Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 SÁBADO 23 7 2005 ABC Internacional La Policía británica abate a un sospechoso en una jornada de constantes redadas Blair asegura que el hombre muerto tenía relación directa con los atentados del jueves b Scotland Yard difundió las fotografías de los cuatro terroristas que pusieron las bombas, tomadas de las cámaras de vigilancia del metro y del autobús atacado EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. En una frenética jornada a la caza por Londres de los terroristas de los atentados del jueves, la Policía mató por la mañana a un sospechoso, relacionado con esas explosiones fallidas, que no respondió a los requerimientos de los agentes y que se precipitó al interior de un metro. A primera hora de la tarde, Scotland Yard difundió las fotografías de los cuatro terroristas que pusieron las bombas, tomadas de las cámaras de vigilancia del metro y del autobús atacado, en una llamada a los ciudadanos a aportar cualquier posible dato sobre ellos. Durante el día se realizaron registros en al menos cuatro casas de Londres y se detuvo a dos personas; una de ellas fue puesta en libertad poco después. La Policía ha asegurado que tres de las bombas del jueves, de las que sólo estallaron los detonadores, iban en mochilas y eran de tamaño similar a las del 7- J. La cuarta estaba alojada en una caja. El material explosivo también era de parecidas características. Las Brigadas Abu Hafs al Masri han reivindicado este nuevo atentado, como hicieron hace quince días. Se estima que los cuatro terroristas iban en misiones suicidas y que huyeron al no poder hacer explotar sus bombas. La Policía no ha establecido por ahora relación entre las dos células. La explicación del fallo de los explosivos podría encontrarse en que fueron preparados por una sola persona sin buen conocimiento de cómo elaborarlos o en que, teniendo la misma procedencia que los del 7- J, se habrían deteriorado con el paso del tiempo. El sospechoso de colocar una bomba en el autobús de la ínea 26 en Hackney Road AFP El presunto terrorista suicida de la estación del metro londinense de Warren Street AFP Uno de los supuestos kamikazes corre por la estación de Oval Un testigo presencial aseguró a la BBC que la Policía disparó cinco veces contra el sospechoso y que lo hizo casi a quemarropa. Sky News indicó después, citando fuentes de la investigación, que la persona no llevaba explosivos. Posibles reacciones a esa actuación policial esperarán a conocer una versión más completa. Por lo pronto, el Consejo Musulmán Británico exigió la pronta clarificación del hecho. Una comisión independiente lo investigará. Los servicios de seguridad montaron un dispositivo especial en el área de Brixton, al sur de Londres, donde ha venido habiendo indicios de radicalismo islámico. Richard Reid, conocido como el terrorista del zapato y el AP Imagen del cuarto terrorista cuando iba hacia Shepherd s Bush AP Permiso para matar En su comparecencia ante los medios de comunicación, el jefe de Scotland Yard, Ian Blair, no dio detalles sobre la identidad de la persona fallecida ni sobre la manera en que se habían producido los hechos. Únicamente indicó que estaba directamente relacionado con los atentados del día anterior y que cuando se le dio el alto rehusó seguir las instrucciones de quienes le perseguían desde que había salido de casa. Dado el grave peligro que pueden suponer los miembros del comando terrorista, la Policía ha dado a sus agentes la autorización de disparar a matar si creen que un sospechoso se dispone a detonar una bomba. jamaicano Germain Lindsay, suicida del 7- J, por ejemplo, habían asistido tiempo atrás a una mezquita del barrio. Ese dispositivo llevó a la vigilancia de un hombre que no atendió al alto de los agentes, entró en la estación de metro de Stockwell, saltó el torno de entrada y se dirigió a un vagón. La Policía ordenó a los pasajeros que salieran y agentes en traje de paisano dispararon y mataron al sospechoso. En Stockwell, precisamente, había tomado el metro el terrorista que el jueves hizo estallar el detonador de su bomba en la inmediata estación de Oval. Más tarde, en el mismo barrio se realizó una detención de alguien que la Policía asegura estar vinculado tam- bién con la trama. Las fotografías difundidas de los terroristas, tomadas prácticamente a la misma hora, les muestran por separado y en general se aprecia bastante bien su rostro. Al que puso la bomba en el metro de Oval se le ve abandonando deprisa la estación, con una camiseta con las letras New York El del autobús de la línea 26, que llevaba una camiseta con un dibujo de palmeras y un gorro musulmán, aparece de pie en la parte superior del autobús. También al de Warren Street se le filmó abandonando la estación, mientras que el de Sheperd s Bush fue captado en la estación donde tomó el metro, con su mochila a la espalda.