Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional JUEVES 28 7 2005 ABC EE. UU. reubicará parte de sus fuerzas en Alemania y Corea b El Pentágono espera poder ha- cer frente a los retos que pueda plantear el terrorismo, y a la vez estar listo para un rápido despliegue en cualquier parte del mundo MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. Algunos de los soldados estadounidenses que se encuentran ahora en Irak no volverán a sus bases en el extranjero cuando llegue la hora de replegarse, sino que serán reubicados en bases norteamericanas cercanas a puertos o aeropuertos para un rápido despliegue. Esta reubicación de tropas es la más importante que haga EE. UU. desde la guerra fría, y responde a la necesidad de adecuar la estrategia militar a las nuevas amenazas. Alemania y Corea del Sur serán los dos países que más verán disminuir la presencia de tropas estadounidenses en favor de este cambio estratégico, que entierra la misión de estar preparado para combatir dos guerras a la vez. Según lo que adelantaba ayer The New York Times, 50.000 soldados y sus familias encontrarán un nuevo hogar en las bases de Texas, Colorado, Georgia, Kansas, Nueva York, Carolina del Norte y Kentucky, donde se les garantizará que no tendrán que mudarse en al menos cuatro años. Eso no querrá decir que los soldados no serán destinados al extranjero, sino que lo harán más ligeros de equipaje. Para cuando la reubicación se haya completado en 2008, el Pentágono espera poder hacer frente a las situaciones de seguridad que puedan plantear los terroristas en casa y a la vez estar listo para un rápido despliegue en cualquier otra parte del mundo. Con ello se da un paso adelante en el proyecto deDonald Rumsfeld, quien desde que fue puesto al frente del Pentágono luchó por transformar el Ejército estadounidense en unidades más ligeras y móviles, con tecnología más autónoma y menos hombres. Rumsfeld se despedía ayer con un enérgico gesto del primer ministro iraquí, Ibrahim al Yáfari (a la derecha) POOL Rumsfeld estudia con el Gobierno iraquí una posible retirada de tropas en 2006 Al Qaida asesina a los dos diplomáticos argelinos que había secuestrado 30 personas murieron ayer en acciones de la insurgencia; el ataque más mortífero fue el dirigido contra un grupo de funcionarios del Ministerio de Industria ABC BAGDAD. En una visita sorpresa a Irak, el jefe del Pentágono, Donald Rumsfeld, impartió ayer una extensa lección de teoría política a las autoridades de ese país, con el objetivo de instarles a mantener el calendario político previsto y con la esperanza de que, si así se hace, Estados Unidos podría empezar a retirar sus tropas en primavera del próximo año. Pidió a los líderes iraquíes que hagan los compromisos necesarios para llegar a un acuerdo sobre la nueva Constitución, que tendría que ser aprobada en agosto y sometida a referéndum en octubre para la posterior celebración de elecciones. No puede haber retrasos enfatizó, al tiempo que subrayaba que el cumplimiento de ese plan permitiría acelerar el traspaso de las responsabilidades de seguridad al Ejército y la Policía iraquíes. Donald Rumsfeld no dio una fecha específica sobre una eventual retirada de tropas. Pero el jefe de las fuerzas norteamericanas en Irak, el general George Casey, reafirmó después que todavía cree posible una reducción sustancial de las tropas estadounidenses a partir de primavera, tal y como ya había sugerido anteriormente. b Al menos Los norteamericanos no creen que puedan ganar la guerra Una encuesta de Usa Today, CNN y Gallup señala que un 32 por ciento de los encuestados creen que EE. UU. no podra ganar la guerra; un 21 por ciento considera que podrían, pero que no van a ganar de todas formas; y un 43 por ciento cree en la victoria. La mayoría considera asimismo que la Administración norteamericana les engañó deliberadamente cuando les habló de la existencia de armas de destrucción masiva en Irak. Pero un alto porcentaje cree en la intervención, pese a todo, y en la necesidad de enviar tropas contra Sadam. En sus lecciones de teoría política, el jefe del Pentágono subrayó también que las autoridades iraquíes deben mantener una actitud más agresiva en sus relaciones con Siria e Irán para conseguir de ellos una mayor colaboración a la hora de combatir a la insurgencia. Deben demostrar que son un país grande, que son un país rico y que van a estar ahí durante mucho tiempo, aunque a algunos no les guste señaló. Ganar la paz La inesperada prolongación de la ocupación de Irak, donde se mantienen 138.000 tropas, ha demostrado que lo difícil ya no es ganar una operación militar, sino la paz. Algo que todavía sigue en la cuerda floja en países teorícamente más fáciles, como Afganistán, donde hay destacados unos 20.000 soldados estadounidenses. Como consecuencia, las cuatro brigadas que EE. UU. tiene en Alemania serán reemplazadas por sólo un regimiento de caballería con vehículos de combate Stryker, mientras que las dos brigadas de Corea del Sur se reducirán a una sola (cada brigada tiene 5.000 soldados) Yáfari, a favor de la salida El primer ministro iraquí, Ibrahim al Yáfari, por su parte, afirmó que ha llegado el momento de preparar una transición organizada del control militar de Estados Unidos a Irak lo que supondría una salida rápida de las tropas norteamericanas. Aunque tampo- co dio ninguna fecha concreta sobre la eventual salida de tropas extranjeras. Algo más específico, su asesor de seguridad, Muafak al Rubaie, aseguró que durante este año diez ciudades iraquíes y algunos barrios de Bagdad pasarían bajo pleno control iraquí. Serían ciudades y barrios chiíes, pero el conflicto de verdad está en las zonas suníes. Pero no parece fácil ni que la situación se vaya a normalizar y ni siquiera que se vaya a aprobar pronto una nueva Constitución. Y es que, pese a las recomendaciones de Rumsfeld, el líder kurdo Masud Barzani se mantuvo inamovible en sus posiciones, que rechazan los partidos árabes por considerar que conducirían a la ruptura del país. Y la violencia sigue contando sus víctimas diarias por decenas. Ayer, el grupo de Al Qaida en Irak anunció en internet el asesinato de los dos diplomáticos argelinos secuestrados la semana pasada. El propio presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, confirmó el asesinato, que calificó de acto monstruoso y abyecta barbarie Y ayer también, al menos treinta iraquíes murieron a consecuencia de diversas acciones de la insurgencia. El ataque más mortífero fue el dirigido contra los autobuses en los que viajaban a su domicilio varios funcionarios de Ministerio de Industria, en un ataque en el que murieron al menos 16 personas. Asimismo, a consecuencia de otras acciones de la guerrilla murieron catorce personas más, entre ellas seis soldados y tres policías.