Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 25 7 2005 95 Televisión y radio CARLOS SOBERA Presentador del concurso de Antena 3 ¿Quién quiere ser millonario? Marc Cherry, creador de Mujeres desesperadas ha recibido el premio al Programa del Año, otorgado por la Asociación de Críticos de Televisión. La ceremonia de la 21 edición de estos galardones tuvo lugar en Beverly Hills Mi éxito como presentador ha condicionado mi trabajo de actor Como txiquichu de Bilbao, puede con todo. Al margen de sus matices como actor, Carlos Sobera está demostrando sus grandes cualidades como presentador de concursos. Conduce en Antena 3 desde hoy el mismo espacio con el que se dio a conocer en Telecinco TEXTO: CARMEN ANIORTE Justicia ciega llega esta noche a la madrugada de Telecinco ABC MADRID. Con Gil Grissom y Horatio Cane de vacaciones, esta noche llega a la parrilla de madrugada de Telecinco (1.00 h. la serie Justicia ciega con intención de pasar el verano junto al equipo de Medical Investigation Se trata de una producción de Paramount protagonizada en sus principales papeles por Ron Eldard, Marisol Nichols, Reno Wilson, Frank Grillo, Michael Gaston y Rena Sofer. Durante las próximas semanas, los espectadores van a ser testigos de las increíbles investigaciones policiales realizadas por el detective Jim Dumbar (Rom Eldard) Se trata de un agente de homicidios que pierde la vista en un tiroteo en el que fallece un compañero y que, en lugar de hundirse en una depresión, toma la valiente decisión de seguir con su trabajo. Al principio tendrá que enfrentarse, además de a los delincuentes, con las dudas de sus compañeros y jefes, que desconfían de su capacidad para seguir desempeñando con eficacia su trabajo. Lo que no saben estos es que a la experiencia e intuición se les ha unido que sus otros sentidos se han desarrollado de una manera extraordinaria tras el tiroteo y van a ser el mejor aliado del agente Dumbar en el transcurso de sus investigaciones. ¿En su opinión- -con tanto éxito- por qué cree que dejó de emitirse el programa en Telecinco? -Cuando empezó, los responsables de la cadena tenían serias dudas sobre si iba a funcionar. Sorprendió gratamente el éxito que de inmediato consiguió. Todo el mundo hablaba de él; si no llega a ser por Gran hermano este concurso habría sido un auténtico fenómeno sociológico de mayores dimensiones de las que ya tiene. Dada nuestra popularidad, usaron el programa para tapar huecos y sufrió una tremenda sobreexposición. Para colmo, en su última etapa le tocó rivalizar en franja horaria con Cuéntame de TVE. Esto hizo que la audiencia bajara considerablemente y al final se retiró de la parrilla. ¿Dónde se encuentran las claves del éxito de este concurso? -Se trata de un programa de factura sencilla de preguntas y respuestas. Si las aciertas ganas un montón, y si pierdes, pues te vas a casa. Además, es muy interactivo, ya que permite al espectador jugar desde casa y medir el nivel de sus conocimientos. ¿Qué ha supuesto para usted presentar este programa? -Todo. Estar al frente de ¿Quién quiere ser millonario? es un regalo en el que yo pagaría por estar. Para mí no es uno de los mejores, sino el mejor concurso de la historia de la televisión. -Y desde hoy en Antena 3... -Sí, en la misma franja que hasta la semana pasada ocupaba Pasapalabra Estoy convencido de que la audiencia nos va a corresponder con su apoyo y que lo nuestro va a ir más allá del verano. ¿Qué pasará cuando llegue septiembre? -Eso está por ver. El verano es un banco de pruebas para la televisión, pero este concurso es ideal para cualquier estación. ¿Usted es un actor al que este concurso se le cruzó en el camino? -Siempre me he definido como comunicador: presentar y actuar. Mis comienzos fueron como presentador Carlos Sobera vuelve a buscar millonarios, pero en otra cadena -ya que no hablo euskera y no podía hacer ficción- -en ETB, y me vine a Madrid para desarrollar mi carrera como actor. Después me llegó la oportunidad de presentar ¿Quién quiere ser millonario? Es una verdad como un pino que mi éxito como presentador ha condicionado mi carrera como actor. Tanto en cine como en televisión la cosa está bastante paradita. He tenido ofertas hasta hace dos años, para hacer cosas, pero de un tiempo a esta parte parece que solamente me ofrecen concursos. ¿A qué cosas ha dicho que no? -Me ofrecieron el papel de Jaime Blanch en Tres son multitud pero tenía que irme a Argentina y en ese momento no podía. También el papel de Roberto Álvarez en Ana y los siete pero tenía un compromiso en Telecinco y fue imposible. Roberto lo ha hecho genial y ha demostrado a todo el mundo lo gran actor que es. ¿Se atrevería a participar? -Rotundamente, no. Tengo un respeto infinito por todos los que se presentan. No es nada fácil. Ponerte en medio de un círculo, con la luz justa y que te esté viendo todo el mundo me impone. ¿Levantará la ceja? -Ahora, con el paso de los años, me cuesta un poco más que se me levante. Lo único diferente, con la fórmula ya conocida, es que voy a estar un poco menos serio- -lo que quitará tensión y habrá un poco más de risas- y además no voy a estar tan repeinado, por lo que mi imagen va a estar más cercana- -con mis canas- -a la de George Clooney. Un millón de euros por quince respuestas acertadas ¿El ambiente en el plató impone tanto? -Eso tiene su efecto en casa. Al concursante lo único que le impresiona son las preguntas y la cantidad de dinero que puede perder o ganar. En esta edición de ¿Quién quiere ser millonario? si aciertas las quince preguntas te llevas a casita un millón de euros. ¿Sabía que existe la profesión de concursante? -Y que incluso escriben libros contándolo. Los hay como los que participan en los programas de telerrealidad, esos que luego hacen una impresionante carrera paralela acudiendo a todos los platós contando su vida. Estos, por lo menos, tienen el mérito de que se preparan y estudian para saber de todo. Que exista la profesión de concursante al principio me sorprendió. Después me pareció que ir de concurso en concurso, ganando un dinerillo, es un negocio como otro.