Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Espectáculos VIERNES 29 7 2005 ABC VIERNES DE ESTRENO LAS MÁS TAQUILLERAS 1 Los 4 fantásticos 2 La morada del miedo 3 La guerra de los mundos Romain Duris y Audrey Tautou se reencuentran en Las muñecas rusas ABC Los chicos de Una casa de locos buscan el amor en Las muñecas rusas Cédric Klapisch vuelve con la segunda parte de su taquillera película los antiguos Erasmus de Barcelona continúan sus aventuras amorosas y laborales en Las muñecas rusas que se estrena hoy NÚRIA COTS BARCELONA. Los Erasmus de Una casa de locos (Cédric Klapisch, 2002) acabaron la carrera pero no sus aventuras, especialmente las amorosas, por eso hoy se estrena, tras un gran éxito de taquilla en Francia, la segunda parte de la película, Las muñecas rusas Xavier (Romain Duris) se gana más o menos la vida como escritor aunque sigue siendo incapaz de estabilizar su situación sentimental, el hecho de alcanzar la treintena da una nueva dimensión a sus problemas. En esta ocasión, se han trasladado del piso del casco antiguo de Barcelona a París, Londres y San Petersburgo, ciudades en las que reencontraremos a la ex novia (Audrey Tautou) y al resto de personajes, interpretados por Cécile de France, Kelly Reilly, Kevin Bishop, Irene Montalà y Cristina Brondo, entre otros. Montalà y Brondo explicaron en la presentación de la película que algunos de los personajes, como el que interpreta la inglesa Kelly Reilly o el de Kevin Bishop, han cambiado mucho desde entonces Algo que, según Montalà, en un principio sorprendió a los propios actores; pero añadió: Xavier es el que menos ha cambiado, ya tenía ese algo de calzonazos Es una especie de Antoine Doinel Precisamente, ya se especula con la posibilidad de una tercera parte en la que se narrará b Camino de la treintena, 4 La máscara 2 5 Semen, una historia de amor 6 Ladrones de mentes 7 Madagascar 8 Valiant 9 La casa de cera 10 Usted primero 11 Fin de curso 12 El amor es lo que tiene 13 Batman begins 14 No sos vos, soy yo 15 Rolo y el secreto del guisante Obra maestra Buena Regular Mala Muy buena Lamentable la siguiente etapa vital de Xavier, tal y como hiciera François Truffaut sucesivamente con el personaje que interpretó a lo largo de los años Jean- Pierre Léaud. Las muñecas rusas es sobre todo una historia de amor, como la que no consigue escribir Xavier. El protagonista recorre esas ciudades buscando el amor verdadero- -con la canción Mysteries de Beth Gibbons Rustin Man de leitmotiv -como en un juego de muñecas rusas en el que hay que ir desenroscándolas una a una para encontrar, al fin, la definitiva, la que se esconde en cada una de las anteriores Aunque las actrices españolas tienen pequeños papeles, Montalà participa en una de las escenas más contundentes de la película: Xavier y su personaje se persiguen, totalmente desnudos, después de una fuerte discusión por las calles de París. Para sorpresa de un autocar de turistas japoneses que pasaba por allí mientras rodaban esa escena, no se había cortado la calle. Y como la cámara estaba escondida, parecía una situación de cámara oculta recordó la actriz, quien también explicó que la secuencia estaba basada en una experiencia personal del director, que vivió una escena parecida con la misma indumentaria. Las muñecas rusas Punto y raya Los violines envenenados del amor Francia, 2005 Director: Cédric Klapisch Intérpretes: Romain Duris, Kelly Really, Audrey Tautou JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Barro de nadie Venezuela 2004 Director: Elia K. Schneider Intérpretes: Edgar Ramírez, Roque Valero, Daniela Alvarado JAVIER CORTIJO H ay personas que podrían pasar por líderes de la mayoría silenciosa. Tienen la especial virtud de dar en la diana de los problemas, de las disyuntivas, aciertan en el clavo con certeras preguntas aunque no den adecuadas respuestas, quizá porque no las hay o porque es un infierno inexplorado. Cédric Klapisch habla del amor pero con una puntualidad exacta, actual, en el punto que más duele a ellos y a ellas. Ya desarrolló un tema similar en La casa de los locos y lo amplía ahora hundiendo la daga hasta la empuñadura: la eterna insatisfacción del hombre en sus relaciones con las mujeres, busca, busca y cuando encuentra, lo deja y sigue rebuscando, aun siendo consciente de que lo que dejó atrás era el oro de su vida. En suma, un trabajo casi redondo, el casi es el excesivo metraje de la película, quizá para redondear el perfil psicológico de cada personaje, como si no les conociéramos: ellos son todos nosotros. e queda como un guante el tono sepia- lodazal que, más por exigencias del presupuesto que del guión, luce el celuloide de esta semirrareza. Porque diríase que Punto y raya pretende transformar al espectador en unos puntos suspensivos reptando en las arenas movedizas de una tierra de nadie entre Colombia y Venezuela, o Pinto y Valdemoro, territorio que intimidaría a los escorpiones. Ahí planta la cámara, sin temor a ser engullida, Elia Schneider, que puntea una buddy- movie entre dos soldaditos rivales con numerosas notas de humor cazurro y hasta buñueliano- mexicano, aunque en ocasiones hincha el pecho hacia una versión picaresca de Apocalypse now Una epopeya modesta, narcótica, a ratos de fogueo pero, sobre todo, muy poco complaciente y brutalmente realista. L