Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 26 7 2005 Opinión 5 MEDITACIONES DE BANDERA M ÁS bonistas que Bono, algunos de los más estrechos colaboradores del ministro se pasan de frenada al interpretar el runrún de lo políticamente correcto. Tal vez por aquello de recuperar la memoria histórica sin distinción de bandos la enseña nacional- -pensaron- -no debía estar sola en los actos que la Asociación de Supervivientes Quinta del Biberón 41 celebró ayer, en presencia del ministro, en la localidad tarraconense de Gandesa. Tuvo que ser Bono quien aplacara el frenesí multisimbólico de sus asesores, empeñados en darle fuste al acto a base de banderas. Al final, la senyera y la republicana se guardaron para mejor ocasión y la española lució sola en una emotiva y sobria ceremonia en la que los más bonistas que Bono alabaron la contención formal de su ministro. MARCO AURELIO LEER Y PENSAR UNA EUROPA MÁS SEGURA LA FUERZA DE LA RAZÓN DE JULIÁN MARÍAS Alianza Editorial Madrid, 2005 354 páginas 18 euros Luz perpetua Julián Marías es, entre otras muchas cosas ejemplares, el decano de los escritores de ABC. Nuestros lectores saben de su magisterio y lo echan en falta. El tiempo va haciendo su obra, y la salud ya le es esquiva. Acaba de aparecer esta recopilación de los artículos publicados en estas páginas entre enero de 2002 y junio de 2004. Marías reivindica la fuerza de la razón, su capacidad para iluminar y hacer de la realidad algo inteligible. Poco hay que añadir que no sepa el lector de este diario. Aunque aborden muy diferentes asuntos, todos ellos están escritos con y desde la filosofía, a la que sólo guía el afán de verdad y claridad. Sabedor de que acaso recorra las últimas vueltas del camino de la vida, presagia que son sus últimos artículos en el sentido más radical de la expresión; que, tal vez, ya no escriba más. Ojalá se equivoque. Mientras tanto, bien puede invocar el primer verso del soneto de Lope: Vuelve a la patria la razón perdida ¿Por qué no aparece en la contraportada la referencia a ABC, solar de estos artículos de quien tanto ha hecho en favor de la concordia entre los españoles? IGNACIO SÁNCHEZ CÁMARA A suma de los atentados de Londres y la crisis europea del no francés y holandés es turbadora, tanto por el elemento del islamismo radical enquistado como por una irresolución equiparable al fracaso de la Comunidad Europea de Defensa en los años cincuenta. Toda la trama terrorista que dimana de los Hermanos Musulmanes y llega hasta Al Qaida es la peor amenaza para la Unión Europea y para Occidente, para sociedades abiertas cuyos valores compartidos no excluyen la obviedad del miedo y de la inseguridad. Después del fin de la guerra fría, Europa necesita más que nunca sentirse segura. LA OTAN es algo realmente curioso: fue fundada para contrarrestar el expansionismo soviético, pero en su más de medio siglo de existencia la única invasión perpetrada en el territorio de uno de sus paísesmiembro fue en el Atlántico Sur, cuando Argentina intentó ocupar las Islas Maldivas. Otro rasgo VALENTÍ curioso: cuando con el 11- S la OTAN PUIG invocó el artículo 5- -es decir, que un ataque contra uno será considerado como un ataque contra todos- -aquel macroatentado terrorista no procedía de una nación identificable. Frente al buenismo y la lírica universalista, no es retórico insistir en la indisolubilidad del binomio libertad- seguridad. Entre otras cosas, ese fue el fundamento racional o moral de la constitución de la Alianza Atlántica, de cuya razón de ser pueden dimanar soluciones a los retos de la Europa actual y para el conjunto de Occidente, en el sentido de naciones- Estado que conviven bajo el imperio de la ley, como sociedades abiertas. Frente a esa realidad están los hermetismos ancestrales, la confusión integrista entre las lindes del Estado y de la Iglesia o la falta de sustanciación cotidiana de los derechos del individuo ante los efectos de succión de una comunidad basada en una u otra noción absolutista. De esas cosas saben mucho los países que estuvieron bajo la férula del pacto de L Varsovia y hoy acuden a Bruselas para negociar cupos en la política agrícola o para reafirmar principios elementales de seguridad colectiva. La entrada de los tanques soviéticos en Praga, en 1948, acaba con el intento de Truman de incorporar Rusia al proceso europeo. Nace la OTAN en 1949. A principios de los años cincuenta, en plena guerra de Corea, Francia propone la Comunidad Europea de Defensa, la CED, consistente en un ejército supranacional europeo que sustituía los ejércitos nacionales. Es decir: para que Alemania no se rearmase, la salida era que los alemanes participasen en una fuerza militar europea. El proyecto, con el visto bueno de Washington y Londres, había sido asumido por seis países: estaban Francia, Alemania, Bélgica, Holanda, Luxemburgo e Italia. Después de concebir el proyecto, París exige y negocia cláusulas de todo tipo, pero sin una previsible mayoría parlamentaria suficiente. Al final, el dilema fue a parar a manos de Pierre Mendés- France. Sin entusiasmo, puso el asunto a votación. La sesión fue muy agitada y la Asamblea Nacional rechazó la CED. Los diputados partidarios del rechazo neutralista cantaron La Marsellesa desde sus escaños. Entre otros, habían votado juntos comunistas y gaullistas. En sus memorias, Aron dice que esa fue la más grande querella ideológico- política en Francia desde el asunto Dreyfus. Al final, Washington y Londres dieron las garantías necesarias a París, para que Alemania ingresara en la OTAN en mayo de 1955: se preparaba el Tratado de Roma. Aquella situación tiene algunas semejanzas con la crisis actual. En el Wall Street Journal Simon Serfaty ha escrito que, como ahora, no se trataba para Washington o Londres de aprovecharse de la desazón francesa, sino de mostrar el liderazgo de confianza que era del todo necesario en aquella fase crítica. Luego, vino la Unión Europea Occidental, que, como es sabido, sirvió de poco. Para ser útil ya estaba la OTAN. vpuig abc. es