Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 25 7 2005 79 Gemma Mengual, bronce con el equipo de sincronizada, cumplió su objetivo de ganar cuatro medallas Rafael Nadal vence en Stuttgart y establece, con ocho, un nuevo récord de títulos sobre tierra en una campaña Los fans de Schumi se mofan del asturiano En una de las tribunas del circuito germano, plagado por el color rojo de Ferrari, los seguidores de Michael Schumacher colocaron una pancarta muy peculiar en contra de la forma que tiene Fernando Alonso de celebrar sus triunfos, con los dedos hacia el cielo marcando el número correspondiente. La pancarta, de gran tamaño y escrita en inglés, rezaba lo siguiente: Schumi es el único y verdadero rey. Ha ganado 84 carreras. Alonso: ¿Cuántos dedos necesita Michael para mostrarte sus victorias? El corredor español no quiso dar importancia al mensaje lanzado por la grada y los aficionados del piloto alemán. Es consciente de que sus gestos de euforia y alegría cuando acaba victorioso un gran premio no ofenden a ningún rival. El piloto asturiano, además, valora mucho la figura del kaiser y respeta todo lo que ha conseguido a lo largo de estos años. Alonso celebra con sus mecánicos, subidos al muro, su sexta victoria, que el piloto marca con los dedos LO MEJOR LO PEOR EPA El carrerón de Juan Pablo Montoya, que acabó segundo pese a salir último no Montoya venía a por todas con la intención de que nadie le arrebatara el honor de ser segundo. Sus rivales eran el británico Jenson Button y el alemán Michael Schumacher, que protagonizaron un intenso duelo durante un buen número de vueltas, hasta que el piloto de BAR conseguía adelantar a un kaiser que suple las carencias del Ferrari con su tesón y su orgullo. Esa acción de Button fue decisiva ya que a falta de la segunda entrada en boxes le daba la opción de mantenerse en la zona del podio, teniendo en cuenta que Montoya, con mucho más combustible en el depósito de su McLaren, iba a tener el segundo lugar casi asegurado. Y así fueron las cosas hasta el final, con la única y grata sorpresa de que Fisichella surgió cual ave fénix y se colocaba a la estela del Ferrari de Schumi luchando por arrebatarle la cuarta posición y darle un punto más al equipo Renault en la lucha por el título de constructores. Alonso cruzaba la meta marcando el número seis con las dos manos, tal y como había prometido, y sumaba 10 puntos de oro para el sueño de ser campeón mundial. Por detrás, Montoya llegaba a toda velocidad cumpliendo una remontada histórica desde la última posición, y en tercer lugar el británico La mala suerte de Raikkonen en Alemania, donde no ha conseguido acabar una carrera Button se subía al podio por vez primera en toda la temporada, tras haber sido la revelación del año pasado. Giancarlo Fisichella fue cuarto por delante de Schumi, mientras que las tres últimas posiciones en la zona de puntos fueron para el Toyota de Ralf Schumacher, que llegó sexto, el Red Bull de Coulthard, séptimo, y el Sauber de Felipe Massa, octavo. El ovetense, eufórico, tiene muy cerca el título EPA El promedio de puntos, siete, del líder le haría campeón en Brasil aunque Kimi ganara todo P. F. F HOCKENHEIM. A Fernando Alonso le podrían sobrar los dos últimos grandes premios para proclamarse campeón del mundo de Fórmula 1. La fiabilidad del Renault ha sido una de las principales bazas del piloto asturiano, lo que le ha llevado a puntuar en todas las carreras (el cuarto puesto de Mónaco fue su peor clasificación) salvo en los compromisos de Canadá y Estados Unidos. Este comportamiento del coche le ha asegurado al piloto español una media de siete puntos por carrera tras las doce disputadas hasta ahora. Las carreras que restan Gran Premio de Hungría (Budapest) 31 de julio. Gran Premio de Turquía (Estambul) 21 de agosto. Gran Premio de Italia (Monza) 4 de septiembre. Gran Premio de Bélgica (Spa- Francorchamps) 11 de septiembre. Gran Premio de Brasil (Interlagos) 25 de septiembre. Gran Premio de Japón (Suzuka) 9 de octubre. Gran Premio de China (Shanghai) 16 de octubre. Esto significa que, de seguir así las cosas, Fernando Alonso podría convertirse en el primer piloto español en conseguir el Mundial de Fórmula 1 y lo podría hacer en el circuito Interlagos, en Brasil, aunque Kimi Raikkonen venciera en todas las carreras que restan por disputar. De todas formas, si también se atiende al promedio de puntos del piloto finés, el triunfo final de Alonso se adelantaría al Gran Premio de Italia en Monza, dentro de tres carreras. En este caso le sobrarían cuatro pruebas, lo que demuestra el dominio que ha ejercido este año.