Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid MIÉRCOLES 27 7 2005 ABC MADRID AL DÍA ¿SE ACUERDAN? MANUEL MARÍA MESSEGUER é bien que el periodismo no consiste en dejar preguntas en el aire, sino en formularlas a quien corresponda para darle las respuestas al amable lector, al fiel radioyente o al indolente teleadicto. De ahí que esta columna más que de periodismo va a ser trasunto de asombros e inconsecuencias. Porque, a ver, ¿quién se acuerda que en esta ciudad hubo hace dos años dos personajes a los que se les llamó de todo menos bonitos? Para quienes no recuerden el monumental escándalo, los diputados regionales socialistas Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez no se presentaron al acto de constitución de la Asamblea Regional lo que motivó que el pacto de izquierdas, que había ganado por un solo voto al Partido Popular en las elecciones autonómicas, perdiera la posibilidad de gobernar la Comunidad de Madrid. Hace ahora dos años, los adictos a la teleserie de la comisión de investigación resultante de la estampida, se anclaban ante el televisor para asombrarse del cinismo de Eduardo Tamayo, uno de los traidores al decir de su ex partido; la inanidad de Maria Teresa Sáez, la tránsfuga sin causa, o la locuacidad megalómana de José Luis Balbás, el líder carismático y componedor, rápido en despelotarse de convicciones según la conveniencia de los pactos. A lo largo de las sesiones resultaba fascinante el curso de una investigación que lejos de aclarar la trama inmobiliariapolítica- pepera terminó siendo un bumerán contra el propio partido socialista, exponiendo sus pactos, sus presiones y sus arreglos, como si no fueran la salsa habitual en todos los partidos democráticos de Occidente, en los que se come con cuchillo y navaja y se sonríe al correligionario antes de ultimarlo. Aquellas deserciones obligaron a una nueva convocatoria de elecciones que terminó ganando el PP. Pero lo curioso de la historia es que todos los personajes del drama se sumieron en un proceso de evaporación por olvido. Nunca más se habló de ellos. Ni el periodismo inquisidor ni el que se declara independiente ni los partidos políticos en liza, ni los propios electores volvieron a darle bola a Tamayo, a Sáez, a los balbases o a los taimados constructores. Ni en los aniversarios se les mienta como si un vuelco electoral no mereciera el recuerdo. Ni un reportaje del tipo ¿Qué fue de... Nada. Sólo silencio. S Los miles de usuarios del Metro de Madrid sufren en estas fechas temperaturas muy elevadas, y no sólo en los vagones ABC Las temperaturas están por las nubes en Madrid, también bajo tierra. El PSOE se armó de un termómetro para visitar el Metro y denunciar el intenso calor que llega a superar los 40 grados. Mientras, la compañía destaca su esfuerzo por extender el aire acondicionado Las líneas 1 y 6, hornos a 40 grados TEXTO Y FOTOS: MARIO DÍAZ MADRID. El aire parece escasear en el repleto vagón de Metro que recorre el trayecto de la línea 6 entre Conde de Casal y Pacífico, y el sudor brilla en las caras de los agolpados usuarios pese a que la tarde ya está avanzada. Hace calor, mucho, probablemente el mismo que en muchos de los andenes y vagones del resto de la red del suburbano en este sofocante verano. Los usuarios lo saben, y el grupo socialista de Madrid se encargó ayer de denunciarlo. Armados con un termómetro, tres concejales repitieron la rutina de los miles de vecinos que utilizan a diario el Metro mientras medían las temperaturas registradas en las líneas 1 y 6, entre Plaza de Castilla y Moncloa. Oscila entre los 36 y los 38 grados resumió el portavoz adjunto del grupo municipal socialista, Óscar Iglesias, aunque miembros de su comitiva resaltaron otras temperaturas sensiblemente más altas registradas en diversas ocasiones, como los 42 grados alcanzados en otras mediciones en el intercambiador de Avenida de América, informa Ep. Ésta es una de las líneas más achicharrantes de toda la red, junto a otras como Moncloa o Conde de Casal. Las caras de sofoco de algunos usuarios y su destreza con el abanico dan fe del calor que se sufre en algunas líneas del suburbano. José María Martín, que por su trabajo de comercial pasa buena parte de su jornada laboral entre vagón y vagón, extiende las críticas a todas las líneas más viejas: te hartas de calor también en la 4, en la 5 o en la 7, no sólo en la 1 y en la 6 Los concejales, además, denunciaron los niveles de contaminación del aire, la masificación y los problemas de acceso de muchos usuarios con problemas de movilidad, por lo que pidieron al Gobierno regional y al Ayunta- La opinión de los usuarios Juan Castillero Economista Cojo la línea 6 varias veces al día, y la mayoría de sus trenes son muy viejos y, en ellos, el aire acondicionado es muy poco frecuente Raúl Armesto Periodista Al final depende de la línea que cojas: si tienes suerte das con un tren moderno con todas las comodidades... pero la mayoría de las que yo utilizo siguen siendo antiguallas miento un plan con mecanismos de climatización y ventilación, mayor frecuencia de paso de los trenes y obras para completar la accesibilidad. Por su parte, Metro de Madrid respondió a la visita destacando que realizan un importante esfuerzo inversor para que la mayoría de sus instalaciones Carmen Yusta Jubilada Yo soy usuaria de varias líneas y, no sé si es porque no paso mucho calor, pero para mí todo sigue normal, salvo si es hora punta Patricio González de Chávez Músico Entre las obras, la lentitud de algunos trenes y que el aire acondicionado no funciona en varias líneas, con el consiguiente calor, dan ganas de no coger el Metro tengan aire acondicionado, y resaltando que el calor de este verano también repercute en sus instalaciones. La tarde llega a su fin y el andén de Atocha hierve de gente y, sobre todo, de calor, aunque un saxofonista no se amilana y sigue tocando pese a que el sudor le empañe el instrumento.