Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 27 7 2005 Internacional 29 Falta de quórum en la votación del nuevo gobierno búlgaro b Aunque los socialistas fueron Schröder centrará su campaña en la subida de los precios b Los conservadores de Angela Merkel proponen subir del 16 al 18 por ciento el IVA para financiar un descenso significativo de los costes laborales GUSTAVO MORA. SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. No puedo permitirme a Angela Merkel Con eslóganes como éste, el partido del canciller Gerhard Schröder centrará los ataques a su rival conservadora Angela Merkel en la idea de que con un cambio de gobierno todo será más caro en Alemania. Así lo adelantó ayer a Spiegel Online el gerente socialdemócrata Kajo Wasserhövel. Los conservadores proponen subir del 16 al 18 por ciento el IVA para financiar con la recaudación adicional resultante un descenso significativo de los costes laborales, que se cuentan entre los más elevados de Europa. No sólo los gubernamentales socialdemócratas y verdes disienten en esa medida, sino también los liberales, potenciales socios menores de un gobierno de Merkel, que defienden a capa y espada las bajadas de impuestos. Sin embargo, el presidente liberal, Guido Westerwelle, se esforzó por limar esas diferencias y señaló al segundo canal de la televisión pública que hay que ser diplomático cuando se quiere convencer a un socio los más votados, los cinco partidos de la oposición, de los siete que componen el Parlamento, abandonaron el hemiciclo RAFAEL ALVARADO. CORRESPONSAL SOFÍA. Los cinco partidos de la oposición- -siete son las fuerzas políticas en el legislativo- -lograron hacer fracasar, al abandonar el hemiciclo y provocar falta de quórum, la votación a que se sometía el líder socialista Serguei Stanishev, nominado candidato a la jefatura de un gobierno de coalición junto con el Movimiento de Derechos y Libertades (MDL) partido de la minoría turca. En las generales del pasado 25 de junio, los socialistas fueron los más votados, aunque muy por debajo de la mayoría absoluta que confiaban obtener. La sesión del legislativo comenzó con acalorados debates por cuestiones técnicas y fallos del sistema electrónico de votación. Cuando el candidato a primer ministro logró exponer el programa de su gobierno, el hemiciclo estaba medio vacío ya que los diputados de la oposición se habían retirado. Nuevas irregularidades en la forma de conducir la sesión provocadas por el presidente del legislativo, el también socialista Gueorgui Pirinski, obligaron a un descanso tras el cual, al no volver la oposición al hemiciclo, se estableció la falta de quórum para el debate de investidura. No a la confrontación Con ello renunciaba a la confrontación abierta con el partido de Merkel por la subida del IVA, aunque enfatizó que su partido rechaza claramente esa propuesta. El disenso entre conservadores y liberales se extiende también al ámbito de la seguridad. El partido de Merkel reclama autorizar la intervención del Ejército dentro del país para prevenir atentados antiterroristas y propuso ayer crear además una base de datos sobre potenciales terroristas y ampliar las posibilidades de almacenar datos de teléfonos portátiles e internet. Los liberales lanzaron una advertencia contra una restricción de las libertades civiles. Las nuevas reclamaciones en seguridad de los conservadores son una reacción a los atentados de Londres y a la noticia de un suicida que se mató estrellando su avión ultraligero entre los edificios de la Cancillería y el Reichstag, sede del Parlamento. La Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel inauguró ayer en Berlín el cuartel general de su campaña electoral. El pistoletazo de salida de la campaña lo dará la candidata este sábado en Munich, en una señal de unidad con su partido hermano, la Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera. Apoyo de tránsfugas La posibilidad de que prosperara la candidatura de Stanishev era muy escasa pues a los dos partidos coaligados les faltaban cinco votos para lograr el mínimo necesario, y confiaban en el apoyo de tránsfugas de diputados opositores. Después de la fallida votación, Stanishev acusaba a la oposición de tener una conducta política irresponsable manifestando que la izquierda no le teme a unas elecciones parlamentarias anticipadas. El primer ministro saliente, Simeón de Bulgaria- -a su partido, la Alianza Nacional Simeón II le corresponde recibir el mandato para formar gobierno caso de que fracase la votación de Stanishev- -calificaba la situación de compleja y pidió que todos reflexionaran para que no haya elecciones anticipadas, que considera algo muy grave para el país. Una hora antes de los debates, el ultranacionalista partido Ataka había convocado un mitin bajo la consigna de No permitir al MDL acceder al poder en el que, ante unas trescientas personas, el líder de esta formación lanzó sus arengas.