Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 29 7 2005 23 La CDU acusa a Schröder de fracasar en la lucha contra el desempleo en Alemania Espectacular despliegue policial en Londres para evitar otro jueves de terror en el transporte público Reacciones Estados Unidos Administración Bush La Casa Blanca recibió ayer con satisfacción el abandono de la lucha armada por el IRA y lo calificó de declaración importante y potencialmente histórica La promesa del IRA, indicó anoche el portavoz de la Casa Blanca, Scott McClellan, debe venir seguida de actos concretos que demuestren el compromiso inequívoco del grupo irlandés con el Estado de Derecho y la renuncia a todas las actividades paramilitares delictivas La integración del Sinn Fein en la Policía norirlandesa, clave para el proceso de paz Paisley gana la partida de forzar al IRA a abandonar las armas, pero pierde al quedarse sin argumentos EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. La transparencia y la verificación del desarme del IRA fueron las condiciones puestas ayer por los líderes unionistas, singularmente por el reverendo Ian Paisley, del mayoritario Partido Unionista Democrático (DUP) para dar credibilidad al anuncio de la organización armada republicana. Pero más que este asunto, que se da por descontado, lo que determinará si el Ulster entra finalmente en su normalización política será el grado de compromiso que el Sinn Fein adquiera con el Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI) La única garantía de que el IRA no seguirá actuando como una banda mafiosa- -y puede seguir haciéndolo sin un especial arsenal, basta con que continúe manteniendo el control que ejerce sobre parte de las comunidades católicas, también a través de negocios ilícitos- -pasa porque miembros tanto de la rama militar como de la política del republicanismo irlandés entren a formar parte de la Policía norirlandesa y se integren en su estructura de mando. Naciones Unidas Kofi Annan El secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, expresó ayer su satisfacción por el anuncio de los republicanos irlandeses y destacó que si esta decisión se pone en práctica plenamente será un punto decisivo en la historia del Ulster. Annan hizo también un llamamiento a todas las partes para que aprovechen esta oportunidad única para la paz y consoliden el Acuerdo del Viernes Santo suscrito en 1998. Gerry Adams reiteró los objetivos del movimiento: una Irlanda unida e independiente EPA Recelos católicos líder del Partido Democrático Unionista, el más votado en la región, dijo: Juzgaremos la buena fe del IRA en los próximos meses y años por su conducta y actividad El nuevo líder del Partido Unionista de Ulster, Reg Empey, dijo que la gente es escéptica porque ya se ha quemado los dedos antes Pero, aunque quedan por resolver las dudas, en el corto plazo, sobre qué parte de sus arsenales destruirá el IRA y, más adelante, si el grupo, que no anunció su disolución, mantiene el reclutamiento o las actividades delictivas, el comunicado tiene una claridad inesperada si se compara con otras declaraciones previas. Esa nitidez era inevitable. En 1994, el iniciador del proceso de paz por la parte británica, John Major, exigió al IRA el decomiso de sus armas para participar en la negociación constitucional. La insistente demanda de Londres llevó al IRA a romper su primer alto el fuego. Ni una onza de explosivo ni una bala era un lema repetido entonces por los republicanos. comprometía a los firmantes, incluido el Sinn Fein, a colaborar en el desarme. David Trimble, entonces dirigente del principal partido unionista, exigió a Blair una garantía de que no tendría que compartir con el Sinn Fein el Ejecutivo autonómico diseñado en el acuerdo si el IRA no se desarmaba antes. Blair ofreció como aval una carta personal a Trimble. El líder unionista aceptó formar el Ejecutivo, que colapsó repetidamente por las actividades soterradas del IRA, que sólo procedió a la inutilización de armas- -ante una comisión que no ha especificado nunca ni la cantidad ni el tipo de armamento destruido- -en tres ocasiones y bajo presión de unionistas y gobiernos. Las cesiones de David Trimble, premio Nobel de la Paz, minaron su credibilidad y en las últimas elecciones ganó el Partido Democrático Unionista, de Ian Paisley, con la bandera de una negativa tajante a gobernar con el Sinn Fein sin que el IRA se hubiese antes desarmado y tras verificar su inactividad. Ayer, el IRA y Adams quisieron subrayar que esta decisión es una iniciativa del movimiento republicano en palabras del líder del brazo político. La realidad es que la claridad sobre el fin del IRA era inevitable si el Sinn Fein quería regresar al Ejecutivo e impedir que Londres, como ocurre ahora, siga gobernando directamente la región. El PSNI fue creado en 2001 para sustituir a la Real Policía del Ulster (RUC) un cuerpo demasiado ligado a treinta años de conflicto como para no levantar recelos entre los católicos. A pesar de los esfuerzos por intentar equilibrar sus componentes entre protestantes y católicos, el porcentaje de estos últimos sigue siendo pequeño. El comunicado del IRA no apunta nada al respecto, pero el presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, se comprometió en su rueda de Prensa a buscar un acuerdo sobre la cuestión. El primer ministro irlandés, Bertie Ahern, señaló este asunto como el punto crucial para el desarrollo del proceso de paz norirlandés. El desarme definitivo del IRA era la condición que venía poniendo Paisley para aceptar negociar con el Sinn Fein. Si esa exigencia tenía mucho de excusa para no tener que compartir la presidencia del Gobierno (según los Acuerdos de Viernes Santo de 1998, los cargos de presidente del Gobierno y de vicepresidente corresponden a los partidos protestante y católico mayoritarios) Paisley ya no tendrá donde agarrarse para bloquear la negociación. Su petición de una revisión de los Acuerdos de Paz ya no tiene sentido. De que la situación evolucione de forma positiva para el Sinn Fein y se demuestre lo acertado del paso dado por el IRA dependerá que no se produzca ninguna nueva escisión de la organización armada. De todos modos, la situación es distinta a la de 1998, cuando en desacuerdo con el alto el fuego nació el IRA Auténtico, que luego llevaría a cabo la matanza de Omagh. Entonces, el armamento del IRA aún era cuantioso y estaba en perfecto estado. En estos momentos, muchas armas ya han sido retiradas y además la presión social dificulta el regreso al terrorismo. Comisión de desarme Cuando Blair ganó las elecciones en 1997 aceptó la presencia del Sinn Fein en la negociación mientras abría una comisión para el decomiso paralelo, que no avanzó nada hasta la firma del Acuerdo de Viernes Santo, en abril de 1998, que Una mujer pasa por delante de un mural a favor de la paz, ayer en Belfast EPA