Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 30 7 2005 47 Sociedad Los problemas del Discovery aumentan la incertidumbre sobre la Estación Espacial Internacional La juez de Denia ignora las alegaciones del fiscal y lleva al Constitucional la ley del matrimonio gay Sus compañeros denuncian la demonización de que está siendo objeto la magistrada b Las dos mujeres que pretendían contraer matrimonio tendrán que aguardar el dictamen del TC o bien empadronarse en otro municipio y tramitar de nuevo su unión DAVID MARTÍNEZ ALICANTE. La juez titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Denia, Laura Alabau, que es a su vez responsable del registro civil en la citada localidad alicantina, ha elevado finalmente al Tribunal Constitucional (TC) una cuestión de inconstitucionalidad respecto a la ley que permite el matrimonio homosexual. Alabau decidió hace unos días paralizar los trámites para celebrar el matrimonio entre dos mujeres del municipio, al considerar que la ley 13 2005 de 1 de julio, que modifica el Código Civil para permitir los matrimonios entre personas del mismo sexo, puede colisionar con el artículo 32 de la Constitución, que establece que el hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica Así, la magistrada activó los trámites para presentar la cuestión de inconstitucionalidad- -pese a que esta figura jurídica está pensada para aplicarse a sentencias y autos, y no a trámites administrativos, como es el caso- y dio audiencia a las partes para que presentaran las oportunas alegaciones. El fiscal, que lo hizo inmediatamente, consideró en su informe que el matrimonio entre las dos vecinas de Denia no era inconstitucional, por lo que solicitaba que el proceso siguiera su curso. Una vez terminado el plazo, no existe constancia oficial de que la pareja afectada por la decisión de la juez haya hecho lo propio aunque, según fuentes procesales, es altamente probable pese a que la procuradora que asiste a las mujeres, Isabel Daviu, eludió aclarar este extremo. Al parecer, sus clientes tratan de mantenerse lo más alejadas posible de la controversia generada por la decisión de Alabau. La juez Laura Alabau (izquierda) abandona los Juzgados de Denia, en una imagen el pasado 19 de julio EFE De considerar fundada la cuestión, el Constitucional tendría entre 15 y 30 días para resolverla tribunal podría resolver que la audiencia al fiscal general del Estado. En caso contrario, el expediente sería abierto a las alegaciones del Congreso, Senado y fiscal general del Estado, para lo que dispondrían de 15 días. El TC, a su vez, tendría entre 15 y 30 días para resolver. Los compañeros de Alabau solicitaron ayer respeto y que no se demonice a la juez por efectuar una práctica que forma parte de sus funciones Así lo expresó Vicente Magro, presidente de la Audiencia Provincial de Alicante, quien se mostró convencido de que Alabau no se mueve por cuestiones personales o de índole moral, sino que simplemente está haciendo su trabajo En opinión de Magro, se debería respetar por igual el derecho de la pareja a contraer matrimonio y el de la juez a cumplir sin problemas con su función profesional Magro agregó que sería deseable que el Constitucional actuara tutelado por la opinión pública siendo sensible a la percepción de la sociedad respecto al asunto Sobre los ataques a Alabau se pronunció también José Manuel Suárez, Zerolo quiere que Trinidad Jiménez oficie su boda El secretario de Movimientos Sociales del PSOE y concejal en el Ayuntamiento de Madrid, Pedro Zerolo, expresó ayer su deseo de casarse el próximo año con su novio y de que la ceremonia civil sea celebrada por la portavoz de su grupo municipal y secretaria de Política Internacional del PSOE, Trinidad Jiménez. Zerolo dijo que todavía no tiene fecha fijada para la boda, aunque muy probablemente será la próxima primavera, y que tampoco ha decidido el lugar de la celebración. Todo dependerá de la tramitación de su expediente matrimonial en el registro civil de Madrid, donde ya ha presentado la documentación necesaria para la boda. En la ciudad de Madrid está previsto que los primeros matrimonios homosexuales se celebren durante los meses de otoño, debido a la gran carga de trabajo que sufren los registros civiles. No obstante, la primera boda gay de España tuvo lugar en la localidad madrileña de Tres Cantos. portavoz en Alicante de Asociación Profesional de la Magistratura (APM) quien explicó que se hallaba gravemente preocupado por la democracia en este país dada la agresión a la independencia de un juez patentada en las amenazas de acusarla de prevaricación que han dirigido a la juez las asociaciones de gays y lesbianas. En cuanto a la situación en que queda la solicitud de matrimonio por parte de las dos vecinas de Denia, si bien el juez encargado del Registro de Alicante, Luis Segovia, sostuvo que empadronarse en otro municipio para poder consumar la unión civil podría constituir un fraude de ley fuentes judiciales expresaron a ABC que se trataría de una decisión legítima y legal. El Ayuntamiento, contra la juez José Ramón Samper, presidente del colectivo gay DecideT expresó su convencimiento de que la magistrada actúa movida por una cuestión moral Según Samper, ya antes de ser aprobada la ley de matrimonios homosexuales, Alabau presumía de que estaba en contra de la medida y alardeaba de que no celebraría ninguna boda gay Por último, el Ayuntamiento de Denia, gobernado por el PSOE y el Bloc nacionalista, pidió ayer al Consejo General del Poder Judicial, por medio de una moción aprobada en pleno, que tome medidas contra la juez. Respeto para la juez Por su parte, el fiscal jefe de la Audiencia de Alicante, José Antonio Romero, dijo no tener constancia de la notificación oficial respecto al inicio de los trámites para presentar la cuestión de inconstitucionalidad. Según Romero, las alegaciones fijadas por el fiscal de Denia en su informe- -favorable al matrimonio entre las mujeres- serán remitidas al TC por la juez con el conjunto de los autos. Una vez en el Constitucional, y en el supuesto de que se considerara notoriamente infundada la cuestión de inconstitucionalidad, este