Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 JUEVES 28 7 2005 ABC Sociedad Benedicto XVI llega hoy a los cien días con los deberes hechos Un maratón de trabajo a puerta cerrada ha puesto los cimientos del pontificado b El Papa termina hoy sus vacacio- nes en los Alpes y ahora redactará los 14 discursos que leerá dentro de tres semanas en la Jornada Mundial de la Juventud, en Colonia JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. Esta tarde a las 17.50 se cumplen los primeros cien días desde la elección de Benedicto XVI. Han sido cien jornadas intensas, muchas de ellas solitarias, en las que el nuevo Papa ha trabajado contra reloj para tomar las riendas del Vaticano y sentar las bases de un pontificado cuyo perfil saldrá a la luz este invierno, cuando se produzca el relevo de los altos cargos y la reforma de la Curia. Desde aquel 19 de abril, Joseph Ratzinger ha trabajado prácticamente solo, rodeado por media docena de personas de confianza. Aparte del secretario de Estado, Angelo Sodano, y el vicesecretario, Leonardo Sandri, el equipo restringido del Papa está formado por su secretario, Georg Gaenswein, y las veteranas ayudantes Ingrid Stampa y Birgit Wansing. A su lado están el ayudante de cámara Angelo Gugel y las cuatro mujeres de Memores Domini (Comunión y Liberación) que se ocupan del apartamento pontificio: Loredana, Emanuela, Carmela y Cristina. En su estilo de sobriedad y humildad, Benedicto XVI ha hecho en primer lugar sus propios deberes A la vuelta del verano, en cambio, comenzará a hacer trabajar de firme a la Curia, sumida todavía en un compás de espera mientras no se sepa quién ocupará la secretaría de Estado y los seis dicasterios con jefes de 75 años en edad de jubilación. ticular con los ortodoxos, amistad con el judaísmo, diálogo interreligioso en especial con el islam, defensa de la paz y mayor simplicidad en la vida de la Iglesia, lo cual incluye aligerar la Curia y una nueva sobriedad a todos los niveles. Los vaticanistas veteranos no se inquietan por la escasez de resultados visibles y de nombramientos. El enorme respeto por Juan Pablo II se ha traducido en un generoso periodo de gracia a sus colaboradores, y el deseo de mantener a quienes se adapten al nuevo estilo, que no desea ser diferente sino complementario del pontificado anterior. Su imagen, en segundo plano Benedicto XVI ha dejado en segundo plano su imagen mientras daba prioridad a la trastienda Ya habrá tiempo de salir a la calle y prodigar golpes de efecto, que no le faltan en el cargador. Es cierto que conecta menos con la gente que Juan Pablo II, pero está levantando fans por todas partes, incluida la Europa de lengua alemana, uno de los territorios más problemáticos del catolicismo. La Plaza de San Pedro se llena más que nunca. Y la gente que antes estaba pendiente de los gestos presta ahora más atención a las palabras. La colegialidad episcopal, visible ya en la renuncia del Papa a presidir las beatificaciones, se notará en octubre, cuando el Sínodo de obispos estrene una hora de debate libre cada día. Y todavía más en diciembre, cuando co- Joseph Ratzinger el día que fue elegido Papa PROGRAMA Mi verdadero programa de gobierno es el de no hacer mi voluntad ni promover mis ideas, sino ponerme a la escucha, con toda la Iglesia, de la palabra y la voluntad del Señor para dejarme guiar por Él mience el diálogo con las Iglesias ortodoxas sobre el ejercicio del primado de Pedro. En estos días difíciles para el mundo, el Papa ha cortado de raíz cualquier culpabilización genérica del islam, advirtiendo que el terrorismo es ECUMENISMO Asumo como primer objetivo trabajar con todas mis energías en la reconstitución de la plena y visible unidad de todos los seguidores de Jesucristo. Esta es mi ambición y este es mi deber irracional. No se trata de una guerra de civilizaciones, sino de pequeños grupos de fanáticos. Mi visita a la sinagoga de Colonia y el encuentro con la comunidad islámica serán señales importantes La locura fanática de los terroristas Francisco Pérez Arzobispo castrense Padre Ángel García Presidente de Mensajeros de la Paz Antonio Cartagena Responsable de Apostolado Seglar Alberto de la Hera Catedrático de Historia de la Iglesia Primera encíclica programática Benedicto XVI termina hoy sus vacaciones en los Alpes y dormirá ya en Castelgandolfo. Vuelve a tener la Curia al alcance de la mano después de liberarse de dos grandes pesos: escribir su primer libro como Papa y perfilar su primera encíclica programática, el gran documento del año que viene. Ahora toca redactar los 14 discursos que leerá dentro de tres semanas en su primera prueba de fuego la Jornada Mundial de la Juventud, en Colonia, con un millón de chicos y chicas de todo el mundo. Las prioridades del pontificado son ya claras: colegialidad episcopal en el gobierno de la Iglesia, ecumenismo en par- Es un hombre de gran capacidad de escucha, que hará lo posible por unir a los cristianos Benedicto XVI será el Papa de la paz, y cambiará algunos hábitos en el seno de la Iglesia Va a dar un gran impulso a la pastoral y reformará la Curia para hacerla menos burocrática Se ha dedicado a trabajar en silencio, a estudiar e informarse sobre los problemas de la Iglesia