Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Espectáculos VIERNES 22 7 2005 ABC VIERNES DE ESTRENO Coproducción Federación de Cines de España Roberto Álvarez participa en el rodaje de Callas y Onassis El actor Roberto Álvarez (en la imagen) conocido por su intervención en la serie Ana y los siete participa en el rodaje de la coproducción Callas y Onassis una miniserie en la que también intervendrá Helio Pedregal. Rodada en formato cine y diseñada como una gran producción, se rueda estos día en Roma y visitará distintas ciudades de Italia, como Trieste, Ansedonia o Sperlonga. La venta de entradas se podrá conocer en tiempo real La Federación de Cines de España ha puesto en marcha una central de datos que permitirá conocer la venta de entradas en tiempo real. La iniciativa surge tras el acuerdo alcanzado con las principales compañías de gestión informática de tickets, ServiCaixa y TICESA. Es la primera fase de un ambicioso proyecto que permitirá también la realización de estudios útiles para mejorar el sector. entrevista a Pablo Llorca, director de cine Me gusta que en mis filmes estén presentes los sentimientos El director de La espalda de Dios (2002) regresa ahora con una película ambientada en la RDA de los sesenta, con espías y confidentes mezclados en el horizonte infinito del amor JOSÉ EDUARDO ARENAS MADRID. Aséptico en su visión de lo que deben de ser los personajes de una película, con una exposición de los hechos (las historias) sin concesiones y riguroso en el detalle- -como buen amante del arte en todas sus vertientes artísticas- Pablo Llorca se ha ganado el apelativo de cineasta con tan sólo cinco títulos: Venecias (1989) Jardines colgantes (1993) Todas hieren (1998) La espalda de Dios (2000) y La Cicatriz que llega hoy a las pantallas y, a buen seguro, le reportará nuevos seguidores. Para conseguir semejante coherencia en un trabajo como éste, el multifacético director ha contado con los actores y actrices Angela Puch, Ludovic Tattevin, Joan Keary, Santi Olmo y Hans Martin Hamdorf. -Ha estudiado Historia del Arte, porque en su momento no pudo ha- cer otro tanto con el cine, y se ha pasado la vida entre el comisariado de exposiciones (en el Reina Sofía también llevó durante dos años el Ciclo de cine y Casi cine además de hacer crítica de arte y filmar películas. ¿Cómo surge su nuevo trabajo entre tal vorágine? -Todos los medios son interesantes y con todos se pueden crear cosas. En esta ocasión, me dieron una beca para escribir un guión en Alemania, a cambio de que la historia fuera alemana. Como no sé alemán, decidí que los personajes En La fueran extranjeros cicatriz dentro de la propia quería narrar Alemania. Pensando, una historia recordé una historia de los años sesenta, la con de los espías- Romeo, personajes que eran los espías calculadores que el por entonces je- A TENER EN CUENTA La cicatriz está hecha sin concesiones, impregnada del tono personal de su director, que sorprende con algunos fragmentos apasionantes y otros desgarradores, propios de los filmes de espionaje, que suelen arrastrar a la traición La trama está inspirada en algunos casos reales: el caso de los espías- Romeo será el hilo argumental en el que se entrecruzan historias de amor fe del servicio secreto de la RDA pensó que fueran hombres atractivos y cultos, entrenados para seducir secretarias que tenían acceso a información confidencial. Ésa es la base. ¿Qué le interesa más a la hora de contar algo? -En La cicatriz narrar una historia donde los personajes fueran calculadores. El personaje del hombre tiene primero una estrategia que es la seducción para obtener información, pero donde los sentimientos también cuentan. Se ve inmerso en una situación con la que no contaba al principio, como es el enamorarse. Ella lo hace todo por amor. Lo que me gusta es que los sentimientos estén presentes. ¿Cómo se logra ser un independiente, venerado por sus seguidores, tener una espléndida página en internet y no dejarse seducir por alguna major tan necesitadas como están de talentos? -Me gusta este sistema. Hago mi trabajo con mucho esfuerzo. Cuado se quiere algo en la vida, es racional y entra dentro de lo posible- -no es una locura- se consigue. Manteniendo la independencia y creyendo en las películas que haces, se consigue terminarlas. Me planteé rodar mis filmes a lo largo del tiempo. Son películas que cuestan más que el rodaje, porque todo son preparaciones largas y calculadas. Y con equipos pequeños, por eso los rodajes suelen ser también largos. ¿No le interesa el vídeoarte como forma de expresión? -Me interesa todo lo que sirva para expresarse, aunque en mi caso prefiero contar historias con las películas. ¿De dónde le viene esa perfección a la hora de compactar las distintas historia de un filme? -Planifico mucho, la verdad. En principio, creo que si las cosas se prevén salen mejor, lo que no quita que se pueda improvisar. Creo en una base consistente antes de rodar. -Tengo entendido que dentro de unos días empieza a rodar Uno de nosotros no puede estar equivocado -En cuatro días. Es una mezcla de muchas cosas, con una trama central en la que cuenta que el Diablo se enamoró hace años de la corresponsal de televisión en Oriente Medio, pero se asustó en su segunda cita al temer enamorarse, ya que, si sucedía, se podía destruir. Años más tarde llega a Madrid para convencer a la chica de que vuelva, pero ella ya está casada, es madre de dos hijos, dirige un programa de televisión y no lo ve claro. A partir de ahí los personajes van apareciendo y viajando a través del tiempo y el espacio.