Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional OFENSIVA TERRORISTA DE AL QAIDA ESTADO DE ALERTA EN LONDRES DOMINGO 24 7 2005 ABC La Policía sufre un serio revés al confirmar que el hombre abatido no era un terrorista Tony Blair expresa su pesar, pero da todo su apoyo a Scotland Yard en su operación b La Policía británica identificó a la persona que mató en la estación de Stockwell como Jean Charles de Menezes, un brasileño con residencia legal en el Reino Unido EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Una seria polémica se abrió ayer en el Reino Unido al confirmarse que la persona que fuerzas especiales de seguridad habían matado el viernes en la estación de metro de Stockwell, en un barrio al sur de Londres, no tenía ninguna relación con los atentados del pasado jueves. Se trata de un grave revés para el jefe de Scotland Yard, Ian Blair, que había asegurado el día anterior que el hombre estaba directamente relacionado con los ataques, y también para el Gobierno de Tony Blair. Scotland Yard comunicó su pesar por la tragedia ocurrida e indicó que la persona abatida es Jean Charles de Menezes, de nacionalidad brasileña y con residencia legal en el Reino Unido. La Policía sospechaba que se trataba de alguien vinculado con los cuatro atentados fallidos del jueves e intentó evitar que pudiera detonar una posible bomba que llevara adosada al cuerpo cuando entró en el metro. La propia Policía está investigando el caso y elevará un informe a la comisión independiente de quejas sobre la Policía. Una normativa interna de 2005 prevé el uso de armas contra posibles terroristas suicidas. El error ha sido duramente criticado por algunas asociaciones de musul- Dos agentes inspeccionan la casa donde ayer fue arrestado un sospechoso manes, pero también ha habido una reacción de apoyo a la Policía, encabezada por Tony Blair, para que el incidente no haga bajar la guardia a las fuerzas de seguridad en su persecución de los terroristas. El primer ministro fue informado en su residencia de fin de semana y uno de sus portavoces no pudo ocultar la preocupación de Blair. Poco después de que a media tarde de ayer Ian Blair asegurara a las cámaras de televisión que la investigación esta-