Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura MIÉRCOLES 27 7 2005 ABC Habría sido un crimen perfecto, encubierto durante más de cien años. Un grupo de investigadores ha solicitado la exhumación de un cadáver porque cree que Arthur Conan Doyle, el autor de Sherlock Holmes, cometió un asesinato Caso para Sherlock Holmes: Conan Doyle acusado de robo y asesinato TEXTO: EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Sir Arthur Conan Doyle creó el personaje de Sherlock Holmes en 1887 y aprendió tanto con él, escribiendo las historias del más famoso detective y de su colaborador, el doctor Watson, que habría cometido el crimen perfecto sin que durante un siglo se hubiese sospechado de su complot. Un grupo de entusiastas de Sherlock Holmes ha comenzado a investigar el caso y esta semana va a solicitar a la diócesis de Exeter el permiso para la exhumación de los restos de Bertram Fletcher Robinson, un antiguo director del Daily Express Fletcher Robinson murió oficialmente de fiebre tifoidea en 1907, pero varios investigadores académicos sospechan que en realidad fue envenenado por su esposa, a instancias de Doyle, con el fin de robarle definitivamente la historia que dio origen a una de las más celebradas novelas de Sherlock Holmes: El perro de los Baskerville El perro de los Baskerville Arthur Conan Doyle hizo despeñar a Sherlock Holmes en 1893 en un cortado de las cumbres de Suiza. Llevaba ocho años sin escribir, cuando en 1901 publicó El perro de los Baskerville que inmediatamente tuvo un gran éxito y le animó a recuperar al personaje de nuevo para nuevas novelas. La historia trata de una vieja leyenda sobre un enorme perro que siglos atrás mató a un Baskerville en un inhóspito páramo de Dortmoor. A Sherlock Holmes le llega el caso de la reciente muerte de un descendiente de los Baskerville, aparentemente muerto por el maleficio de un redivivo perro gigantesto. El heredero llega a tomar posesión de sus propiedades y Watson se traslada a vivir con él para protegerlo y realizar investigaciones. Holmes aparecerá también después en Dortmoor para hallar la solución final del enigma. Fiebre tifoidea La denuncia puede ser oportunista, pero trata de desvelar el misterio de por qué el autor de origen escocés eliminó en posteriores ediciones el reconocimiento a Robinson que incluyó en la aparición de esa novela en 1901. Esta historia debe su recepción a mi amigo Fletcher Robinson, que me ha ayudado escribió Conan Doyle al principio del libro. Nunca más reiteró el agradecimiento y para los escudriñadores de todo lo que se refiere a la vida y obra de uno de los autores más famosos de novela negra el dato constituye una significativa pista. Creen que Holmes también habría reparado en ella. Si se toman nuestros hallazgos desde un punto de vista objetivo, científico, el intento de cubrimiento es irrefutable ha asegurado Paul Spiring, coordinador de la investigación, al diario The Independent on Sunday Parte de las alegaciones ya habían sido destacadas recientemente por Rodger Garrick- Steele en su libro House of the Baskervilles en el que advertía las similitudes de la obra Aventure in Dortmoor que Fletcher Robinson publicó en 1900 y la novela de Conan Doyle del año siguiente. También destacaba que en la Inglaterra de aquella época sólo se habían registrado 22 muertes por fiebre tifoidea. Garrick- Steele apuntaba la rara muerte del periodista, que gozaba de buena salud, así como a una relación sentimental entre el famoso autor y la mujer de su amigo. Conan Doyle y Fletcher Robinson visitaron juntos Dartmoor, el páramo pantanoso en el que se inspira la novela. Se quieren exhumar los restos de un periodista a cuya mujer Doyle supuestamente instigó para que lo envenenara Los investigadores sospechan de esa rara muerte y de la relación entre el escritor y la esposa de su amigo gún sentido plantear que Robinson fuera el autor real de El perro de los Baskerville Pero si se autoriza la exhumación del cadáver podrá tal vez determinarse si la muerte fue provocada por la supuesta fiebre tifoidea o en realidad hubo otra causa. ¿Por qué Doyle mató a Sherlock? Si no se llega a ninguna conclusión definitiva, o finalmente no se da el permiso para extraer los restos del periodista, igualmente quedará para los amantes de misterios la leyenda de un Conan Doyle todavía más ingenioso y enimágtico de lo hasta ahora apuntaban sus biógrafos. La cadena británica de televisión BBC emitirá hoy un programa sobre la personalidad del escritor, dirigido por David Pirie, que pretende clarificar otros asuntos de su vida, como las razones por las que Conan Doyle decidió matar, esta vez literariamente, a Sherlock Holmes. Arthur Conan Doyle, creador de Sherlock Holmes Baskerville era el apellido del cochero del periodista. En una carta a su madre desde Dartmoor, el escritor comentó que su nuevo libro estaba medio terminado, sugiriendo que sólo tenía que trabajar sobre un manuscrito del libro de su amigo, según considera Spiring. Éste apunta que es posible que la esposa de Robinson describiera más tarde a Conan Doyle el malestar de su ma- ABC rido por la escasa remuneración por su importante contribución a la novela. Entonces el autor le habría sugerido a la mujer que le administrara una sustancia preparada a partir de opio, cuya ingestión tiene síntomas parecidos a los de la fiebre tifoidea. El caso ha sido juzgado con cierta diversión por varios especialistas sobre Holmes, que creen que no tiene nin-