Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 24 7 2005 Madrid 45 Concha Buika y Bebo Valdés ponen el punto y final al Alcalatinjazz El parque O Donnell de la ciudad complutense es el escenario escogido por la cantante mallorquina de origen guineano Concha Buika para presentar en compañía de su banda, un trío de jazz, su disco debut. Recital al que también se suman los ritmos flamencos, afrocubanos y rumberos del gran músico cubano Bebo Valdés. Estilos dispares para la clausura del festival alcalaíno Alcalatinjazz Recordando los pasos de Ruy González de Clavijo Cuatro expedicionarios, aficionados a la historia y la aventura, partieron ayer desde Cuatro Vientos para repetir la ruta que el primer madrileño ilustre, Ruy González de Clavijo, emprendió en 1945 a Samarcanda para establecer una alianza española con el emperador mongol Timur Langk. Durante su expedición el poeta madrileño escribió el diario de viajes Embajada a Tamerlán Comienza el horario de verano para las exposiciones del Círculo Con motivo del periodo estival, el Círculo de Bellas Artes anunció ayer la ampliación de los horarios de visita de las muestras Universo Mestizo -en la sala Picasso hasta el 18 de septiembre- -y El Quijote de Saura -en la sala Goya a partir del 27 de julio- Ambas exposiciones estarán abiertas de martes a sábado, de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00; y los domingos, de 11.00 y 14.00. Desde las señales de humo hasta los modernos teléfonos móviles, muchos han sido los inventos que agilizaron las comunicaciones. Pero ninguno fue tan visionario como el telégrafo. Cuando se cumple su 150 aniversario, el Museo Postal y Telegráfico repasa la historia de las transmisiones en una original y didáctica exposición Comunicación con puntos y rayas TEXTO: MABEL AMADO MADRID. Hace 150 años, el 22 de abril de 1855, se promulgó una ley que autorizaba al Gobierno a plantear un sistema complejo de líneas electro- telegráficas que pongan en comunicación a la Corte con todas las capitales de provincia y departamentos marítimos que lleguen a las fronteras de Francia y Portugal Comienza así la telegrafía eléctrica en España, uno de los inventos más destacados del siglo XIX que supuso un antes y un después en la transmisión de noticias y hechos. Por ese motivo, la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, con el asesoramiento técnico de la Asociación de Amigos del Telégrafo, ha inaugurado una didáctica exposición en el Museo Postal y Telegráfico (Montalbán, s n) Bajo el título 150 aniversario del telégrafo en España realiza un instructivo recorrido por su historia. Hasta septiembre, la sala muestra un centenar de piezas de la segunda mitad del XIX y principios del XX, entre las que figuran 66 aparatos telegráficos, 19 libros de la época, fotografías y mapas. La exposición está presidida por un gran retrato de Samuel Finley y Breeze Morse, inventor del sistema de puntos y rayas Lo que Dios ha hecho Como no podía ser menos, la exposición está presidida por un gran retrato de Samuel Finley y Breeze Morse, inventor del sistema telegráfico de puntos y rayas que lleva su nombre. Además, se recuerda el texto del famoso telegrama que envió en 1844 a través de la línea telegráfica entre Washington y Baltimore: Lo que Dios ha hecho Así, a través de un muestrario de cables submarinos, aisladores de cristal y porcelana, telégrafos de cuadrantes y eléctricos, voltímetros, galvanómetros y botellas de Leyden, esta exposición muestra la historia de un desarrollo tecnológico imparable que repercutió en todas las áreas y, especialmente, en el mundo financiero y en el periodismo. Y es que, con el cambio en la relación espacio y tiempo, la prensa dejó de hacer un periodismo de opinión para pasar al periodismo de información. No hay que olvidar que, hasta ese momento, la carta y las señales ópticas y acústicas eran los únicos sistemas de comunicación. Y si la primera mitad del siglo XIX estuvo marcada por el primitivo telégrafo óptico (inventado por el francés Claude Chappe) de uso exclusivo para el Gobierno y el Ejército, la segunda destacó por la implantación de la telegrafía eléctrica en todo el territorio y la apertura del servicio a la sociedad. En esta muestra se pueden admirar dibujos, fotografías, maquetas y paneles con utensilios y mobiliario utilizado en la telegrafía óptica. Además, diversas vitrinas muestran parte de la vestimenta del telegrafista de principios del XIX, diccionarios telegráficos y fraseológicos de 1836 y 1846 y un telégrafo eléctrico de Francisco Salvá, considerado el pionero de la telegrafía. Como recuerda esta exposición, con la llegada de la telegrafía eléctrica se construye la primera línea MadridIrún y se envía el primer telegrama, de uso oficial exclusivo, en 1854. Fue la transmisión del discurso de la Reina Isabel II en la apertura del Parlamento, que llegaría hasta París. Faltaría aún un año más para que el servicio se extendiese al público en general y ya en 1865 la red superaba los 11.000 kilómetro de líneas y 215 oficinas. Una gran repercusión que puede comprobarse en impresos de telegramas, estaciones telegráficas, un teletipo de las primeras décadas del XX, despachos telegráficos oficiales, cartas telegráficas... Morse perforador Aunque, sin duda, una de las piezas expuestas más originales es un Morse perforador, de 1870, cuya impresión sobre la cinta no se realizaba con tinta, sino a través de una pluma o estilete que rasgaba o perforaba el papel. También destaca un Traslator para Duplex Orduña, inventado por el español Carlos Orduña en 1879, que permitía la transmisión simultánea de dos telegramas por una misma línea. Toda una revolución en aquel momento. Además, los escolares pueden constatar en primera persona este desarrollo tecnológico gracias a una estación de Morse portátil, de principios de 1900, que ha sido puesta en funcionamiento para que los alumnos puedan realizar prácticas. Una rica y simbólica herencia que se aloja en los fondos del Museo Postal y Telegráfico. Esta muestra repasa la historia de un desarrollo tecnológico imparable que repercutió en todas las áreas El primer telegrama, de uso oficial exclusivo, se envió en 1854