Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 24 7 2005 27 La Policía británica asegura que el hombre al que mataron el viernes no tenía relación con los atentados El gobierno cubano libera a la disidente Marta Beatriz Roque, aunque mantiene detenidas a 16 personas El golpe más grave El turismo, talón de Aquiles y fuente de riqueza Los atentados más sangrientos perpetrados en Egipto contra intereses turísticos en las últimas dos décadas son los siguientes: 1992. 26 octubre. Mueren tres turistas (un francés y dos estadounidenses) y cinco son heridos, tras ser alcanzados por los disparos de un integrista en el interior del hotel Semiramis de El Cairo. 1994. 26 agosto. Muere un niño español de 14 años; sus padres y una guía resultan heridos tras ser tiroteado un autobús en el Alto Egipto. 1996. 18 abril. Mueren 18 turistas griegos al ser tiroteados por terroristas de Gamaa Islamiya a las puertas del Hotel Europa, en El Cairo. La banda integrista aclaró en un comunicado que el ataque iba destinado a un grupo de judíos en represalia a los bombardeos de Israel contra Líbano. 1997. 18 septiembre. Nueve alemanes y un egipcio pierden la vida en un ataque con metralletas y bombas contra un autobús de turistas que se encontraba frente al Museo Egipcio, en la capital. 17 noviembre. Un total de 62 personas (58 extranjeros y cuatro egipcios) son asesinadas en Luxor, en la peor matanza integrista ocurrida en Egipto hasta entonces. Los seis terroristas, que fueron abatidos por la Policía, dispararon a quemarropa contra los turistas que visitaban el templo de Hatshesut y remataron a cuchilladas a algunos de los heridos. 2004. 7 octubre. Un atentado con coche bomba contra el hotel Hilton de Taba y otros dos artefactos en otros tantos automóviles en las localidades de Ras Shaitan y Tarabain, cercanas a la localidad egipcia de Nuweiba, también en el norte del Sinaí, causan la muerte a 38 personas, en su mayoría israelíes. 2005. 7 abril. Un artefacto explosivo en el mercado popular de Jan el Jalili, en el centro y corazón turístico de El Cairo, causa la muerte de dos turistas franceses y un estadounidense además de un ciudadano egipcio que pudo tratarse de un terrorista suicida. Hubo 18 heridos. 30 abril. Dos atentados casi consecutivos en el centro de El Cairo cuestan la vida a tres terroristas y causan heridas a siete personas, cuatro de ellas turistas. Restos de la explosión frente a la entrada del hotel Ghazala Gardens, ayer en Sharm el Sheij blemente quedan más cuerpos. Los cadáveres se amontonaban en el interior del hotel y quienes lograron sobrevivir corrían ensangrentados hacia la calle y hacia los lugares abiertos, alejándose de las ruinas. Apenas habían transcurrido unos segundos de la explosión del hotel cuando una bolsa cargada de explosivos estalló en un aparcamiento situado muy cerca del establecimiento. En esta explosión murieron al menos seis personas. La autoría de esta cadena de atentados se la atribuyeron las Brigadas Abdullah al- Azzam de la Organización Al Qaida en el Levante y Egipto. La Policía, sin embargo, indicó que todavía es demasiado pronto para conceder credibilidad a dicha reivindicación. También se atribuyeron los atentados una organización que se identificó como los Guerreros Sagrados de Egipto, que mediante un fax informó de los nombres de cinco personas que según este grupo cometieron los atentados. Esta reivindicación tampoco pudo ser confirmada. El último atentado de grandes proporciones que sufrió Egipto ocurrió el pasado mes de septiembre en el balneario de Taba, en el norte de la península del Sinaí, junto a la frontera israelí, y costó la vida a 38 personas, en su mayoría turistas. El atentado múltiple de ayer es el más grave de toda la historia de Egipto, un doloroso récord que hasta ahora tenía el atentado que ocurrió en Luxor en 1997 y en el que perecieron 58 personas. La Policía egipcia sospecha que los autores de estas carnicerías son extremistas islámicos que aprovecharon los ataques para enviar un mensaje inequívoco al presidente Hosni Mubarak, demostrando que tienen capacidad para golpear y causar mucho daño cuando se lo proponen. Y para subrayar este mensaje escogieron la jornada de la fiesta nacional egipcia. Algunos observadores relacionan el atentado con las reformas que el régi- AP men egipcio ha puesto en marcha de cara a las elecciones presidenciales que se celebrarán en septiembre próximo, y para las que el ejecutivo ha puesto condiciones muy extremas que en la práctica impiden que la cofradía de los Hermanos Musulmanes presente a sus candidatos. Visita del presidente El presidente Hosni Mubarak, que inspeccionó los lugares afectados, se dirigió posteriormente al país recalcando que no va a tirar la toalla en la lucha sin cuartel que mantiene con las organizaciones islámicas radicales, y especialmente con las que defienden o justifican el terrorismo. Ha sido una acción cobarde y criminal con la que se pretende socavar la seguridad y estabilidad, así como dañar a este pueblo y a sus huéspedes. Esto sólo conseguirá reforzar nuestra determinación para perseguir al terrorismo declaró Mubarak.