Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 24 7 2005 Nacional 21 La Sección de Homicidios y Desaparecidos de la Comisaría General de la Policía ha decidido replantear la investigación de la muerte de la joven viguesa Déborah Fernández, cuyo cadáver apareció en un arcén a los 10 días de su desaparición El secreto de Déborah TEXTO: PABLO MUÑOZ MADRID. Los agentes encargados del caso Déborah que en ningún momento han cejado en su empeño de resolver el crimen, creen que a lo largo de sus pesquisas se les puede haber escapado algún detalle. Después de hacer hasta la más pequeña comprobación, de haberse entrevistado con no menos de 200 personas, de incontables horas de estudio y de trabajo sobre el terreno, la investigación ha entrado en un punto muerto en el que apenas hay avances significativos. Sin embargo, la Policía no se rinde y los responsables de la Sección de Homicidios y Desaparecidos han decidido volver sobre sus pasos, poner el contador prácticamente a cero, recapitular y revisar cada dato, cada testimonio, cada prueba. De momento, ya se ha incorporado al caso una nueva inspectora de las que recientemente han sido destinadas a la Unidad, encargada de resolver, en colaboración con las plantillas locales, crímenes particularmente complicados. Es la primera vez que una investigadora trabaja en este suceso y se espera que pueda aportar una visión nueva, más fresca, además, desde luego, de una nueva sensibilidad sobre los datos que se puedan obtener: Unirla al equipo no es un capricho, hay determinados detalles que a un hombre se le escapan y que, sin embargo, ella puede valorar afirman fuentes de la investigación. nivel de circulación, que además es de doble sentido. Las comprobaciones de la Policía demuestran que un coche pasa por allí en un intervalo de tiempo que puede ir desde los diez segundos a no más de un minuto. Por tanto, quien se llevó a la joven apenas tuvo tiempo de actuar, lo que haría muy difícil la actuación de un desconocido que secuestrara a la chica, que además se hubiera resistido y gritado si hubiese sido asaltada. Tenía una cita En estas condiciones, y con los datos que se dispone, para los investigadores la única teoría verosímil sería que un conocido de la chica la estuviera esperando- -Déborah se había hecho ese día la cera en una peluquería porque tenía una cita- o que este allegado pasara por allí y la invitara a subir a su automóvil. La joven habría aceptado el ofrecimiento y, a partir de ahí, su recorrido es un misterio... Nunca más se sabe de ella hasta que diez días después su cadáver aparece en una cuneta de una carretera comarcal, ya muy cerca de Bayona y a 40 kilómetros del lugar donde fue vista por última vez. También el escenario donde aparece el cadáver tiene sus particularidades. El individuo que la abandonó eligió una vía poco transitada. Con su vehícu (Pasa a la página siguiente) Datos incontestables Apenas hay un puñado de datos incontestables. Sólo que Déborah sale de su casa entre las siete y las siete y cuarto de la tarde del 30 de abril de 2002 para hacer footing vestida con una sudadera y un pantalón de chándal; que poco después ve a su ex novio y a su prima en la playa de Samil, que habla con ellos un rato, y que a las nueve menos diez de la noche un vecino que también hace deporte la sobrepasa cuando la chica se encontraba a apenas 300 metros de su casa. Desde esa hora, nunca se la volvió a ver con vida. ¿Qué pudo pasar? Hay algún dato que ofrece pistas para aportar una versión verosímil. La carretera donde está la casa de Déborah tiene un cierto Por primera vez, una inspectora se va a unir al equipo de investigadores para aportar otra visión sobre las pesquisas Quien abandonó el cadáver en un arcén lo hizo con cuidado y tapó con unas ramas de helecho las zonas más íntimas de la joven