Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MIÉRCOLES 27 7 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. EL AGUA Y LA TONTA MEDIA ARITMÉTICA La cumbre de Luzón Este fin de semana hemos tenido la desgracia de padecer dos lamentables espectáculos políticos en Guadalajara. El primero, el sábado por la tarde en Luzón, cuando, por protestar con justicia ante Barreda, el alcalde de dicho pueblo nos acusó de actuar por política a los que hemos estado en primera línea de fuego. Lo único que los vecinos hemos leído como resultado de la reunión es una carta de los alcaldes en la que se acusa a los allí asistentes de ser unos exaltados pertenecientes a pueblos no afectados. Nadie nos dijo que nos fuéramos a casa cuando estuvimos tres días seguidos en el incendio. A día de hoy, el alquiler de maquinaria para cortafuegos va a correr a cargo de las arcas municipales de nuestro pueblo en lugar de asumirlo la Junta; todo esto parece indicar que algo sí nos afecta. Y ojo, habría que preguntar a los luzonenses a partir de setenta años, hombres y mujeres que se enfrentaron a los ineptos tras guardaespaldas que dejaron arder su historia, si están ahora del lado de su alcalde o del de los exaltados. También habría que preguntar dónde están las imágenes de aquello, porque cámaras de televisiones nacionales vimos todos. El segundo espectáculo, y vaya si lo ha sido, el ofrecido por Zapatero cuando, aprovechando una concentración de vecinos en Mazarete, visitó La Riba de Saelices, donde sólo encontró a los alcaldes más sumisos de la tarde anterior en Luzón, sin vecinos, y a los medios afines que, avisados, pudieron hacer las correspondientes fotos. Mi reconocimiento a ABC, que fue el único en relatar el domingo con objetividad: la cumbre de Luzón Felix Antonio Garrido. Luzaga (Guadalajara) Carretera de Valencia Anteayer, volviendo de Murcia en dirección a Madrid, al llegar a Albacete la carretera estaba parada. Empezamos a llamar a la Dirección General de Tráfico y nos comunican que sólo había diez kilómetros de atasco. A las dos de la mañana seguíamos llamando a Tráfico. Después de cinco horas de caravana nos siguen diciendo que sólo hay diez kilómetros de atasco. Dejan un contestador y se despreocupan de todo, no dan las noticias de la realidad. ¿Para qué? Los coches parados en la cuneta con gente durmiendo. Es una vergüenza. Me da la impresión de que sólo aparecen para poner multas y sacarnos dinero a los españoles y que, a la hora de dar la cara con el atasco monumental de anteayer y recomendar otros trayectos o que retrasemos el viaje, se lavan las manos de esa manera. Cada hora poníamos la radio para ver si nos decían algo, y ninguna noticia. La información de la DGT, tanto por mensaje como por teléfono, era la misma: Sólo diez kilómetros de caravana Durante ocho horas, la misma respuesta. Me gustaría que el director general de Tráfico o el ministro estuvieran en esa carretera anteayer por la noche. Para ellos es muy cómodo, ni se enteran de lo que sufrimos los españoles que pagamos los impuestos. Natalia Onieva. Madrid. Sin odio He visto cómo los ingleses tenían más clase, más temple, más valor que nosotros. No unas fuerzas policiales más eficaces, por cierto. Pensaba que todo era diferente pero no sabía lo que era. No sé exactamente cuándo lo he sabido, pero creo haberlo identificado: no es lo que tienen, es lo que no tienen. No tienen odio. No hay odio entre la izquierda y la derecha. No he visto las caras de odio que vi en las puertas de la sede del PP el día 13 de marzo ni en la Comisión de Investigación. Ojalá esa ausencia persista y no nazca el odio entre los británicos de varias generaciones y los nuevos británicos musulmanes. Berta Carrión Ramírez. Madrid. S I en un gimnasio entrenan veinte jugadores de baloncesto que miden dos metros y otros veinte jockeys que miden 1,60 es absurdo decir, sin más, que la estatura media es de 1,80. Hasta el más romo de los estudiantes de antes sabía que no es recomendable usar la media aritmética como medida central en las distribuciones muy asimétricas: la media de datos muy dispersos es muy poco reLUIS IGNACIO presentativa PARADA ya que es muy sensible a los valores extremos de lo que se quiere medir. No debemos consolarnos cuando nos dicen, en plena sequía, que las reservas de agua que contienen nuestros pantanos está en el 48,7 por ciento de su capacidad, como informó ayer el Ministerio de Medio Ambiente. Importa más saber cuánto ha descendido el agua embalsada en una semana, digamos un 10 por ciento en los dos últimos meses; para cuánto queda con el consumo actual, por ejemplo 46 días; a qué nivel debemos reducir el consumo hasta que lleguen las lluvias, pongamos 100 litros por persona y día en vez de 300. Pero sobre todo, importa saber que ese promedio de la capacidad embalsada, recoge extremos tan dispersos como los de los pantanos del País Vasco, Galicia y Asturias que están entre el 81 y el 76 por ciento de su capacidad y los del Segura y el Júcar que están entre el 15 y el 27 por ciento. Para conocer la representatividad de una media se han inventado la mediana (la mitad de los datos está por encima del promedio, la mitad por debajo) la moda (el dato más frecuente) la desviación típica y el coeficiente de Variación, que miden la dispersión de los datos reales con respecto a una media. Porque si no, ocurre lo que todos sabemos: si usted se come un pollo y yo no me como ninguno, usted y yo hemos comido medio pollo cada uno: una media aritmética tonta. Tan tonta como creer que podemos estar satisfechos porque la media de reservas en los pantanos del país está casi al 50 por ciento cuando en media España sobra agua y en la otra media la gente puede pasar sed. Estatuto sin interés Hace meses que nuestros políticos se reúnen para hablar del nuevo estatuto de autonomía: plenos, reuniones, enmiendas. ¡Cuánta actividad! Es no parar. Pero luego se entera uno que, según las encuestas, el redactado y aprobación del nuevo estatuto interesan a un exiguo porcentaje de la población. Apenas ronda el 5 por ciento. En sus sesudas y grandilocuentes declaraciones siempre tienen en la boca que gobiernan para el pueblo, que están en contacto con la realidad social, que si esto, que si lo otro... Pues parece que ese sondeo no se lo han mirado. Claro que para todo roto hay un descosido y entonces dicen que no se puede gobernar a golpe de encuesta. No sé si se trata de un caso de amnesia política, la misma que induce a olvidarse por completo del Carmelo, o que la bipolaridad ha llegado a nuestros políticos. Ya no recuerdan lo que decían ayer. Tienen una pésima memoria. Pero eso no es todo. El pasado lunes, Carod- Rovira, con aires proféticos, declaró que este nuevo estatuto, que aún no ha sido aprobado, será modificado en cuanto varíe la correlación de fuerzas en el Parlamento, circunstancia que podría darse a la vuelta de unos años en las próximas elecciones. ¿Más comisiones, más reuniones, más declaraciones entonces? Javier Toledano Ventosa. Barcelona. de existir los dos bandos guerreros. Ahora resurge de nuevo el terror sin guerra. Las masacres ocurridas en las Torres Gemelas, en trenes de Cercanías, en líneas de Metro y hasta en el mismo Egipto musulmán, además de las cotidianas de Irak, son hechos vandálicos a los que algunos llaman guerra de un solo bando Tememos al fundamentalista educado con varios siglos de retraso, pero equipado para efectuar su incomprensible inmolación a fin de eliminar la civilización occidental. El nuevo orden mundial ha de tomar determinación para parar esta locura. Por un lado, se habla de guerra y, por otro, se proclaman alianzas de civilizaciones A las cumbres de los grandes, donde condonan deudas de los más pobres, acuden minorías que, mezcladas con terroristas, siempre se presentan dispuestas a meter ruido o terror. Pero ¿quién les financia? José Naranjo. Pamplona. Globetrotters Mientras el fútbol del Real Madrid se sustente en los Zidane, Ronaldo, Raúl, Beckam, Figo y Roberto Carlos, la diversión al estilo de los Globetrotters está garantizada; también la ausencia de títulos y la derrota ante equipos correosos y fajadores. ¡Qué bien le vendría un Helenio Herrera para sentar en el banquillo a tanta incapacidad goleadora! J. M. Martínez. Tarragona. Guerra o alianza La última guerra mundial, con ejércitos muy poderosos a ambos lados, fue algo horripilante. Hubieron de morir millones de seres humanos para que ganase la democracia y se eliminase el fascismo. Con una amenazante guerra fría, sin que se pegase un tiro, también se hundió el bando comunista. Dejaron