Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Los domingos DOMINGO 24 7 2005 ABC A PLENO SOL Son de verano Todos los años la misma canción Además del Tour y las bicicletas, las canciones también son para el verano. Aunque puedan parecer distintas, hay muchos que lo dudan. Este año, el reggaetón le añade ardor (no guerrero, precisamente) al bailongo. El chiringo y la disco tienen dos rombos (o más) TEXTO: MANUEL DE LA FUENTE FOTOS: JULIÁN DE DOMINGO Y ARCHIVO estas alturas, nadie puede ya dudar de que el verano, y su fauna y flora parasitarias, es, en muchos lugares de España, una experiencia de tintes espeluznantes. Cuanto más calor, más se degrada la especie (sobre todo la humana) que de manera inversamente proporcional a la subida del termómetro se precipita en cascada en la pérdida de la dignidad y el amor propios. Más de medio país anda en taparrabos y en taparrabas y con unos innobles deseos de volver al árbol que hace milenios y milenios nos vio nacer. Y, por supuesto, no hay tormento sin su correspondiente banda sonora. Muchos siguen apostando por los marotos de las motos como el cancionero tradicional del estío, pero otros envidan y hasta se echan un órdago a la grande con la temida canción del verano. Porque sólo con la canícula un ser medianamente humano es capaz de soportar tales niveles de anorexia mental. Y no sólo se cantan, sino que también se bailan. Por llamarlo de alguna manera. Curioso el ser humano, cuanto más calor, más ganas de arrejuntarse, por rumbas, por bulerías, por salsas o como sucede ahora por reggaetones, esa hipertrofia del músculo músico- mental que practica hasta Shakira, aunque lo de ella es shaketón. Como quiera. Según algunas enciclopedias, recibe el nombre de canción del verano aquella o aquellas canciones comerciales que más impacto mediático causan en la sociedad durante los meses de verano. Suelen tratarse de canciones con estribillos pegadizos, muy bailables, y son las más difundidas con diferencia en todos los medios de comunicación audiovisual, así como en bares y discotecas. No existe ningún organismo que las designe oficialmente Por su parte, para el recordado Joaquín Luqui, la canción del verano nació probablemente en 1966 A Georgie Dann, un clásico. Como los chiringuitos, sólo abre en verano, pero siempre acaba haciendo su agosto con la Juanita Banana de Luis Aguilé. Ya saben, 1966, el turismo, las suecas y el landismo incipiente. El relevo, evidentemente, lo tomó Georgie Dann, aunque eso sí, siempre bien escoltado por grupos como Fórmula V, Los Diablos, Los Bravos, y unos cuantos espontáneos y, sobre todo, maletillas. Entre los profesionales hay dos opiniones bien diferentes sobre el origen de estas tonadillas. Para unos, las radios y las radiofórmulas tienen mucho que ver y que sonar en el asunto. Para otros, son como los chistes, pasan de boca en boca, de oreja a oreja, casi no se sabe de dónde han salido (mucho menos por qué) y van directamente al coche del más hortera del barrio que se pasea con ellas a todo volumen manzana para arriba, manzana para abajo. Ale y Vea, con fuego en el cuerpo en Backstage (calle de Jorge Juan, en Madrid) Sobre estas líneas, unos novatos. La cosa ya tomará cuerpo Según el recordado Joaquín Luqui, la canción del verano nació en el año 1966 con la Juanita Banana de Luis Aguilé Reggaetón: perros callejeros El reggaetón, mezcla de música afrocaribeña y ritmos de los negratas (la palabra es de Spike Lee) norteamericanos (rap, hiphop) no es sino el último hijo más o menos natural de la salsa, pero en explícito. En España la calentura también se ha convertido en fiebre. Pablo Vilches, de la discoteca madrileña Cats, asegura que el reggaetón es la última estación de la salsa, pero la salsa que se hace en Los Ángeles Salsa con muchísima más asúcar (y lo que no es asúcar) que la Bemba colorá de Celia Cruz. Alrededor de 800 personas el ochenta por ciento españoles y muy jóvenes añade Vilches, se citan los domingos en Cats para echarse unos dancin. Y si se lo quieren montar (o perrear, como dice el argot) en casa, también es fácil. En internet tienen jofainas y jofainas de salsa en www. salsea. com, www. mundoreggaeton. com, y www. reggaeton. com... y con discos como Gasolina! (sobre estas líneas, Taíno el nuevo rey reggaetoniano) tampoco les faltará el combustible: Si me acerco te toco la cinturita si te acercas te como la boquita las gatitas ya menean la colita. Gatas pa arriba, perros pa abajo al que no le guste que se vaya pa l carajo. Edificante. La onomatopeya mágica Una buena canción del verano necesita no sólo un estribillo facilón y pegadizo, sino también y a ser posible una palabra o una onomatopeya mágica: el de King África, el Pepepepepepe de Carlinhos Brown o el bimbó, bimbó de Dann. Además, incluso se puede hablar de dos tipos