Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 24 7 2005 Nacional INCENDIO MORTAL EN GUADALAJARA LA DESCOORDINACIÓN ANTE LA CATÁSTROFE 15 Las últimas medidas adoptadas por el Gobierno han abierto un debate sobre la posibilidad de que el Estado reasumiera competencias transferidas a las Comunidades en materia de catástrofes ambientales. ABC ha realizado una encuesta al respecto entre juristas y naturalistas Quien tenga las competencias debe asumir su responsabilidad TEXTO: M. A. B. José Manuel Vera Profesor de Derecho Constitucional de la Universidad Rey Juan Carlos 1. Ésta u otra decisión no pueden adoptarse en un momento tan dramático. No estamos ante un problema de técnica jurídica o de reparto competencial, sino ante la posible descoordinación entre los ejecutivos español y castellano- manchego y la responsabilidad política concreta de cada uno de ellos en las actuaciones previas y posteriores al incendio (que hay catástrofes que, en cualquier caso, son muy complejas de evitar, a pesar de que se adoptasen todas las medidas del mundo) además de las posibles responsabilidades jurídicas que, imagino, estará instando la Fiscalía General del Estado. Ningún gobierno está a salvo de que sobrevengan estas catástrofes pero, como ya reconocía Maquiavelo, no debe dejarse guiar por la fortuna, por la suerte, y prever a priori las medidas a tomar, y llevarlas a la práctica con la mínima diligencia debida. 2. No tiene por qué. El Estado de las autonomías debe, por encima de todo, procurar un mejor y más rápido servicio a los ciudadanos. Con carácter general, esta pauta se cumple, aunque se produzcan disfunciones, como lamentablemente hemos podido comprobar. Es obligación de las diferentes administraciones públicas coordinar sus esfuerzos y colaborar entre ellas, y es también su responsabilidad si no lo hacen. Imaginando que la competencia perteneciera al Estado, nadie pondría en duda que éste, en caso de inundaciones, incendios u otras catástrofes, también habría de coordinar sus esfuerzos en medios materiales y humanos con las administraciones autonómicas, para hacer mucho más operativos unos efectivos que siempre serán escasos ante catástrofes de esta magnitud. 3. Evidentemente, cualquier iniciativa que pueda mejorar la coordinación, la eficacia y la gestión de las medidas a adoptar es bienvenida, siempre que su composición y competencias sean las adecuadas. De cualquier manera, en estos casos se pone en marcha un gabinete de crisis en Presidencia del Gobierno, encargado de coordinar las actuaciones entre las diferentes administraciones. Ahí juegan un importante papel las figuras de los delegados y subdelegados del Gobierno en las Comunidades autónomas. Cuestiones planteadas 1. ¿Que le parece que el Estado pudiera reasumir competencias transferidas a las Comunidades autónomas en materia de catástrofes ambientales como la del incendio de Guadalajara? 2. ¿Cree que las transferencias, en casos excepcionales como éste, restan eficacia a la respuesta? 3. ¿Qué opinión le merece que se ponga en marcha un Centro de Coordinación entre las diferentes administraciones? Juan Manuel Goig Profesor de Derecho Político de la UNED 1. Existen dificultades constitucionales. La Carta Magna, no obstante, obliga a las Comunidades autónomas a asumir sus responsabilidades en la materia con la mayor eficacia. El Gobierno sí puede ejercer funciones de control, pero no recuperar las competencias transferidas. 2. Que las competencias no estén concentradas en el Estado se hizo, precisamente, para que la respuesta ante este tipo de situaciones llegue a través de la administración más cercana, porque en teoría conoce mejor el medio. Ahora bien, no es de recibo que se abandonen esas atribuciones: por eso aludía antes a la responsabilidad de las Comunidades autónomas. 3. Me parece bien, siempre que ese organismo asuma exclusivamente la coordinación en la respuesta. En el caso de Guadalajara se ha visto que este aspecto ha fallado. en catástrofes como ésta yo decretaría el estado de excepción y procuraría que el problema se acometiera con todos los medios posibles. 2. Por supuesto que restan eficacia, como saldrá malparada, por ejemplo, la gestión de los parques nacionales. 3. Estoy absolutamente de acuerdo. Debería existir una especie de Defensor del Bosque con capacidades reales, es decir, que pudiera coordinar a Protección Civil, bomberos, voluntariado... Juan Carlos del Olmo Secretario general de WWF Adena 1. La defensa de nuestros montes debe atajarse con mecanismos claros, precisos y eficientes de coordinación entre las distintas administraciones, central y autonómicas, y entre los distintos organismos (consejerías y ministerios) y colectivos vinculados al uso del terreno forestal, a su defensa frente a daños ecológicos y a la concienciación de la ciudadanía, lo cual no pasa necesariamente por la devolución de las competencias. El problema debe abordarse desde una planificación integral que apueste por la prevención, y esto signifca que es necesario un mayor esfuerzo en la investigación de las causas de los incendios forestales; en la identificación y detención de los causantes; y en la efectiva aplicación del Código Penal. 2 y 3. No es necesario si se establecen protocolos de actuación precisos y se definen claramente las responsabilidades de las distintas administraciones y colectivos en materia de prevención, extinción, identificación de culpables y aplicación de penas. AFP Controlados los incendios de Extremadura ABC MÉRIDA. Los incendios forestales declarados el pasado jueves en las comarcas cacereñas de Los Ibores y Las Villuercas están controlados, según aseguró ayer el consejero de Desarrollo Rural, Francisco Javier López Iniesta, quien ordenó la desactivación del nivel 2 de alerta en la zona. Según las primeras estimaciones, el fuego ha quemado alrededor de 7.500 hectáreas de bosque mediterráneo. En la zona permanecen ocho bulldozers y once brigadas con camiones para limpiar los montes afectados y tratar de conservar las zonas verdes situadas dentro del perímetro que no fueron alcanzadas por las llamas. Por otra parte, los siete incendios registrados desde la noche del jueves en la isla de Gran Canaria han arrasado un total de 330 hectáreas, un 40 por ciento de ellas pertenecientes a una zona considerada Reserva de la Biosfera, informaron fuentes del Cabildo de Gran Canaria. El fuego fue extinguido a última hora del viernes, aunque todavía quedan rescoldos en la zona, por lo que los equipos de emergencia continúan realizando labores de enfriamiento. Ayer también se produjeron pequeños incendios en Marbella (Málaga) y en el Lago Sanabria (Zamora) que al cierre de esta edición estaban bajo control. Juan Martínez Decano del Colegio de Ing. Forestales 1. Me parecería bien si se aprovecharan los medios de cada comunidad. Sus técnicos están capacitados; quienes no están a la altura son los políticos, con esos celos absurdos. 2. Sin duda. La crisis de Guadalajara prueba una fatal descoordinación. 3. Sí. Nosotros presentamos alegaciones a la ley de Montes para que existiera una correa de transmisión entre todos. Hay pilares como la Educación, la Sanidad y el Medio Ambiente que deberían estar en manos del Estado. Joaquín Araújo Naturalista. Premio Global 500 de la ONU 1. En alguna ocasión ya he provocado grandes iras al asegurar que, en materia ambiental, no se debería haber transferido ninguna competencia. Ya sé que el centralismo es un arcaísmo político, pero es evidente que la gestión en este campo ha ido a peor desde que la tienen las Comunidades autónomas. En ecología, el todo y las partes no se pueden separar. Es más,