Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 29 7 2005 Sociedad 49 Benedicto XVI constata que las grandes Iglesias se muestran moribundas JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. Como buen profesor universitario, que ha sido su vocación profesional, Benedicto XVI no esconde los problemas, sino que los pone serenamente sobre el tapete para estudiarlos mejor. Su metodología sorprende a quienes no conocen esa faceta, como le sucedió a un grupo de sacerdotes del Valle de Aosta, ante quienes constató que las grandes Iglesias se muestran moribundas pero no resulta fácil encontrar los remedios, pues el Papa no es un oráculo, y es infalible tan sólo en situaciones muy específicas, como sabemos En realidad, lo verdaderamente noticioso es que L Osservatore Romano haya publicado casi enteros los comentarios del Papa, incluyendo algunas valoraciones obvias, pero que un Pontífice jamás hacía públicas, como que las Iglesias tradicionales protestantes sufren una crisis profundísima mientras que la Iglesia católica, a pesar de sus problemas, no está tan mal como las otras. Benedicto XVI atribuye la escasez de vocaciones en el mundo occidental a que ya no es evidente la necesidad de Dios, y mucho menos de Cristo. Por eso es más difícil ofrecer la vida al Señor. Es un sufrimiento en nuestros días, en que las grandes Iglesias se muestran moribundas. Crecen, en cambio, las sectas, que se presentan con certezas. Debemos atravesar este túnel con paciencia, convencidos de que Cristo es la respuesta y de que, al final, su luz volverá a brillar Un operario trabaja en una de las plantas más modernas de reciclaje de aparatos eléctricos en Suiza AP Distribuidores de electrodomésticos hacen negocio a costa del consumidor La OCU denuncia que se embolsarán 90 millones de euros ocultando información se han negado a indicar en la factura el coste del reciclaje de sus productos, alegando que sus sistemas informáticos no están preparados R. BARROSO MADRID. Si ha pensado en aprovechar las rebajas de verano para comprar una nevera más espaciosa o renovar el lavavajillas, conviene que tenga en cuenta que a partir de agosto pagará un porcentaje que se destinará a gastos de reciclaje. Los consumidores notarán una subida en aparatos eléctricos y electrónicos. Desde frigoríficos a teléfonos móviles, pasando por ordenadores... la factura de cualquiera de estos productos deberá reflejar el coste extra que supondrá al consumidor. Algo a lo que, según parece, no están dispuestos algunos distribuidores, a pesar de que obligue la ley. Así lo denuncian la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y la Fundación Ecolec, que señalan que algunos distribuidores se han negado a indicar de forma expresa en la factura el desglose al usuario del coste de repercusión de la gestión de los residuos Los argumentos esgrimidos para no hacerlo- -teniendo en cuenta que nos encontramos en plena era de las nuevas tecnologías- -resultan sencillos: sus sistemas informáticos no están preparados para aceptar una facturación desglosada (suerte que el Discovery no necesitaba de esta tecnología para poder despegar) El truco también resulta sencillo: Van a aplicar un margen comercial sobre este coste, lo que les puede llevar a generar unos ingreb Algunos distribuidores sos atípicos y éticamente muy dudosos que estarán saliendo del bolsillo de los consumidores asegura el director general de Ecolec, José Ramón Carbajosa, para quien la distribución está interesada en que este coste- -que debería ser visible- -forme parte del precio de venta En suma, que se estima que la cantidad adicional que se embolsarán los distribuidores rondará los 90 millones de euros. Negocio silencioso Desde la OCU se insiste en que algunos distribuidores de aparatos eléctricos y electrónicos (AEE) quieren ocultar al consumidor información esencial y sacar provecho de la tasa, para reciclar estos aparatos, que deberán pagar consumidores y fabricantes. Por ello, tanto Ecolec como la OCU insisten en que no van a permitir que unos pocos hagan negocio con la responsabilidad medioambiental y que sólo sean fabricantes y consumidores los que tengan que soportar todo el peso del reciclaje de estos aparatos El real decreto- -aprobado por el Consejo de Ministros el pasado mes febrero, y con medio año de retraso- -establece la obligación de informar a los usuarios sobre la repercusión en su precio final de los costes de gestión de los aparatos existentes en el mercado antes del 13 de agosto de 2005 Una constancia en la factura que, por una parte, tiene el El comprador está obligado a pagar parte del coste del reciclado de productos eléctricos y electrónicos objetivo de concienciar al consumidor de la importancia de gestionar de forma adecuada este tipo de residuos, pero que, fundamentalmente, trata de mostrar transparencia en el proceso. Así, se posibilita el control por el resto de agentes implicados en la gestión del residuo (recicladores, administración, sistemas de gestión... de que el dinero recogido ha cumplido su función. El espíritu de la norma refleja que este coste es un plus que debe pagar el consumidor y no forma parte del precio final de venta del producto, que es el que sube o baja. En una carta, algunos distribuidores señalan que a través de la Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos (FECE) han manifestado de forma reiterada y fehaciente las dificultades de orden práctico que ocasionaría la facturación desglosada de este coste de reciclado en las facturas Según dicen, se trata de un tema de gran importancia ya que, explican, nuestros sistemas informáticos no están preparados para aceptar una facturación desglosada del coste del reciclado que figure especificado como adicional La norma obliga a los productores a hacerse cargo del material para reciclarlo. Los consumidores podrán, como hasta ahora, entregar el material usado de forma gratuita. No obstante, en los nuevos electrodomésticos que se adquieran tendrán que correr con parte de este gasto de reciclaje- -y que los distribuidores no parecen dispuestos a especificar- aunque la medida contará con la aportación de los productores para minimizar el coste hasta 2011 de los pequeños electrodomésticos y hasta 2013 para los grandes. Sacramento recibido sin fe El Papa considera particularmente dolorosa la situación de quienes se casaron por la Iglesia sin ser verdaderamente creyentes y que después de un nuevo matrimonio, no válido, encuentran la fe y se sienten excluidos de la Eucaristía El Santo Padre reveló que, cuando era prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, invitó a varias conferencias episcopales a estudiar el problema del sacramento recibido sin fe para ver si realmente se podía encontrar en él un motivo de invalidez por carecer de una dimensión fundamental. Es un problema muy difícil, y hay que analizarlo bien El Papa considera que no se ha producido, ni mucho menos, la muerte de las religiones. Aun así, es cierto que a muchos responsables del mundo la Iglesia les parece anticuada, y se comportan como si pudiesen vivir sin nuestra palabra Al mismo tiempo, según opina, muchos gobernantes que no creen en Dios comprenden la importancia de los valores morales.