Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional LUNES 25 7 2005 ABC MERCEDES JIMÉNEZ Antropóloga y especialista en emigración de menores Crear centros en Marruecos va a potenciar la emigración de menores Crítica con los planes de construcción en el reino alauí de centros para menores que sean repatriados después de emigrar, Jiménez aborda el asunto en Las otras migraciones TEXTO: LUIS DE VEGA, CORRESPONSAL EN RABAT FOTO: JOSÉ LUIS ÁLVAREZ ¿Por qué emigran los menores? -Los menores inmigrantes son los nuevos protagonistas de los procesos migratorios en el panorama internacional y los más vulnerables de la globalización. En Marruecos, la migración de menores es el último eslabón de una compleja realidad social. Los menores que llegan a España proceden de los barrios periféricos de las zonas urbanas del norte y del centro (Tánger, Casablanca, Larache o Tetuán) o de zonas rurales donde existe una larga tradición migratoria (Beni Mellal, Kela Sragna, Er Rachidia) Es un fenómeno que comienza a mediados de los años 90. Hasta finales de 2002, los menores emigran principalmente como polizones en los barcos o escondidos en los bajos de los camiones, a excepción de los que emigran desde Tarfaya a las Islas Canarias, que sí utilizan la patera. Desde enero de 2003 comienza a aumentar el número de menores que llegan en pateras a las costas andaluzas. Esta sería una novísima variante, la paterización de la migración de menores. ¿Puede la educación frenar esta avalancha de menores? -En Marruecos el sistema escolar es deficitario. Una clave básica en la prevención de este fenómeno migratorio es la lucha contra el absentismo escolar y el abandono escolar. Además, la idea de buscarse la vida en España y encontrar un trabajo para ayudar a la familia es un elemento central en el discurso de estos menores y una motivación para emigrar. Los menores viven en una clara desprotección: niños y niñas de la calle, menores explotados laboral y sexualmente, niñas trabajando en el servicio doméstico en condiciones de semiesclavitud, menores emigrantes retornados sin garantías, hijos de madres solas, menores en zonas rurales sin acceso a servicios básicos, abusos y malos tratos, etc... ¿La situación en la que se encuentran ya en España es preocupante? -Sí. Diversos organismos nacionales e internacionales como las Naciones Unidas, el Comité de seguimiento de la Convención Internacional de Derechos del Niño, el Defensor del Pueblo, Amnistía Internacional o Human Rights Watch ya han mostrado al Estado español esa preocupación, fundamentalmente por carencias y demoras en la documentación de estos menores y en los retornos al país de origen efectuados sin garantías. ¿Cuáles cree que son las críticas que se le pueden hacer al Memorándum de entendimiento entre España y Marruecos para el retorno de menores? -El informe elaborado por SOS Racismo y el Colectivo Al Jaima, con el apoyo de la Subcomisión de Derecho de extranjería del Consejo General de la Abogacía española que lleva por título Menores en las fronteras, de los retorznos llevados a cabo sin garantías a los menores de origen marroquí y de los malos tratos sufridos constata el fracaso de ese memorándum. Dicho acuerdo es un instrumento insuficiente y limitado para afrontar esta realidad. En un cien por cien de los 28 casos de reagrupación familiar documentados en ese informe de 2004, se violaron los derechos fundamentales de estos menores. ¿Es una solución crear centros en Hay que ofrecer a los menores opciones distintas a las pateras dice Jiménez Marruecos? -Crear centros en Marruecos para atender a estos menores de forma individualiza y especializada será una forma de incrementar la migración de los chavales, que emigraran entonces para poder acceder a su vuelta a aquel trabajo educativo y pedagógico al que parecen no tener derecho antes de emigrar. Estos mecanismos de acción rápida premiarán esa migración precoz y potenciaran el papel de la migración como una forma de promocionar. ¿Qué solución propone usted? -El menor que emigra (que se juega la vida, no lo olvidemos) ha vivido ya una suerte de rupturas difíciles de remendar, para lo que se necesitará toda una vida. Por todo ello la apuesta debe comenzar un paso atrás, es decir, antes de la migración. El reto es crear entre España y Marruecos una línea de trabajo preventivo y de sensibilización sobre los riesgos de esta migración precoz. ¿Esta línea preventiva debe ser a corto, a medio o a largo plazo? -Una prevención a largo plazo, que mejore la situación en general de la infancia y la adolescencia en Marruecos, en temas laborales y educativos y que articule un sistema de protección de la infancia y un acceso normalizado a servicios sociales básicos (salud, educación, habitabilidad) Una prevención a medio plazo, interviniendo en las zonas de origen de estos chavales y de sus familias, con proyectos integrados e integrales que les permita una vida digna y un futuro esperanzador. Y una prevención a corto plazo, trabajando con los menores potenciales emigrantes para ofrecerles otras opciones posibles y reales, más que los ejes de un camión o una patera. Y con estos menores que ya están entre nosotros, el reto es protegerles, documentarles y crear políticas transnacionales que incorporen la movilidad de estos adolescentes y jóvenes. El reto es una campaña de sensibilización sobre los riesgos de esta migración precoz La canaria, séptima delegación española a la que Rabat impide entrar en el Sahara ABC LAS PALMAS. Las autoridades marroquíes impidieron ayer la entrada en El Aaiún a una delegación canaria formada por representantes de instituciones y colectivos ciudadanos que pretendía visitar el Sahara Occidental, informa Efe. Se trata de la séptima delegación española a la que Marruecos ha denegado la autorización para entrar en el Sahara con la pretensión de conocer la situación de los saharauis y el respeto de los derechos humanos en ese territorio. El grupo estaba integrado por ocho personas, entre ellas, un diputado del Parlamento de Canarias, un consejero del Cabildo de Gran Canaria, un concejal, representantes de asociaciones de derechos humanos y un profesor. Su intención era entrevistarse con representantes de movimientos ciudadanos, así como de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (Minurso) y autoridades de El Aaiún, y visitar a algunos de los presos internados en la cárcel.