Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión DOMINGO 24 7 2005 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil BARREDA, ENTRE LA ESPADA Y LA PARED L presidente de Castilla- La Mancha volvió a ser abucheado ayer en su visita a la zona cero de la tragedia, donde mantuvo una reunión con los alcaldes de la comarca del Alto Tajo. La dimisión de su consejera de Medio Ambiente no parece haber calmado a los afectados, que siguen recordándole la sensación de desatención que sufrieron durante muchas horas en pleno acoso del fuego y la caótica manera en la que gestionó el dispositivo de emergencia. Y debe aceptar las críticas, pues van en el cargo. Un presidente que no sepa aceptarlas no puede estar en el cargo. Es evidente que José María Barreda se encuentra entre la espada y la pared, enojado quizá también con el Gobierno central por la manera en que desde La Moncloa se ha pilotado el día siguiente de la catástrofe, estrategia que ha terminado por dejar a la intemperie al mandatario regional. Parece como si temiera convertirse en el próximo fusible que el Ejecutivo de Zapatero piensa desconectar ante un hipotético avance de las críticas y la indignación hacia terrenos gubernamentales. La mejor alternativa del presidente castellanomanchego es no dilatar ni un día más las explicaciones que debe a los ciudadanos. E TERRORISMO GLOBAL RAS el nuevo atentado integrista en la localidad egipcia de Sharm el- Sheij, que se ha saldado con al menos noventa muertos y dos centenares de heridos, Al Qaida vuelve a poner de manifiesto que nadie escapa a su visión apocalíptica del mundo, salvo aquellos que acepten la sumisión a una interpretación fundamentalista del credo musulmán y la eleven a la categoría de ley absoluta, en el orden personal, civil y político. Todos son objetivos de su violencia: monarquías corruptas, regímenes autoritarios, estados árabes aconfesionales, países en transición democrática y, por supuesto, sociedades occidentales. En 1997, los integristas asesinaron a 58 turistas en Luxor. En octubre pasado, con un atentado muy similar al de ayer, acabaron con la vida de 34 turistas, en su mayoría israelíes que celebraban la fiesta del Sukot, que conmemora el éxodo del pueblo judío. El terrorismo fundamentalista se ha ensañado otra vez con Egipto, país árabe, mayoritariamente musulmán, pero aliado de Occidente, precursor de las relaciones diplomáticas con Israel y uno de los tutores del precario, pero sostenido, proceso de paz en Palestina. Egipto no tiene tropas en Irak- -veredicto de condena tan asumido por algunos sectores de las opiniones públicas europeas- donde el secuaz de Bin Laden, el terrorista jordano Al Zarqaui, secuestró y asesinó a su embajador. En Egipto no tienen sitio las explicaciones diletantes difundidas en Europa sobre la culpa de Occidente, pero sí las que subrayan la aversión del fundamentalismo musulmán a todo proceso de modernización, pues no en vano fue en Egipto donde, en la segunda década del siglo pasado y tras la supresión del califato, surgió la primera organización integrista y germen de la yihad, los Hermanos Musulmanes, quienes en 1981 acabaron con la vida del emblemático presidente Anuar el Sadat. A la hora de que las civilizaciones dialoguen y se alíen, como volvió a proponer en China el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, será importante tener estos datos históricos en cuenta, sobre todo para saber si hay que dialogar y aliarse con los musulmanes demócratas y pacíficos o con los musulmanes fanáticos y violentos T que los matan, como en Sharm el- Sheij o en Bagdad. Si realmente es necesario- -que lo es- -distinguir entre unos y otros para no demonizar al mundo musulmán en su conjunto por el terrorismo integrista, habrá que optar firmemente por el apoyo a los procesos de paz y apertura que, tímidamente, se están produciendo con esa rúbrica de la primavera árabe Y este compromiso exigirá también apoyar a los gobiernos árabes que luchan contra el terrorismo integrista- -sin que esto suponga silenciar los abusos que se cometan ni blanquear sus muchas y graves carencias democráticas- -y dejar de deslegitimar esos procesos de apertura institucional por el hecho de que hayan tenido como ocasión y, en buena parte, motivo el derrocamiento de Sadam Husein. Entonces, si sucediera así, lo más probable es que en vez de esa ilusoria alianza de civilizaciones se acabara implantando, por necesidad de supervivencia, una alianza de demócratas contra terroristas. Entre tanto, el balance de muertes causadas por el terrorismo integrista crece imparablemente. Su más reciente mapa de atentados abarca desde Estados Unidos al sudeste asiático, pasando por Europa, África del Norte y central y Oriente Próximo. Londres vive en estado de alerta permanente, y de ahí la psicosis colectiva de temor que invade a sus habitantes (objetivo prioritario de los terroristas) que termina por afectar a los protocolos de seguridad ante la excepcionalidad de la situación. Quizás ése sea el motivo del trágico error que Scotland Yard cometió con el hombre abatido a tiros el viernes en el metro, que, según reconocían ayer fuentes policiales, no estaba relacionado con la réplica del 7- J que se produjo el pasado jueves. Una investigación habrá de determinar las responsabilidades que puedan derivarse de esta fatal equivocación. Es preciso que la disposición de los gobiernos ante el futuro esté marcada por la responsabilidad que les incumbe en la defensa de sus ciudadanos. El futuro que nos ofrece Al Qaida es una larga guerra terrorista, indiscriminada y sin cuartel, que ningún Estado democrático debe aceptar como inevitable, aunque la lucha contra el fundamentalismo violento va a exigir un nivel creciente de sacrificio que algunos se niegan a asumir. José María Barreda H. FRAILE CASTRO PAGA CON MÁS REPRESIÓN IN novedad en La Habana. La última redada de Fidel Castro contra la disidencia cubana terminó con dos decenas más de presos políticos en los calabozos de la isla, porque es así como cualquier petición de democracia y libertad suele terminar en Cuba. A nadie debe extrañar que sea ésta su respuesta ante una manifestaciónpacífica de ciudadanos. Si acaso, al Gobierno español, que fue el que promovió un cambio de postura en la UE respecto a la última dictadura de América, que puso fin a las sanciones diplomáticas que Bruselas había impuesto al régimen. Así, incrementando la represión, paga los favores Castro, que interpreta estos gestos complacientes como un triunfo suyo y el sometimiento del resto de la comunidad internacional a su política. No sería extraño que los socios europeos comenzasen a pedir explicaciones al Ejecutivo español por el gol que le ha colado. Lo peor es que estos errores restan crédito a España en un foro, la UE, que termina pasando factura a quien le mete gratuitamente en problemas. Mientras, Castro ríe desde el Palacio de la Revolución. ERRORES EN EDUCACIÓN juzgar por las muchas críticas que ha suscitado, parece poco justificado el triunfalismo de la ministra San Segundo al presentar el proyecto de Ley Orgánica de Educación. Desde el ámbito profesional se resalta la ambigüedad en materia de suspensos y de repetición de curso. Las familias se sienten ninguneadas los sindicatos reclaman más atención al profesorado e incluso las más politizadas organizaciones de estudiantes anuncian huelgas en octubre. La Iglesia califica el texto de inaceptable porque la asignatura de Religión queda relegada a un segundo plano al no tener carácter evaluable ni computable; y además se prevé un estatuto para los profesores que contradice la jurisprudencia reiterada del Tribunal Supremo. En fin, el PP (que presentará una enmienda a la totalidad) destaca la grave tendencia del proyecto a favorecer que surjan diecisiete sistemas educativos distintos, una cuestión de máxima gravedad en la circunstancia actual del debate autonómico. En definitiva, ni diálogo, ni consenso ni buen entendimiento con los sectores afectados: no es difícil adivinar S A que nos espera un otoño caliente en el ámbito educativo. El artículo 27 de la Constitución, uno de los más discutidos en el proceso constituyente, deja abiertas casi todas las posibilidades a la hora de regular el derecho a la educación y la libertad de enseñanza. Todos los gobiernos han procurado sistemáticamente dejar su huella en un terreno tan delicado, del que depende la formación humana y académica de las generaciones futuras. Según los datos objetivos, la Logse condujo al nivel más bajo en los resultados de nuestros escolares. En el marco de una fuerte contestación, los gobiernos populares intentaron- -mediante la Ley de Calidad- -encauzar un problema que alcanza ya serias dimensiones, pero es notorio que el enfoque partidista predomina una vez más sobre el interés general. Es de temer que la ley nueva reproduzca vicios ya conocidos. Malas perspectivas para la educación en España, sujeta a vaivenes políticos que un país moderno y ambicioso no se puede permitir. Hay tiempo para alcanzar un acuerdo, pero por ahora el talante deja mucho que desear según la opinión unánime de la comunidad escolar.