Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional SÁBADO 23 7 2005 ABC El atentado de ayer, con una pequeña carga de cloratita, supone un nuevo golpe al tejido empresarial La vuelta de la kale borroka está siendo paulatina, con ataques a los partidos, sobre todo a sedes del PSE taciones convocadas para hoy en las tres capitales vascas en protesta por la muerte del terrorista Imanol Gómez. Tras la ola de violencia callejera que ha desencadenado esa muerte, el Gobierno vasco considera que hay un claro riesgo de que se cometa un delito de enaltecimiento del terrorismo y de que se produzcan incidentes de orden público y ataques a bienes Desde el accidente del etarra se han producido quemas de contenedores por encapuchados en Guecho, San Sebastián, Elorrio, Bilbao y Abadiño, además de la quema de un autobús en la capital donostiarra y de diversos enfrentamientos con la Ertzaintza. Por su parte, la presidenta del PP en Guipúzcoa, María José Usandizaga, afirmó que el repunte de violencia callejera es la respuesta que el entorno de ETA- Batasuna da a quienes pretenden tenderles una mano En su opinión, la banda terrorista se ha envalentonado desde que el Gobierno insiste en hablar de diálogo como medio para lograr la paz Estado en que quedó el autobús quemado en San Sebastián la noche del jueves por unos encapuchados de la kale borroka EFE El rebrote de la kale borroka coincide con la muerte del etarra Imanol Gómez ETA atenta contra una empresa de Guernica, cuyo propietario es del PNV b Tras la ola de violencia callejera, la consejería de Interior cambia de actitud y prohíbe cuatro manifestaciones de protesta por la muerte del terrorista en Francia M. LUISA G. FRANCO BILBAO. ETA volvió ayer a atentar contra intereses empresariales al hacer estallar un artefacto de escasa potencia en la empresa de Guernica Construcciones Intxausti propiedad de un miembro del patronato de la Fundación Sabino Arana, Carmelo Intxausti. El atentado, que coincidió con un repunte de la kale borroka tras la muerte en accidente de tráfico en Francia del etarra Imanol Gómez, confirma la reorganización de un frente de lucha que permaneció cerrado durante casi dos años por la firmeza de la Ertzaintza y de las Fuerzas de Seguridad del Estado durante los gobiernos del Partido Popular. Abierta por el Ejecutivo socialista la vía del diálogo para intentar conseguir el final de ETA, la organización terrorista vuelve a mantener activos sus dos frentes tradicionales de lucha: los atentados que perpetran los miembros de los comandos y la kale borroka un entramado de violencia que sus artífices consideran de baja intensidad aunque han llegado a provocar muertes, en ataques como el que tuvo lugar en 1987 contra la Casa del Pueblo de Portugalete y que costó la vida a la militante socialista Maite Torrano. Parte de la estrategia terrorista La quema de autobuses y contenedores ha sido durante muchos años la base de la kale borroka que llegó a profesionalizarse tanto hace unos años que era capaz de provocar el caos en una localidad y desaparecer fulminantemente sin que la Ertziantza lograra practicar detenciones. Todo eso quedó desmontado tras las sentencias judiciales que consideraban esa actividad como parte de la estrategia del terrorismo etarra, lo que terminó con la impunidad en la que se había desarrollado hasta entonces. En el País Vasco se considera que además del acoso policial, el hecho de que las familias de los menores fueran obligadas judicialmente a hacer frente a los daños causados constituyó un duro golpe para un entramado muy extendido entonces. La vuelta de la violencia callejera se está produciendo de forma paulatina y coincidiendo con la sentencia de la Audiencia Nacional que condenó a una veintena de jóvenes por asociación ilícita y no por terrorismo. Primero fueron ataques a sedes de partidos, especialmente del PSE, a pesar de lo cual esta formación política no está realizando declaraciones contundentes contra este mundo. El secretario general del PSE, Patxi López, manifestó a ABC en junio, cuando coincidieron varios ataques contra sedes de su partido, que no hay que buscar más explicaciones a la vuelta de la kale borroka que el que antes se detuvieran a sus cabecillas y ahora se hayan reorganizado. Un operario arregla los daños causados por una bomba ayer en Guernica El atentado de ayer, en el que estalló una pequeña carga de cloratita en una empresa de construcción, es un nuevo golpe al tejido empresarial vasco, después de que el pasado día 13 ETA atentara contra la mayor inversión extranjera en la comunidad. El artefacto estaba colocado en los bajos de un edificio de viviendas, cuyos residentes fueron desalojados. La composición de la bomba era similar a la de los cuatro artefactos que estallaron hace poco más de una semana en la central térmica de Boroa, en Amorebieta, localidad con fuerte implantación del PNV. Se da la circunstancia de que el propietario de Construcciones Intxausti es una persona tan cercana al PNV TELEPRESS que forma parte del patronato de la Fundación Sabino Arana. Este partido arremetió ayer contra ETA, al igual que lo había hecho tras el ataque a la central de Boroa, considerando que el tejido empresarial contra el que atenta ETA es uno de los pilares sobre el que se asienta el desarrollo y bienestar de nuestra sociedad y que la organización terrorista es el escollo que está frenando nuestro desarrollo También ayer el Departamento vasco de Interior cambió de actitud ante la kale borroka por la que el PP había pedido el día anterior al consejero Balza mayor diligencia y previsión y dictó dos resoluciones en las que prohíbe la celebración de cuatro manifes-