Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 Sociedad EL PROGRAMA DE VUELOS TRIPULADOS, EN PELIGRO VIERNES 29 7 2005 ABC Pocas alternativas y muchos riesgos adicionales ensombrecen los planes de rescate de la NASA La tripulación se ha declarado partidaria de esperar la llegada de otro transbordador b Las posibilidades se limitan a intentar reparaciones experimentales en órbita o refugiarse en la Estación Espacial hasta que pueda llegar otro transbordador P. R. CORRESPONSAL WASHINGTON. En el caso de apreciarse daños que hayan comprometido seriamente la integridad del escudo térmico del Discovery las alternativas- -nunca contempladas hasta ahora- -para salvar la vida de los siete astronautas a bordo del trasbordador implican toda una serie de riesgos adicionales. Para evitar un fiasco como el del Columbia los responsables de la misión se verían obligados, por ejemplo, a elegir entre reparaciones en órbita o buscar refugio temporal en la Estación Espacial Internacional (ISS) hasta la llegada de un shuttle en misión de rescate. Dentro del carácter experimental de la misión en curso del Discovery su tripulación tiene previsto poner a prueba un par de técnicas para arreglar posibles desperfectos en el escudo térmico de la nave, que para regresar a casa tiene que hacer frente a fricciones y temperaturas infernales de 1.300 grados centígrados. Una de estas técnicas está pensada para parchear las losetas que recubren la mayor parte de las superficies del trasbordador. Y la otra se concentra en los paneles de carbono reforzado que cubren los bordes de las alas y el morro de la nave. En ambos procedimientos se utiliza una solución pegajosa- -resinas basadas en silicona o una mezcla de cristales y silicona- -para recubrir superficies dañadas relativamente pequeñas. Un tercer procedimiento, que la tripulación no tiene previsto experimentar pero cuenta con las herramientas necesarias para intentarlo, consiste en insertar una especie de aguja cuya base contiene una cubierta metálica di- La tripulación de la ISS fotografió paso a paso la maniobra de acoplamiento del Discovery señada para tapar posibles daños en los paneles de carbono. Con todo, antes de partir de Cabo Cañaveral, los siete astronautas del Discovery habrían dejado clara su reluctancia a confiar su seguridad a tecnologías hasta ahora no probadas en condiciones reales. El gran riesgo de estas reparaciones es que modifiquen la superficie de la nave y alteren su perfil aerodinámico, lo que podría traducirse en una pérdida de control durante la reentrada en la atmósfera terrestre a 25 veces la velocidad del sonido. En caso de daños graves en el escudo térmico, los astronautas se han declarado partidarios de esperar en la Estación Espacial Internacional hasta que la NASA pueda mandar una misión de rescate. Lo cual plantea problemas adicionales. AFP D ÑA. MARÍA LUISA ZAMORA SEGOVIA, ILUSTRÍSIMA SEÑORA MAGISTRADOJUEZ DE PRIMERA INSTANCIA N 2 DE LOS DE SAN FERNANDO HAGO SABER: Que en este Juzgado y con el número 245 2005 se sigue a instancia de MARÍA JOSÉ LUINS ZALDIVAR expediente para la declaración de fallecimiento de JUAN MANUEL VILLA MARTIN, natural de Madrid, vecino de esta ciudad, de 34 años de edad, destinado en la Unidad de Operaciones especiales del Tercio de Armada, encontrándose participando en unas maniobras militares denominadas GRUFLEX 02- 04 cayó al mar y sin que tras las operaciones de búsqueda realizadas por la Armada y por el Salvamento Marítimo desde entonces se hayan tenido noticias suyas. España, no teniéndose de él noticias desde 25 de noviembre de 2004, ignorándose su paradero. Lo que se hace público para los que tengan noticias de su existencia puedan ponerlos en conocimiento del Juzgado y ser oídos. Dado en San Fernando, a uno e julio de dos mil cinco. LA ILUSTRÍSIMA SEÑORA MAGISTRADOJUEZ. EL SECRETARIO. Oxígeno para 40 días La ISS- -dotada con una cápsula Soyuz que solo permite la evacuación de tres personas- -dispone de suministros limitados de agua, alimentos y oxigeno que durarían solamente unos cuarenta días para sus dos ocupantes y siete invitados. Si la Agencia Espacial de Estados Unidos, pese a su decisión de no realizar más viajes tripulados hasta no solucionar los reiterados problemas en el tanque exterior de los trasbordadores, decide mandar una misión de rescate, tardaría un mes en tener preparado el Atlantis En ese caso, por problemas de espacio, se operaría con una mínima tripulación de cuatro astronautas liderada por el comandante Steve Lindsey. Para hacer sitio a la hipotética llega- Técnicos de la NASA preparan el Atlantis para una posible operación de rescate da del Atlantis el Discovery tendría que ser desacoplado de la Estación Espacial y pilotado bajo control remoto desde la Tierra. Antes de que los generadores de electricidad del trasbordador se agoten en cuestión de veinte días, se intentaría precipitar la nave hasta algún punto seguro del AP La parte más difícil de una misión de rescate sería volver a la Tierra con once astronautas en un transbordador Océano Pacífico. La parte más difícil de cualquier misión de rescate sería volver a la Tierra con once astronautas a bordo de un trasbordador, tres más del máximo de tripulación utilizado en toda la historia del programa shuttle Los ingenieros de la NASA ya han improvisado asientos de emergencia entre los dos niveles de la cabina del Atlantis para acomodar a tantos pasajeros. Pese a todos estos preparativos, la Agencia Espacial de Estados Unidos considera que todo este escenario es muy improbable, aunque ha reconocido desde el principio la necesidad de planificar una misión de rescate.