Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 7 2005 49 MAÑANA EN ABCD LAS ARTES Y LAS LETRAS Una gran potencia Entreguerras Filmoteca Española Beethoven Estados Unidos, el último imperio Elias Canetti, el Nobel sefardí, de cuyo nacimiento se cumplen cien años, dejó una huella imborrable y una obra imprescindible para entender toda la complejidad del siglo XX, de fenómenos como las masas y el atavismo humano El siglo XX fue el de EE. UU. que comenzó con su irrupción como una joven potencia militar, económica y cultural y terminó con un enigma que se proyecta hacia las próximas décadas: ¿logrará el imperio americano conservar su liderazgo mundial? Fiesta en la factoría Bauhaus La Bauhaus fue el motor de muchas de las más interesantes manifestaciones artísticas y vitales del periodo de entreguerras. Su espíritu fue el del racionalismo, pero el grupo fundado por Gropius tuvo también un lado lúdico que se muestra ahora en Barcelona Una entrada de cine para Don Quijote El Quijote ha traspasado más de una vez la frontera entre el papel y el celuloide. En los fondos de la Filmoteca Española se guardan muchos materiales que ilustran la evolución de la quijotesca en el Séptimo Arte y que estos días se exponen en Madrid El día que cambió la música En 1805 Beethoven estrenó en Viena su Tercera Sinfonía punto de inflexión de un nuevo orden musical. Ahora llega a España en DVD la película que la BBC produjo en 2003 reconstruyendo ese momento decisivo de la historia de la música Cesc Gelabert lleva la danza contemporánea a los Veranos de la Villa El coreógrafo catalán mostrará sus nuevas obras, Psitt! Psitt! y Caravan b La compañía Gelabert- Azzopardi presentará sus dos nuevas composiciones en el Centro Cultural de la Villa de Madrid los próximos 23 y 24 de julio AITOR RIVEIRO MADRID. Erik Satie y Duke Ellington compartiendo escenario. Ésta es la propuesta que la compañía Gelabert- Azzopardi hace para el ciclo de danza de los Veranos de la Villa, según expusieron ayer Cesc Gelabert y Lydia Azzopardi- -directores artísticos de la compañía- -en la presentación de las obras Psitt! Psitt! y Caravan que serán representadas mañana y el domingo. Psitt! Psitt! nace de la lectura de los comentarios al margen que el compositor Erik Satie incluía en sus partituras, las indicaciones de carácter con las que buscaba influir en la actuación de sus intérpretes. Para Gelabert- -creador de ambas obras- -es una pieza muy luminosa, con profunda calma. Es como un dry martini entra muy suave Caravan está basada en la obra homónima del jazzista Duke Ellington y relata los encuentros entre dos personas, sin historia, sin pasado ni futuro en palabras del coreógrafo. Lydia Azzopardi resaltó el interés JAZZ Veranos de la Villa Concierto de Barbara Hendricks and Magnus Lindgren Quartet. Lugar: Conde Duque. Fecha: 20 de julio UNA NOCHE SOSA LUIS MARTÍN U Gelabert y Azzopardi ABC que para ambos tenía cambiar el planteamiento usual de una sola creación larga por él de dos obras independientes más cortas, dando al público una nueva sensación. Con dos obras puedes proponer dos cosas diferentes explicó. na noche fina, pero insulsa. Con la música vestida de gasa y tul, como el fondo escénico, de rayas horizontales, que dominaba la visión de los espectadores. Con la misma megafonía delicada que anunció que, en cinco minutos, comenzaría la función. Con modales exquisitos y entregados, en lo que al concierto concierne, a un desarrollo repleto de naderías y ademanes conservadores. Hace algunos años, Barbara Hendricks entregó a su fonográfica un par de discos de espirituales que, en Francia, le valieron el sobrenombre de La voz celestial Menos tiempo tiene el proyecto de estándares jazzísticos que, ahora, después de recalar en diversos lugares de la geografía española, han terminado endosándonos en Madrid. En esta ciudad, en música popular, nos dan siempre los restos; lo que los demás han tenido antes e, incluso, han jurado no volver a programar. Este año, primero, fue el Womadrid; ahora, la soprano Barbara Hendricks y su visión del cancionero popular americano. El acompañamiento del cuarteto del saxofonista Magnus Lindgren hace que en este espectáculo sean dos las generaciones que ponen sobre la tarima sus argumentos. Ella, de Arkansas y educada en el palomar que Jennie Tourel instaló en la Julliard School; ellos, de Suecia y ganadores Hendricks, en el Conde Duque EFE del primer premio para grupos noveles en la edición de 2000 del Festival de Jazz de Getxo. Y hay que reconocer que el respaldo de esta gente es, en ocasiones, el jugo del concierto, y los espacios que desarrollan en solitario, el pretexto que a la Hendricks le sirve para descansar un ratito Las ocurrencias de Magnus Lindgren en la flauta en la ellingtoniana Caravan tuvieron la sustancia de un max- mix de Paul Horn e Ian Anderson, y las del pianista Mathias Algotsson, escasos argumentos en Mood indigo El resto del temario fue mezclilla, sobre todo, del catálogo de Rogers y Hart: My funny Valentine This can t be love Elegante, justo es reconocerlo, fue la versión a dúo entre la Hendricks y el pianista, de Solitude y muy sugerente la de Bess, you is my woman now de la ópera Porgy and Bess Lo verdaderamente importante, sin embargo, es que la ponderada y fina exhibición de capacidades escuchadas careció por completo de interés. Y no es que se tratara de un mal concierto; sí, en cambio, de una pura anécdota.