Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión DOMINGO 24 7 2005 ABC LA BURBUJA EN LA DUDA TIRAD A MATAR H AY que comprender que si unos policías ven a un hombre vestido con abrigo en pleno verano, saltándose una barrera y dirigiéndose a un tren en una estación de Londres le den el grito de Alto, policía y monten sus armas. Cabe aceptar que si el sospechoso tiene aspecto paquistaní como el de los terroristas de unos días antes, no se detiene y echa a correr para abordar un vagón en una estación próxima a otra en la que dos días antes un supuesto terrorista dejó una mochila explosiva, esa orden sea seguida de algún disparo intimidatorio. Pero no es fácil aceptar que los agentes derribaran contra el suelo al sospechoso y le dispaLUIS IGNACIO raran cinco veces casi a PARADA quemarropa según un testigo ocular. El trágico error humano del que habla Scotland Yard al informar de que el hombre abatido a tiros por la Policía no está relacionado con los atentados de Londres es comprensible. Pero no lo es que el comisario jefe intente justificar la conducta de sus agentes diciendo que se enfrentan al mayor desafío que nunca han tenido y a amenazas desconocidas hasta ahora. Cuando pide comprensión por parte de todas las comunidades del Reino Unido no puede estar dirigiéndose a los magistrados que habrán de juzgar un homicidio cuyas eximentes o atenuantes no pasan por la legítima defensa ni la prevención de un crimen. Disparar a la cabeza y no al pecho o las piernas no impide que un sospechoso accione unos explosivos que hubiera hecho detonar antes si hubiera sido un terrorista suicida. Mientras las leyes no sean reformadas ante la indefensión pública que ha provocado el terrorismo- -ayer sin ir más lejos hubo otro criminal atentado en Egipto en el que se registraron más de 90 muertos- -no está permitida la caza del hombre ni tirar a matar sin que ronde por la mente de cualquier mente razonable que existe la figura de asesinato extrajudicial. Hay que evitar que, en la lucha contra el terrorismo, la primera víctima sea la democracia: es lo que los terroristas quieren. ABC Y SUS LECTORES Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es El límite entre el interés informativo de una foto y el respeto a la intimidad de las víctimas que puedan aparecer en las imágenes viene siendo desde hace mucho tiempo motivo de debate en los medios de comunicación. El pasado martes, la hermana de Luis Solano, una de las víctimas del incendio de Guadalajara, nos hacía llegar en nombre de su familia, lectores habituales de ABC, la siguiente carta: Desde el dolor más profundo les escribo para re- cordarles lo que significa el respeto a los que ahora sufrimos la pérdida de un familiar, nuestro hermano Luis. No se imaginan cuánto dolor y cuánta desazón nos han producido las fotografías publicadas en su diario, especialmente la de la página 10. Llevamos cuarenta y ocho horas esperando los resultados de la identificación de los cuerpos para celebrar el funeral y entierro de nuestro hermano, este trámite nos evitará el reconocimiento visual de su cadáver, pero gracias a ABC nos hacemos una idea... Y mientras tanto seguimos esperando A la Dirección de ABC sólo le cabe pedir disculpas a la familia por la desafortunada publicación de esa fotografía que, efectivamente, y en contra de la costumbre habitual de este periódico, traspasaba los límites razonables de la información. En relación con el mismo incendio, LUIS ROA POLO, ex agente forestal de la Comunidad de Madrid, escribe para rendir homenaje a sus ex compañeros muertos en Guadalajara y para aclarar que los fallecidos no eran, como tituló ABC, 11 agentes forestales En realidad murieron dos agentes forestales (agentes medioambientales según el nombre que reciben en Castilla- La Mancha) don Alberto Cemillán y don Pedro Almansilla, que era el coordinador provincial de los agentes forestales de Guadalajara, uno de los mejores profesionales en extinción de incendios forestales que tenía toda Castilla- La Mancha. Y murieron también nueve miembros del Retén de Extinción de Incendios Forestales con base en Cogolludo. Los agentes forestales son cuerpos policiales propios de las comunidades autónomas que tienen como principal competencia la persecución de los delitos ambientales y las infracciones ambientales administrativas, la investigación de las causas de los incendios forestales, etcétera. Los retenes de extinción de lucha contra incendios forestales, en la mayoría de los casos, están formados por personal contratado únicamente para los meses de verano y constituidos, en general, por gente de campo, insuficientemente pagados y en mu- chas ocasiones con una excelente preparación y experiencia en la extinción de incendios. Los que murieron en ese incendio tenían larga experiencia en su mayoría y eran magníficos profesionales en su totalidad Sin salir del tema del incendio, FRANCISCO LANZA se lamenta de que se ha hablado de bomberos, guardias forestales, voluntarios, vecinos, aviones... y en ningún momento se ha nombrado a los paracaidistas de Alcalá de Henares que allí estuvieron. Una vez más, como en la mayoría de desastres naturales, el Ejército estuvo presente prestando su ayuda de forma callada y eficaz, y, una vez más, se le ignora La ironía de Prada Algunos lectores se dirigieron ayer, por diversos medios, a la Redacción del periódico indignados por la publicación del artículo de Juan Manuel de Prada, titulado Manipulaciones burdas sobre las víctimas de la Guerra Civil. Por su parte, la Dirección de ABC lamenta la confusión que haya podido causar la fina ironía empleada por nuestro colaborador a lo largo de su artículo para expresar sus ideas.