Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad LUNES 25 7 2005 ABC Sexo y hombres Importancia del sexo. El 60 por ciento de los hombres españoles lo considera muy importante en su vida. Tan sólo un 5 por ciento no le da ninguna importancia. En Europa lo creen importante el 35 por ciento, y un 13 no lo ve así. Satisfacción. En España el 55 por ciento de los hombres hubieran deseado tener una vida sexual mejor, frente a un 46 por ciento de los europeos. Nostalgia. El 58 por ciento de los hombres echan de menos la vida sexual que tenían de jóvenes. Lo que más añoran es la frecuencia de las relaciones y la fuerza del deseo. Mejoras. Si pudieran mejorar algo en su vida sexual los españoles apostarían por relaciones más frecuentes y mayor espontaneidad para huir del sexo programado. Preocupaciones. Las cuestiones que preocupan sobre todo a la nueva generación de hombres vitalsexuales y a las que apenas dan importancia los no vitalsexuales son el conseguir dar el mayor placer a su pareja, responder en el momento del deseo y lograr que la edad no les impida disfrutar plenamente del sexo. Vitalsexuales. Francia tiene el mayor número de hombres vitalsexuales (60 por ciento) seguido de Reino Unido (49) Alemania (40) España (37) e Italia (35 por ciento) les es el estrés, los problemas de pareja, las enfermedades propias o de los más allegados y el miedo a no satisfacer o no cumplir las expectativas. Los vitalsexuales no esconden que utilizan diversos productos para mejorar su estilo de vida, para tratar de permanecer jóvenes y para revitalizar su vida amorosa. Buscan todos los medios necesarios y herramientas para lograr unas relaciones sexuales satisfactorias evitando elementos que puedan perturbarlas como el alcohol, el tabaco... Además, muestran una buena disposición para identificar sus problemas sexuales y la actitud ante los medicamentos que pueden solventar esos trastornos. Los hombres vitalsexuales no tienen reparo a la hora de reconocer que no han sido capaces de tener una erección en varias ocasiones (62 por ciento) algo que sólo confiesan el 19 por ciento de los hombres no vitalsexuales. Para subsanarlo no dudan en considerar la posibilidad de buscar y recibir un tratamiento adecuado para acabar con el problema, así como hablar de sus problemas con su pareja y con un médico. En este sentido, el informe constata una demanda de mayor información por parte de los hombres sobre los aspectos relacionados con las dificultades de erección. Por lo que se refiere a estos eventuales problemas, los españoles se sitúan en la misma línea que el resto de los europeos. Un 23 por ciento admite que en alguna ocasión se ha tenido que enfrentar a ello. No obstante, casi siete de cada diez aseguran que acudirían a su médico y se medicarían en el caso de experimentar dificultades. Maduros, activos y sexuales, la nueva generación de hombres ha llegado. Ahora sólo hay que encontrarlos... Una tercera parte de los españoles estarían considerados hombres vitalsexuales PEPE ORTEGA Mantienen una buena vida sexual después de los 40, con capacidad física para responder al momento y se preocupan sobremanera de satisfacer a su pareja. Son los vitalsexuales, una nueva generación de hombres que empieza a hacerse notar Por fin encontramos a Jacq s TEXTO: R. BARROSO MADRID. Ya han llegado. Están aquí y no vienen de Marte. Tienen más de 40 años, llevan una vida laboral y personal bastante activa, les preocupa sobremanera agradar y satisfacer sexualmente a su pareja y hacen todo lo posible para que su edad no les impida disfrutar del sexo. Ha nacido el hombre vitalsexual. Y no, no se trata de un anuncio (aunque por fin parezca que hemos encontrado a Jacq s) es el resultado del Estudio Internacional de Sexología Masculina que revela la existencia de una nueva generación de hombres, que mantienen una actitud abierta ante el sexo y para quienes tener una capacidad física en el momento oportuno se convierte en un aspecto básico. En España aún no son demasiados (un 37 por ciento) pero pone de manifiesto un importante cambio de actitud de los varones a partir de los 40. Más suerte tienen las francesas o franceses- -hoy conviene puntualizar- -donde seis de cada diez hombres son vitalsexuales. Le sigue Reino Unido (49 por ciento) y Alemania (40) mientras que Italia se sitúa dos puntos por debajo de los españoles (35 por ciento) El estudio confirma que el sexo importa. Y para algunos mucho. La mayoría de los españoles (60 por ciento) bien podrían hacer suya las palabras del célebre Woody Allen: Sólo existen dos cosas importantes en la vida. La primera es el sexo y la segunda no me acuerdo Algo en lo que no coinciden tanto nuestros colegas europeos, pues sólo el 35 por ciento lo considera algo muy importante en su vida. Ahora bien, preguntados por los últimos cinco años, más de la mitad de los hombres españoles confiesa que le hubiera gustado haber tenido una vida sexual mejor. No en vano, el 58 por ciento echa de menos la vida amorosa de la juventud (nostalgia que es menos acusada entre los no vitalsexuales) sobre todo en la frecuencia de las relaciones y en la fuerza del deseo. Teniendo en cuenta lo anterior no es de extrañar que a la hora de mejorar algo en su vida sexual apuesten por intensificar las relaciones y se muestren partidarios de la espontaneidad frente al sexo programado. los hombres que renuncian a seguir manteniendo relaciones por temor a fracasar Una actitud en la que nunca caería un vitalsexual, a pesar de verse bastante afectado por el estrés (48 por ciento) El truco, precisa Cabello, consiste en que convierten las relaciones sexuales en una alternativa al estrés El placer es cosa de dos Para este experto se está evolucionando en sentido favorable porque los hombres cada vez más se preocupan por atender las necesidades de su pareja, buscando el placer para ambos e interesándose por adaptarse al momento del deseo. Este es un fenómeno relativamente reciente, que favorece las relaciones sexuales más placenteras entre las parejas, menos separaciones y menos consultas a psiquiatras asegura Cabello. No en vano, lo que más influye en el apetito sexual de los españo- Hombres que hacen frente al miedo Activos y di vita intensa esta nueva generación de hombres también hace frente a algunos miedos: no saber satisfacer sexualmente a su pareja y no cumplir las expectativas. Algo que sólo preocupa a uno de cada diez españoles no vitalsexuales. Una actitud que, por otra parte, tiene su lado negativo al generar demasiada ansiedad en el hombre que siempre quiere estar a la altura de las circunstancias. Querer contentar a la pareja puede crear ansiedad sexual señala Francisco Cabello, doctor y miembro de la Academia Internacional de Sexología Médica, que precisa que cuando la cama se convierte en una meta en la que hay que llegar airoso y surge el miedo a dejar insatisfecha a la pareja, son muchos El hombre vitalsexual teme no satisfacer o no cumplir las expectativas de la pareja en el momento deseado Lo que más influye en el apetito sexual es el estrés, los problemas de salud y el temor a no estar a la altura