Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 23 7 2005 Nacional 21 Las familias recurrirán ante el Supremo la absolución del profesor de kárate b La abogada critica que no se creyera a las niñas pese a que existían dictámenes de tres instituciones públicas y siete psicólogos que certificaban que no mienten ABC B ARCELONA. Lara Padilla, la abogada de tres de las cuatro alumnas que supuestamente sufrieron abusos sexuales por parte de su profesor de artes marciales, anunció ayer que recurrirá la sentencia absolutoria, que considera absolutamente injusta ante el Tribunal Supremo, porque ese es el deseo de los padres de las niñas, aunque su esperanza en la Justicia está aún por debajo de los mínimos que ya tienen los ciudadanos en general La letrada manifestó que otra sala de la Audiencia de Barcelona distinta a la sección segunda no hubiera dictado una sentencia absolutoria. Evidentemente, existen otras salas que, con las mismas pruebas, hubieran dictado un fallo distinto ha declarado la letrada, que recordó que la sección segunda es conocida por sus resoluciones polémicas En noviembre pasado, este tribunal permitió que un violador, al que no se le había prorrogado la prisión provisional por error, estuviera en libertad dos meses mientras la policía protegía a sus dos víctimas las 24 horas. En 2003 la misma sala responsabilizó a un paleta de quedarse tetrapléjico en un accidente mientras absolvía al empresario, y en 1998 condenó a cuatro años de cárcel a un joven por tenencia ilícita de explosivos, pese a admitir en la sentencia que el chico, aficionado a la espeleología, iba a utilizarlos para abrirse paso en una sima durante una excursión. La llegada de los detenidos a la comandancia de la Guardia Civil provocó algunas escenas de tensión JAVIER CARRIÓN Centenares de manifestantes vuelven a convertir Jumilla en una olla a presión Los seis detenidos por los disturbios del martes, en libertad con cargos b Un grupo de integrantes de Demo- cracia Nacional, grupo de tendencia ultra, protagonizó un altercado con los vecinos, que les acusaron de aprovecharse de la situación GUILLERMO HERMIDA JUMILLA. La localidad murciana de Jumilla respiraba ayer una calma tensa. El municipio se asemejaba a una caldera a punto de estallar, como así evidenciaba su blindaje por parte de las Fuerzas de Seguridad ante la previsión de que se reprodujeran los incidentes del pasado martes. Los mensajes de móviles, internet y centenares de pasquines fotocopiados fueron pasando de mano en mano llamando a la concentración. A las ocho de la tarde, y en respuesta a las dos manifestaciones convocadas, empezaron a congregarse centenares de personas ante el cuartel del la Guardia Civil reclamando seguridad y la puesta en libertad de las seis personas detenidas por su participación en los disturbios del martes, cuando decenas de personas tomaron al asalto las dependencias municipales. Ante el cuartel de la Benemérita, un grupo de manifestantes desplegó una pancarta con el lema Problemas no, soluciones, sí. No a la violencia A medida que avanzaba la tarde, decenas de vecinos de la localidad se sumaban a la concentración y aumentaba el clima de tensión que no ha abandonado a esta localidad murciana desde comienzos de semana. Media docena de jóvenes de Democracia Nacional, grupo de tendencia ultra, exhibieron una pancarta, lo que elevó un grado más la tensión con los vecinos, al producirse un pequeño enfrentamiento con éstos, que les repro- chaban que habían acudido a la manifestación para aprovecharse de la situación generada en Jumilla por el clima de inseguridad. Por fortuna, el incidente no fue a más, quizá porque el municipio estaba tomado por las Fuerzas de Seguridad: 39 efectivos del Grupo Rural de Seguridad de la Benemérita, otros 20 efectivos del Grupo Lince, a los que se sumaban los 10 agentes de la Benemérita del puesto de Jumilla, así como un helicóptero que sobrevolaba la localidad desde primeras horas de la tarde y numerosos vehículos Patrol de la Guardia Civil. Durante el desarrollo de la manifestación, familiares y amigos de los detenidos exigían su puesta en libertad. De hecho, ayer fueron detenidas otras dos personas que, tras ser trasladadas a las dependencias de la Guardia Civil, prestaron declaración ante la juez titular de Jumilla, María del Mar Azua. Horas después, quedaron en libertad con cargos. En esta misma situación están los otros cuatro arrestados el jueves: L. A, G. de 60 años; J. A. R. de 19; F. J. M. T. de 25 y una mujer, A. G. de 45 tras prestar declaración ante la juez. Intranquilidad El alcalde de Jumilla, Francisco Abellán, señaló que los daños ocasionados durante los disturbios del martes superan los 30.000 euros. Añadió que la población se encuentra intranquila y que algunos comercios están cerrando antes de la hora al tiempo que hizo un llamamiento a la normalidad porque el municipio está muy controlado Indignación Mata a golpes a su padre tras discutir con él porque maltrataba a su madre EP BILBAO. Un hombre de 38 años, natural de la localidad alavesa de Arraia- Maeztu, J. M. D. C. fue arrestado en la noche del jueves por un presunto delito de homicidio tras autoinculparse de provocar la muerte de su padre a golpes, con el que había mantenido una fuerte discusión en la vivienda familiar por un presunto maltrato de la víctima a su esposa. Según la Ertzaintza, fue hacia las once de la noche del jueves cuando tuvo conocimiento de la muerte de un vecino de 74 años y residente en el municipio de Maeztu. El cuerpo del anciano fue hallado en la cocina del domicilio y presentaba diversas lesiones a la altura de la cabeza. En ese momento, una patrulla de la Policía Vasca que se había dirigido al lugar contactó con el hijo del fallecido, el cual se autoinculpó de la muerte. Según indicó a los agentes, tras mantener una discusión con su padre, al parecer motivada por un presunto maltrato de éste hacia la madre del ahora arrestado, comenzó a golpearle en la cabeza con sus manos, provocándole la muerte. El fallecido había sido denunciado horas antes del crimen por maltratar e insultar a su esposa y madre del homicida. Según confirmó la Policía Vasca, el mismo día del parricidio, a las tres de la tarde, el hijo avisó a la Ertzaintza porque su padre estaba profiriendo amenazas a la madre. La abogada aún no entiende como no se ha dado credibilidad a la versión de las niñas, pese a que existían dictámenes de tres instituciones públicas y siete psicólogos diferentes que certificaban que las menores no mienten Padilla ha negado que existieran contradicciones en sus declaraciones, pues más allá de los detalles, cuyo recuerdo puede variar dos años después de los hechos, el núcleo de los abusos, las vivencias que tuvieron las niñas, persisten en todas su declaraciones ha asegurado. También criticó la diferencia de trato que el tribunal dispensó a Francisco C. S. de 49 años, a quien permitió sentarse junto a su abogada en lugar de hacerlo en el banquillo de los acusados. En cambio, las presuntas víctimas tuvieron que declarar delante de su profesor sin una mampara de protección.