Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 7 2005 33 La consejera de Transportes ve manipulación del Consejo de Estado en su resolución sobre los taxis El PP impide la reprobación contra Ana Botella planteada por PSOE e IU en el Pleno del Ayuntamiento Esperanza Aguirre se reunirá con Rodríguez Zapatero el 1 de agosto en La Moncloa Protesta de los vecinos por la actuación policial en la Plaza de la Villa Presentadas 3.000 firmas contra el arboricidio en el Paseo de Virgen del Puerto b Ecologistas en Acción regis- tran un escrito, alternativo al de los vecinos, en el que exigen ser informados de los detalles del soterramiento de la M- 30 MIGUEL DOMINGO GARCÍA MADRID. No más coches en la M- 30 rezaba una de las pancartas, Artesanos en Recoletos decían las otras. Eran dos manifestaciones totalmente diferentes, que coincidieron ayer, a las once de la mañana, en la Casa de la Villa. Una de ellas la convocaba la Plataforma de Artesanos, que pedía recuperar su mercado de Navidad en el paseo de Recoletos. Los otros, eran los vecinos del Paseo Virgen del Puerto (del distrito de Arganzuela) que salieron de nuevo a la calle a protestar por la tala de árboles que el Ayuntamiento realizó el miércoles en su calle. Nada que ver una con otra, pero se unieron para engrosar el apenas centenar de personas convocadas allí. Los vecinos se volvían a movilizarse tan sólo un día después de la trifulca que protagonizaron con la Policía, cuando intentaron impedir la tala haciendo de escudos humanos frente a las grúas y las podadoras. Después de ser separados de los troncos, los ánimos se calentaron y agentes y vecinos la emprendieron a empujones y golpes, con un resultado de cinco heridos (tres de ellos policías) y cuatro detenidos, uno ya en libertad. Esta vez, no hubo gritos, ni silbatos, aunque, por si acaso, sí los rodearon una veintena de municipales y tres furgones antidisturbios de la Policía Nacional. De vez en cuando, alguien alzaba la voz: ¡Gallardón al pa- redón! Pero sin que nadie le siguiera. No todos los que se congregaron bajo el lema del arboricidio eran vecinos. Les acompañaban miembros de Ecologistas en Acción y de la Plataforma contra la ampliación de la M- 30 que aprovecharon para repartir sus pasquines de protesta. No será tampoco la última vez que se movilicen, ya que esta nueva plataforma virtual de ciudadanos contra la tala ha convocado para mañana, a las ocho de la noche, una nueva concentración en la acera donde aún quedan acacias Más de 3.000 firmas registradas El portavoz de Ecologistas en Acción, Juan García, presentó ayer en el registro municipal las 3.100 firmas conseguidas el día anterior en contra de la tala indiscriminada así como dos escritos- -uno en nombre de la ONG y otro de los vecinos- -en los que se quejan de la bochornosa actuación policial y solicitan ser informados de los detalles del proyecto de la M- 30. En ellos también se recuerda que en 1991 ya se consiguió paralizar la tala de estos árboles ante la construcción de un aparcamiento subterráneo con la promesa de la entonces concejal de Medio Ambiente, Esperanza Aguirre. Los vecinos reiteraron que su intención había sido, ante todo, la de pedir información, pero que ningún responsable municipal se dignó a presentarse allí, ni siquiera hubo un plazo de alegaciones al proyecto, lo que demuestra la prepotencia del alcalde Hemos tenido que enterarnos por la oposición del por qué de la tala, dijo Juan García: Aquello fue un acto de provocación y una chapuza. Los vecinos nos sujetamos bastante CHEMA BARROSO en la que exigían al alcalde el cese inmediato del concejal de Seguridad, Pedro Calvo, por ordenar la actuación de la Policía, y de José Luis Morcillo por infringir el reglamento de la Policía y por insubordinación a sus superiores: los tres ediles socialistas y de IU. Finalmente, la moción no llegó a debatirse Hubo momentos muy peligrosos, que podían haber causado un altercado con peores consecuencias en la asamblea municipal, ya que, según alegó la Secretaría, los dos grupos habían superado el máximo de iniciativas que se pueden presentar- -seis- Esta interpretación del reglamento provocó las críticas de las portavoces de la oposición, Trinidad Jiménez e Inés Sabanés, que acusaron al alcalde de cobardía política por zanjar el asunto sin siquiera debatirlo. Antes del Pleno, ambas portavoces coincidieron ya en calificar la intervención de la Policía de agresiva y brutal y arremetieron contra el alcalde y Calvo por haberla decidido de forma unilateral e ilegal Esto no va a quedar así concluyó Jiménez.