Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional MIÉRCOLES 27 7 2005 ABC Extremistas judíos profieren contra Sharón la misma maldición que a Rabín Un grupo de ortodoxos augura su muerte en un plazo inferior a un mes b La clase política califica el acto de incitación al asesinato mientras sus participantes alegan que únicamente invocaron a los Ángeles de la Destrucción H. MEDINA JERUSALÉN. Un grupo de extremistas judíos ha celebrado la ceremonia de la pulsa denura contra Ariel Sharón, provocando un terremoto entre la clase política israelí, que ayer denunció que la misma maldición se profirió en 1995 contra el entonces primer ministro Isaac Rabin sólo unas semanas antes de su asesinato. La ceremonia se celebró durante la noche del pasado jueves en el cementerio viejo de Rosh Pina, una localidad situada al norte de Israel, y contó con la autorización de rabinos ilustres, aunque sólo ha trascendido el nombre de uno de ellos. La ceremonia fue filmada por los participantes y anoche la difundieron los canales de televisión, en cuyas imágenes aparecen una veintena de personas que en mitad de la noche leen la maldición contra Sharón. La pulsa denura cuya traducción del arameo significa látigo de fuego se ha utilizado tradicionalmente contra los gentiles que supuestamente perseguían a los judíos con objeto de causarles daño. Es un ritual muy antiguo en el que se usa la lengua aramea, y es tabú entre los judíos hasta el punto de que no existe ninguna bibliografía al respecto y sólo se empezó a hablar de ello en público tras el asesinato de Rabin. Muchos judíos creyentes piensan que la pulsa denura es efectiva contra los perseguidores de los judíos Samir Geagea, con su esposa AFP El Líbano indulta a Geagea, el último señor de la guerra en prisión b Antes de abandonar el país con destino a Francia, el lider cristiano hizo un llamamiento a la reconciliación de una sociedad que continúa profundamente fragmentada ABC BEIRUT. Banderas blancas con el Cedro, botellas de champán descorchadas, tambores, jóvenes descamisados y cruces cristianas se fundían en el improvisado carnaval con que cientos de personas celebraban ayer la excarcelación de Samir Geagea, el último señor de la guerra del conflicto que bañó de sangre el Líbano entre 1975 y 1990. Condenado a cadena perpetua por varios asesinatos, entre ellos el del ex primer ministro Rashid Karami, el líder antisirio pasó la mayor parte de sus once años de arresto aislado en una celda subterránea del Ministerio de Defensa, de la que ayer salió beneficiándose de una amnistía que le concedió el Parlamento el pasado fin de semana. Habéis salido de la gran prisión en la que estabais, y me habéis sacado a mí de mi pequeña prisión proclamó, trazando un claro paralelismo entre su puesta en libertad y los profundos cambios que vive el país. Antes de salir hacia París, Geagea llamó a los libaneses a la reconciliación y al surgimiento de un espíritu completamente distinto al que prevaleció durante la guerra El pulso entre los irreconciliables grupos que componen el país del Cedro se está inclinando en los últimos meses en favor de los grupos antisirios, especialmente desde el asesinato en febrero del ex primer ministro Rafik al Hariri, como pone de manifiesto la amnistía de Geagea, pero también el reciente regreso de Michel Aoun tras 14 años de exilio. Por no hablar de la retirada de las tropas sirias. El rabino Shlomo Amar (derecha) se dirige a un acto de protesta contra Sharón mientras que los no creyentes consideran que es una incitación al asesinato que en su momento provocó que el ortodoxo Yigal Amir disparara mortalmente contra Rabin. Mijail ben- Horin, uno de los participantes, precisó que dada la seguridad que rodea a Ariel Sharón, que es diez veces más férrea que la que tenían Hitler y Stalin es imposible asesinarlo y por lo tanto en el cementerio viejo de Rosh Pina sólo se pidió a los Ángeles de la Destrucción que acaben con la vida del primer ministro. AP Siniestra profecía Los participantes creen que Sharón morirá por la causa que sea- -bien natural, bien por medio de un asesinato- -en un plazo de 30 días. Si esto no ocurre, comenzarán a morir quienes profirieron la pulsa denura circunstancia que necesariamente fuerza que los participantes estén interesados en que el fallecido sea Sharón. Entre los organizadores estaba el rabino Yosef Dayan, del asentamiento de Pesagot, en la Cisjordania ocupada, que ya profirió una pulsa denura contra Rabin en 1995 y que posteriormente estuvo detenido por amenazar con dictar otra maldición contra Simón Peres. Este asunto, que ayer centró la atención en los informativos de radio y televisión, fue denunciado por numerosos políticos de todo el arco parlamentario que pidieron la intervención de la Policía. No se descarta que en los próximos días las Fuerzas de Seguridad detengan a algunos participantes por incitar al asesinato. Chirac respalda ante el primer ministro israelí el plan de Gaza en una cumbre marcada por la distensión JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Ariel Sharón y Jacques Chirac esperan enterrar antiguos malentendidos y abrir una nueva era de confianza entre Francia e Israel. Desde la óptica gala, la retirada de la Franja de Gaza abre una dinámica de nuevo cuño desde la óptica judía, la defunción de Yaser Arafat y la sucesión de Mahmud Abbas permiten refundar las relaciones bilaterales, cuando el terrorismo islámico crea frentes de cooperación y riesgos de enfrentamientos sensibles. El presidente Chirac utilizaba un lenguaje diplomático grave y altisonante para saludar la histórica deci- sión de la retirada israelí de Gaza: Para nosotros, se trata de una oportunidad excepcional de confirmar al más alto nivel que Francia desea sostener con Israel una relación privilegiada en todos los terrenos Como un eco, Ariel Sharón respondía a su huésped en unos términos no menos sorprendentes: Admiro el conocimiento profundo del presidente Chirac de los problemas que afectan a Oriente Próximo, y estoy plenamente seguro de que podemos ahondar nuestras relaciones de confianza. Francia debe ser un ejemplo para otros países europeos por su lucha contra el antisemitismo En Francia vive la tercera comuni- dad judía del mundo, tras las de EE. UU. e Israel, cuya presencia ha sido un motivo histórico de tensiones e incomprensiones, con altibajos abismales, desde la IV República. El apoyo histórico de París al liderazgo palestino de Arafat fue un obstáculo insalvable, pero desaparecido Arafat, Sharón y Chirac esperan poder refundar las relaciones desde nuevas bases. Ambas partes harán concesiones que tienen límites vidriosos: Sharón estima que Hizbolá es una organización terrorista, contra la que es imprescindible prolongar una guerra sin cuartel, mientras que el presidente francés considera que esta organización debe integrarse en la vida política del Líbano. Hace apenas un año, Sharón lanzó un espectacular llamamiento a los judíos franceses, pidiéndoles que emigraran a Israel para huir de una Francia donde crecía peligrosamente el antisemitismo.