Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 29 7 2005 Espectáculos 55 SE DICE, COMENTA QUE. EL ÚLTIMO GRITO QUE VINO DE ASIA ÁNGEL SALA Director del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges l horror como puerta temática en el cine japonés siempre había sido una constante interna pero poco exportable, demasiado localistae impregnada de tristeza como para ser digerida por el público Occidental. Tuvieron que ser el manga (a través de la obra de Junji Ito) y la nueva narrativa fantástica nipona los soportes que dieran argumentos a los nuevos directores nipones para afrontar el terror desde una nueva óptica mainstream. De este forma, Taka Ichise, un productor brillante y con buenos contactos en Occidente, se alió con Hideo Nakata para lanzar The ring (1998) película que desde sus coordenadas catódicas lanzaba una onda de terror que sacudió taquillas orientales y festivales de cine europeos. El horror de cabellos largos, rostrospálidos y largas uñas que los clásicos nipones habían descubierto desde la tradición, se fundían con las redes de comunicación global que representan la tv, el cine o los móviles, como nos recordaría otra obra cumbre del género, Llamada perdida (2003) del prolífico Takashi Miike. Tras The ring y sus secuelas, este terror telúrico y o tecnológico siguió E en clave de humedad infernal y soledad alienante en Dark water (2002) del mismo Nakata o La maldición (2002) de Takashi Shimizu, viajando por cinematografías hermanas como Corea del Sur o Tailandia, donde los Pang Brothers emergieron con su peculiar sexto sentido al que titularon The eye (2002) y de donde ha surgido la espectral Shutter (2004) que se verá en la próxima edición de Festival Internacional de Cine de Sitges. El virus videográfico, la maldición transmitida por canales de información llegó a un Hollywood que vivía un renacimiento del terror sobrio psicológico, alejado del exceso hemoglobínico de los años ochenta o de la pueril rutina del terror adolescente de los noventa. Y así, a manera de remakes confesos e inconfesos, el horror asiático se fundió con la moda de escalofrio minimalista de M. Night Shyamalan, invadiendo la forma de concebir el miedo, ahora apto para toda la familia, alejadodel exhibicionismosádico, aliado de las sombras y de una cotidianeidad perturbadora. The ring (El círculo) (2003) fue el remake de Gore Verbinski que hizo creer en la comunión imposible en el escalofrío entre Oriente y Occidente y, a partir de ahora, cualquier película de terror tiene un momento (o muchos) japoneses aunque sean de estricta cosecha protocultural norteamericana como la reciente La morada del miedo o de recio sabor de degustación sushi como ese brillante y polanskiano remake que Walter Salles ha hecho de Dark water Y la espiral no se acaba... El cine de Arrabal arrasa en la República Checa. El director y dramaturgo español Fernando Arrabal, que asiste al Festival de verano de Cine en la localidad checa de Uherske Hradiste, recibió ayer el premio de la Asociación Checa de Clubes de Cine en reconocimiento a su trayectoria, que causa estupor entre los jóvenes que asisten a sus proyecciones. Premonition asesorando a estudios en busca de nuevos taquillazos. Noticias frescas Japonés Director: Norio Tsuruta Intérpretes: Hiroshi Mikami, Noriko Sarai, Maki Horikita E. R. MARCHANTE La clave oriental ¿Pero cuál es el secreto del nuevo cine oriental? En muchos casos, la simplicidad, en otros la delirante combinación de géneros o su búsqueda de un nuevo patrón estético, en muchos su desenfadada complejidad, en todos, su poco respeto por los cánones y su necesidad de despojarse de todo tipo de etiquetas. Además, el cine de ojos rasgados posee la cualidad de dar el timón de sus películas a multitud de nuevos talentos con lo que el cambio generacional queda siempre garantizado, y de tener un público cuya falta de prejuicios lo convierte en el campo idóneo para probar nuevas maneras de entender el séptimo arte. Hollywood ha comprendido que su política de franquicias no puede ser una apuesta a largo plazo y ha preferido empezar una operación que le puede resultar francamente golosa: producir filmes que sean más rentables en sus países de origen que en ninguna otra parte, pero que den pie a la multinacional de turno a establecerse en el territorio en cuestión sin que nadie pueda acusarles de intrusismo. Así que hay que entender la (inteligente) decisión de Columbia de tener su propia división en China, siendo los primeros en contratar a los genios locales y dando un nuevo sentido (cinematográfico) al termino globalización. Penélope Cruz regresa al cine español de la mano de Almodóvar, que ha comenzado el rodaje de su nueva película, Volver esta semana, como ya informó ABC. El manchego ha comenzado en su tierra la que será su decimoséptima producción, con la que pretende recuperar sus raíces para el celuloide y homenajear la memoria de su madre. unque haga furor entre nuestros universitarios este tipo de cine perteneciente al género terror japonés y aunque pase por ser la ultramodernidad, lo cierto es que sus innovaciones a este género son tan nulas como mi pierna izquierda. La trama es abstrusa, los personajes romos, las situaciones tan caprichosas como un chiquillo malcriado... Más o menos trata de un tipo al que se le viene a la cara de vez en cuando el periódico del día siguiente; ¡plaf! el anuncio de algo terrorífico: un macguffin que en manos de Hitchcock sería oro y que en las del director Norio Tsuruta es más bien plomo. La noticia de la muerte de tu hija, el de tu propia muerte, la inminente catástrofe de un tren... Con eso, y con mucha tramoya visual sobre lo real y lo irreal, además del catálogo completo de trucos sobre el tiempo, sus idas y venidas, son la sal de esta película de la que el cine americano puede hacer en cualquier momento un remake Y, entre tanto, a las obras maestras de Dreyer no va ni Blas. ¡Qué cutres somos! A Seminci cruza el Atlántico. El Festival de Cine Latino de Nueva York acoge la presentación de la 50 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) que dirige J. Carlos Frugone (en la imagen) Durante los próximos días en la ciudad de los rascacielos se proyectarán títulos como La caja 507 El traje La flaqueza del bolchevique o el documental Diario íntimo de Pedro Usabiaga