Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional VIERNES 29 7 2005 ABC DESPUÉS DE FRAGA, ¿QUÉ? H e venido a Santiago para ver a don Manuel. Tenía interés en hacerlo, ahora, cuando está fuera del poder y sólo ante la Historia. Nos citó en Vilas que es su restaurante preferido. Casero, tradicional. Como somos tres, eligió una salita recoleta con balcón y grandes visillos corridos. El trato con don Manuel es cómodo y distante: no te mira, y aun menos a los ojos. Estaba relajado. Sabía por Jesús que este encuentro no tenía que ver con una entrevista periodística. Si acaso como una muestra de compensación moral en estos momentos de desolación postelectoral, por las críticas que le he dedicado en CÉSAR ALONSO más de una ocasión. DE LOS RÍOS Fraga iba hablando generosamente del vino gallego y de los castros y del mito del celtismo y de Eduardo Pombal y de Castelao mientras va pasando por mi cabeza la película de nuestras vidas. ¿Podría haber imaginado alguien que un día llegaría a darse una cierta convergencia política entre aquel Fraga nombrado por Franco ministro de Información y el joven periodista que tuvo que enterarse de la noticia en Carabanchel aquel verano de 1962? Don Manuel me mira al fin a los ojos aunque de un modo fugaz y como al paso cuando le digo que es muy preocupante la obsesión de los socialistas por meter la guerra civil en el debate político. Dice que no acaba de entenderlo. Recordamos como un hito de la reconciliación el acto que mantuvo con Carrillo en el Siglo XXI en momentos preconstitucionales. Pasamos de la política al prerrománico. Trato de dar con el nombre de Celanova pero él no cae en la cuenta de la iglesita a la que me refiero. Jesús tampoco puede echarnos una mano. Pero ya hemos entrado en la vía de Claudio Sánchez Albornoz y Américo Castro. Piensa que las visiones de ambos son complementarias y que no habría que hacer un caso dramático de sus diferencias. Le digo que estoy de acuerdo pero tengo la impresión de que don Manuel ha escapado al requerimiento que yo le he hecho sobre la agria polémica que mantuvieron en torno a Santiago ¿Realidad o mito? No me atreví a comprobar si quería eludirla o simplemente la desconoce. A la hora de las filhoas sale la cuestión de los nacionalismos. No duda en condenarlos. No hablamos del duro artículo que le dediqué por lo que me parecieron contemplaciones excesivas con Beiras. Ahora los dos han quedado fuera del poder pero no el Bloque. Esta es la derrota. No terminé de saber a lo largo de la comida si las concesiones que él ha venido haciendo desde la Presidencia de la Xunta no serán utilizadas como prólogo del ensayo que van a escribir socialistas y nacionalistas en estos próximos cuatro años. Quizá tenga que volver a Santiago como periodista. El PSC denuncia 21 puntos inconstitucionales en el texto que se votará hoy Los socialistas asumen que perderán las principales votaciones frente a CiU y ERC b El PSC ratifica su no al capí- tulo de competencias, después de que la última reunión de urgencia entre Montilla y Puigcercós no desbloqueara la situación IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. El PSC verá hoy derrotadas sus propuestas por la alianza de CiU y ERC en las materias trascendentales para los socialistas, aquellas reivindicaciones competenciales en las que ve elementos de inconstitucionalidad y que son, por tanto, inasumibles para el PSOE. Un listado que ayer la ponente del PSC, Lidia Santos, cifró en 21 puntos, contando con la disposición adicional referida a los derechos históricos invocados ahora por CiU y ERC y que han puesto a los socialistas catalanes en pie de guerra. Así las cosas, el Grupo Socialista se encomendó ayer al dictamen del Consejo Consultivo de la Generalitat, en el que confían para que rechace las propuestas más conflictivas, y ya han empezado a advertir de que si finalmente se aprueba un Estatuto demasiado ambicioso no les pidan responsabilidades a ellos cuando no obtenga el respaldo del PSOE en las Cortes. En este sentido, Santos aseguró que el PSC acatará el dictamen del Consultivo, incluso si éste considera que la invocación a los derechos históricos es constitucional, pero insistió en que los derechos históricos son preconstitucionales y distinguió entre negociación y subasta para entrar por este camino. Zapatero confía en Guerra para llegar al consenso El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró ayer que trabajará a fondo para que se apruebe un buen Estatuto, que sea razonable y que pueda ser aprobado allí y aquí en el Parlamento de Cataluña y también en las Cortes Generales. Zapatero hizo estas consideraciones en una conversación informal con periodistas en los pasillos del Senado, donde participó en el pleno extraordinario del Congreso que ha convalidado el decreto de medidas urgentes contra los incendios. Preguntado por la situación de la negociación de la reforma del Estatuto, el jefe del Ejecutivo insistió en su disposición de que el proceso sea un éxito y confía en que Alfonso Guerra jugará un importante papel como presidente de la Comisión Constitucional del Congreso en la que debe tramitarse el texto que envíe a las Cortes el Parlamento catalán. Zapatero, que conversó posteriormente con Guerra, se refirió a la experiencia del veterano diputado socialista en el proceso de redacción de la Constitución Española en 1978. La soledad de PSC y PP El PSC hizo ayer estas consideraciones mientras nacionalistas y republicanos demostraban una vez más la solidez de su reciente alianza al coincidir en el mensaje de respuesta a los socialistas. Ambos partidos les recomendaron que reconsideren su postura y cedan a la presión nacionalista para no quedarse solos con el PP Una amenaza que Santos desestimó recordando que los populares no son imprescindibles para aprobar el Estatuto en el Parlamento autonómico, pero si está dentro del consenso, mejor, porque políticamente debemos pensar en otros términos apuntó tras recordar que se trata del primer grupo de la oposición en el Congreso. Más allá de la comparación con el PP, los republicanos recordaron al PSC, por boca de su secretario general, Joan Puigcercós, que no tenían ningún pacto respecto a los dere- El PSC acatará el dictamen del Consejo Consultivo aunque avale los derechos históricos ERC rechaza el intercambio de cromos del PSC con las competencias excluyentes chos históricos. Y advirtieron de que no aceptarán un intercambio de cromos de derechos históricos por competencias excluyentes para dejar bien claro a sus socios de gobierno que en esta ocasión votarán con la oposición. De nada sirvió la reunión de urgencia mantenida por el primer secretario del PSC y ministro de In- dustria, José Montilla, y Puigcercós en Madrid. Los dos artífices del pacto PSC- ERC no fueron capaces de recomponer la situación. De hecho, Esquerra cuenta con los votos de CiU para aprobar sus enmiendas, en las que apela a los derechos históricos y eleva hasta ocho ámbitos las competencias que deberían transferirse a la Generalitat por el artículo 150.2 de la Constitución- -el PSC sólo acepta esta vía para los traspasos de grandes infraestructuras, competencias en inmigración y en Justicia- -de modo que sus reivindicaciones tienen garantizada su inclusión en el texto que analizará el Consejo Consultivo. Además de la batalla abierta entorno a los derechos históricos, Santos desgranó los 20 elementos de inconstitucionalidad hallados por los socialistas en el capítulo de competencias para justificar su voto en contra, entre los que destacó la definición de competencias compartidas y la asunción de competencias exclusivas sobre el personal al servicio de la Administración Local. Rechazó además la consideración de competencias exclusivas sobre los ámbitos de educación; cultura; inmigración- -sobre la que sí reclaman la trasferencia vía 150.2- planificación, ordenación y promoción de la actividad económica; promoción y defensa de la competencia; o la asunción de competencias de inspección y sanción en banca, crédito, seguros y mutualidades.