Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional EL TERRORISMO IRLANDÉS DEJA LAS ARMAS SÁBADO 30 7 2005 ABC Londres desmonta instalaciones militares como respuesta al anuncio del IRA Los unionistas radicales muestran indignación por los elogios al fin de la lucha armada del Sinn Fein, Gerry Adams sostiene firmemente que la duda sobre el diálogo con los unionistas no es si se producirá, sino cuándo llegará ÍÑIGO GURRUCHAGA SERVICIO ESPECIAL BELFAST El Ejército británico inició ayer el desmantelamiento de bases y torres de vigilancia en la frontera de las dos Irlandas como respuesta inmediata a la declaración del grupo terrorista irlandés, el pasado jueves, sobre el fin de su campaña armada Tropas británicas comenzaron ayer la tarea de derribo de la base militar en Forkhill. También se cerrarán la torre en la colina de Sugarloaf y un puesto de observación en Newtownhamilton. b El presidente El coste del conflicto 3.637 muertos 45.000 heridos 15.300 bombas 36.000 tiroteos 30.000 condenas por terrorismo 300.000 tropas desplegadas desde el año 1969 Más de 145.000 millones de euros Un daño a la economía del Ulster incalculable Una profunda herida a la convivencia Un helicóptero británico abandonaba ayer uno de los puestos de vigía desmontados El jefe del Ejército en Irlanda del Norte, el teniente general sir Reddy Watt, declaró ayer que, tras consultar con el jefe del Servicio de Policía de Irlanda del Norte, habían llegado a la conclusión de que es posible una mayor reducción del perfil de seguridad El inicio de las operaciones de derribo forma parte de un programa de actualización de las medidas de seguridad que se irá acometiendo en los próximos meses y que ya había pasado por el desmantelamiento de bases y comisarías fortificadas durante el largo proceso de paz. Políticos del Sinn Fein dieron la El corazón de la oscuridad Í. G. SERVICIO ESPECIAL BELFAST. Las torres de vigilancia cuyo desmantelamiento comenzó ayer son fortificaciones construidas en la cima de colinas que salpican la frontera entre las dos Irlandas. Antes de los ceses del fuego del IRA en el proceso de paz había diez, y antes del anuncio del fin de la campaña armada por el IRA se habían desmantelado al menos dos. Tienen habitualmente como parte visible una torre para la visión elevada de la zona circundante. En su interior hay cabinas para el alojamiento de tropas y equipo electrónico para la observación e intercepción de señales. Según medios británicos e irlandeses, había en la comarca 31 centros de vigilancia interconectados. La construcción de las torres requirió en los años ochenta la mayor operación logística del Ejército británico desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Se debió transportar por aire los materiales y se tuvo que asegurar la construcción en un territorio en el que las fuerzas de seguridad estaban sometidas a continuo hostigamiento. La operación de desmantelamiento no tiene las mismas dificultades, porque no necesita excavaciones en las colinas ni la retirada de todos los materiales. Además, está favorecida por la inexistencia de amenaza contra las tropas desde el anuncio del fin definitivo de las actividades armadas del IRA. Aunque las fortificaciones tienen una línea final de alambrada que impide acercarse a más de cincuenta o cien metros, ha sido posible en los últimos años subir las colinas y observar la estación de vigilancia con naturalidad. Han circulado extraordinarios bulos sobre la existencia de gimnasios o piscinas en sofisticadsos complejos residenciales excavados. La realidad es más prosaica y las tropas viven en cabinas portátiles. La comarca del sur de Armagh, donde están ubicadas esas fortificaciones, ha sido un nudo central en las estructuras del IRA. Allí reside Thomas Murphy, su jefe de Estado Mayor, en una granja que está físicamente dividida por la frontera. Cerca de la granja se alza una de las mayores torres. El Ejército y la Policía han operado allí durante más de dos décadas desde comisarías con protecciones de emergencia y desde las torres de vigilancia. El movimiento de personal y los suministros se realizaban por aire ante el Gerry Adams sonreía ayer en una rueda de Prensa en Belfast REUTERS La respuesta de Londres al IRA afecta al bastión más complejo y sólido del terrorismo irlandés en el sur de la comarca de Armagh