología para mejorar la atención a los en- El parche está destinado a mujeres menopáusicas Sin embargo, el editorial de JAMA asegura que tras revisar las respuestas al cuestionario sobre grado de satisfacción, el tratamiento sólo elevó el nivel del acto sexual de rara vez a veces Y como crítica alertan de que ese aumento en el 79 de los casos de la frecuencia del acto sexual sólo se refiere a un incremento del número de actos sexuales, en un mes, de tres a cinco episodios Tanto los editorialistas como los autores del ensa- JORDI ROMEU yo creen necesarios más estudios. En el editorial se advierte que los médicos han de extremar el seguimiento de las pacientes que toman andrógenos como la testosterona. Esta sustancia es la precursora de los estrógenos en las mujeres y desarrolla un papel importante en la sexualidad femenina. Por eso, la pérdida brusca de la función ovárica y la caída de estrógenos en la menopausia provoca una caída biológica del deseo.