Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 27 7 2005 Nacional 21 Una nube de ácido tóxico tuvo en vilo durante horas a más de 10.000 personas en Cantabria Los vecinos más cercanos, obligados a enclaustrarse en casa tras verter el líquido un camión accidentado la autovía que une Torrelavega con Santander; Protección Civil activó el nivel 2 de alerta del Plan Especial de Mercancías Peligrosas ABC TORRELAVEGA (SANTANDER) El vertido de 24 toneladas de ácido clorhídrico que transportaba un camión cisterna por la autovía A- 67 (SantanderTorrelavega) generó ayer una pequeña nube tóxica que mantuvo en vilo durante horas a las más de 10.000 personas que residen en los municipios cercanos al lugar los hechos. La alarma se disparó a primera hora de la mañana cuando un camión que transportaba mercancías peligrosas para una compañía química volcó en el kilómetro 9,900 de la autovía A- 67, a la altura del municipio de Boo de Piélagos, tras salirse de la calzada. El conductor del vehículo, que resulb El accidente se produjo en tó ileso, avisó de inmediato de que la cisterna se había partido en dos y de que se estaba derramando por la calzada y el arcén ácido clorhídrico, un líquido no inflamable pero corrosivo, que a niveles altos puede producir respiración jadeante, encharcamiento de los pulmones e, incluso, la muerte. Plan de emergencia Una vez tuvo conocimiento del siniestro, Protección Civil del Gobierno de Cantabria activó el nivel 2 del Plan Especial sobre Transportes de Mercancías Peligrosas por Carretera (TRANSCANT) lo que implica la plena movilización de medios y recursos del Estado y la Comunidad Autónoma. El temor a una rápida intoxicación obligó a la Policía a acordonar la zona para impedir el acceso de la población al lugar del accidente y se cortó la autovía en ambos sentidos. Al tiempo, se avisó a los habitantes de los municipios más cercanos (Piélagos, Bezana y Camargo) para que taparan las venta- Una grúa retira la cisterna de ácido tóxico que transportaba el camión accidentado EFE nas con toallas mojadas y no salieran de los domicilios. El viento flojo que soplaba en esos momentos y el hecho de que el accidente se produjera en una zona prácticamente deshabitada favoreció que la nube tóxica no afectara finalmente a ningún núcleo de población según explicó el director general de Protección Civil Cantabria Martín Vega. En menos de dos horas la nube estaba totalmente diluida y no se detectaba su presencia en ninguna zona aseguró. La situación se dio rápidamente por controlada, por lo que al filo del mediodía Protección Civil retiró la recomendación hecha a los vecinos para que no salieran de sus casas, desactivó el Plan TRANSCANT y abrió al tráfico la autovía. Por último, el teléfono de emergencias 112 confirmó que a lo largo de todo el día no han recibido aviso alguno de personas afectadas el ácido Miembros de Protección Civil, equipos de bomberos de Torrelavega y Santander, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, y especialistas de este Cuerpo en energía nuclear, radiactiva, biológica y química, así como técnicos y voluntarios, participaron en el operativo desplegado a causa del siniestro.